Cómo Acabar con los Piojos Definitivamente: la Guía Completa

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (10 votos)
Loading...
Piojos-guia

Una tarde, Andrea volvió del cole con una notita de su profesora alertando de la presencia de piojos en algunos compañeros de clase y noté que se rascaba mucho la cabeza.

De repente me asaltaron muchas dudas, ya que nunca antes había visto un piojo de cerca, así que no sabía si lo iba a reconocer y mucho menos, si iba a saber cómo tratarlos para acabar con ellos.

Después de buscar mucha información y ponerme manos a la obra para ponerle solución al problema, decidí escribir esta guía para ayudarte a resolver todas tus dudas que seguro que te han asaltado como a mí me asaltaron en su día, y evitar que los piojos te traigan de cabeza, nunca mejor dicho.

Si quieres saber todo lo que me resultó útil, no te pierdas la guía que he preparado: sabrás reconocer los piojos, aprenderás las mejores maneras de acabar con ellos y descubrirás cómo evitar que vuelvan. ¿Lo vemos?

Lo que encontrarás en esta Guía contra los Piojos

Con la elaboración de este artículo he querido profundizar el conocimiento de los piojos y liendres, saber como se contagian, cómo detectar si tienes piojos, cómo combatirlos, que hacer para prevenir su aparición y terminar con algunos mitos sobre los piojos.

Dado que es bastante extenso y puede que tengas alguna necesidad concreta, he incluido aquí un pequeño índice para que puedas ir directamente a la parte que más te interese.

  • Qué son los piojos. Si quieres saber cómo son los piojos, que aspecto tienen, que diferencia hay entre piojos y liendres, cuál es su ciclo de vida, cómo se alimentan, … Una base fundamental para entender cómo combatirlos.
  • Cómo saber si tengo piojos. Si crees que puedes tener piojos pero nunca los has visto, te contaré cómo comprobar de forma sencilla si tienes piojos.
  • Cómo acabar con los piojos. Si necesitas acabar con los piojos, en esta sección te doy algunos remedios naturales contra ellos y te explico cómo usar una liendrera.
  • Cómo prevenir los piojos. No conozco ningún método para eliminar los piojos para siempre. En cualquier momento podrían volver a aparecer. Por eso, aquí te doy unos consejos para prevenir la aparición de los piojos.

¿Qué sabes de los piojos? Conoce bien a tu adversario

Si alguna vez has visto piojos, podrás identificarlos, y si sabes cómo actúan y su forma de propagarse, entenderás cuál es la mejor forma de combatirlos.

Los piojos son insectos ovalados, cuyo tamaño se asemeja a una semilla de sésamo, que habitan en las cabezas de los humanos.

Pediculus humanus capitis

Para alimentarse y poder vivir, succionan pequeñas cantidades de sangre del cuero cabelludo varias veces al día, y para reproducirse, ponen sus huevos en el pelo, que tardan aproximadamente unos 8 días en salir.

Este es el primer punto en el que puedes respirar, ya que, para tu tranquilidad, los piojos no transmiten enfermedades.

El piojo suele vivir entre 30 y 40 días, y durante su vida pasa por tres fases: liendre o huevo, larva y piojo adulto.

Pediculus humanus development numberedblackwhite

Cada piojo hembra puede poner unos 300 huevos a lo largo de su vida, y los pone en el pelo, muy cerca del cuero cabelludo, con una sustancia pegajosa y resistente al agua que los hace difíciles de despegar.

Estos huevos, llamados liendres, son de color blanquecino y las puedes encontrar más fácilmente cerca de la nuca y detrás de las orejas.

Puedes confundirlas con caspa o con otros residuos del pelo, pero podrás distinguirlas precisamente porque, al contrario que la caspa, no son nada fáciles de despegar.

La liendre tarda en madurar entre 6 y 9 días, a partir de los cuales se libera la larva, que tiene el mismo aspecto que un piojo adulto pero bastante más pequeño, ya que tiene que desarrollarse hasta llegar a su fase adulta.

Human head louse egg

Cuando han nacido los nuevos piojos, los cascarones de los huevos, generalmente de color amarillo o blanquecino, siguen pegados al pelo, y a medida que el pelo va creciendo, se van alejando del cuero cabelludo, pero generalmente, no se caerán solos.

Los piojos tienen 6 patas y no tienen alas, con lo que no pueden volar ni tampoco saltar, y su forma de desplazarse es a través del pelo, sujetándose a él, y pasando de una cabeza a otra por contacto directo entre ellas.

Male human head louse

Los niños en edad escolar, sobre todo los que tienen entre tres y diez años, son sus candidatos preferidos, no porque a los piojos les guste más su pelo que el de los adultos, sino por los hábitos de los más pequeños. Es muy común que los niños pequeños estén más concentrados en las aulas, están más acostumbrados a mantener un estrecho contacto físico, juntar sus cabezas y compartir todo tipo de utensilios personales, por lo que el riesgo de contagio entre ellos es mayor.

De hecho, los contagios pueden ser más frecuentes entre las niñas, debido a su costumbre de jugar muy juntas y de intercambiarse gorros y gomas de pelo.

Pediculus humanus capitis

Pero ésto no significa que se queden sólo en la cabeza de los más pequeños, ya que es frecuente que los papás y mamás los cojan al acercar sus cabezas a la del pequeño infectado, al abrazarlo por ejemplo.

Puedes llegar a pensar que hay más casos que hace unos años, pero la realidad es que, acabar con los piojos se ha vuelto más difícil debido a que no se dispone de todo el tiempo y paciencia necesarios para acabar con ellos de forma exitosa.

Por eso, es muy importante que te armes de paciencia y seas insistente hasta que no encuentres ni rastro de estos pequeños parásitos.

¿Cómo saber si tienes piojos?

El primer síntoma que te puede hacer sospechar de la presencia de piojos es el picor en la cabeza, ya que al alimentarse, perforan la piel del cuero cabelludo e inyectan una sustancia que es la que provoca el picor.

Si ves a tu hijo rascarse la cabeza de forma inusual, sospecha y ponte manos a la obra.

Como consecuencia de este picor, puedes encontrar que el cuero cabelludo esté más irritado o que tu niño tenga más problemas para dormir, ya que a los piojos no les gusta la luz y son más activos en la oscuridad.

Lo primero que tienes que hacer es examinar entre el pelo, separando mechón a mechón y observando la posible presencia de estos parásitos. Necesitarás una buena fuente de luz, y si puedes, ayúdate de una lupa para facilitar la búsqueda.

Puedes buscar también la presencia de huevos blancos o amarillos pequeñísimos, pegados al pelo cerca del cuero cabelludo. La zona que más les gusta es cerca del cuello y detrás de las orejas, por ser sitios calentitos y óptimos para que los huevos se desarrollen.

Tengo piojos. ¿Cómo acabo con ellos?

Puedes Usar Un Producto para Tratar los Piojos

Hay un montón de productos en el mercado a los que puedes recurrir para eliminar los piojos, como champús, lociones…etc. También existen en el mercado productos para el tratamiento preventivo, por lo que si ya hay piojos en el pelo, asegúrate de elegir un producto específico para acabar con ellos y no para prevenir su aparición.

Si aplicas un tratamiento preventivo cuando ya hay piojos, lo único que vas a conseguir es aumentar su resistencia, por lo que te va a costar más tiempo y, por tanto, más esfuerzo acabar con ellos.

Es muy importante que sigas las instrucciones del prospecto y realices exactamente lo que está especificado en el producto: si es loción probablemente tendrás que aplicarla sobre el cabello seco, si es champú igual tienes que dejarlo actuar unos minutos…

Es esencial que respetes el tiempo de aplicación del producto, la forma de aplicarlo y fíjate si tienes que repetirlo al cabo de unos días.

Conviene que tengas en cuenta además, que estos productos solamente pueden reducir el número de piojos vivos, pero probablemente no los eliminen completamente, y tampoco podrán eliminar las liendres en la misma aplicación, por estar en fases distintas de su ciclo de vida.

Niño con champú

Puedes Recurrir a Remedios Caseros

Si no quieres utilizar productos con insecticidas, siempre puedes recurrir a remedios caseros que han funcionado y siguen funcionando.

  • Ajo y eucalipto contra los piojos: Pela los dientes de una cabeza de ajo, pártelos por la mitad y ponlos a macerar en medio litro de alcohol de 96º junto con veinte hojas de eucalipto en un recipiente cerrado durante 25 días. Transcurridos los 25 días, cuela el líquido para separar los restos del ajo y eucalipto y mézclalo con medio litro de agua destilada, o en la dosis justa en el momento de la aplicación (por ejemplo, si se van a utilizar 50 mililitros de esencia de ajo y eucalipto, mezclalo en el momento de la aplicación con 50 mililitros de agua destilada y conserva el resto). Coloca la solución en un pulverizador y rocía completamente la cabeza del niño, empapándola y colocando un gorro de baño para aumentar la efectividad de la solución. Tras media hora, tienes que quitar el gorro y lavar como de costumbre, pasando por último la liendrera, para quitar todos los piojos posibles y liendres. Para una mayor efectividad, deberías repetir la operación un par de veces por semana, al menos durante quince días, para acabar con todos los piojos en todas sus posibles fases de vida.
  • Remedio con aceite de oliva para los piojos: Para asfixiar a los piojos, basta con aplicar 4 cucharadas de aceite de oliva sobre la cabeza, y cubrirla con una gorra de ducha, dejándola puesta unas cuatro o cinco. A continuación, tienes que lavar el cabello de forma habitual, y pasar la liendrera, mechón por mechón, para ir quitando los piojos. Te conviene repetir la operación dos o tres veces por semana, al menos durante quince días, para asegurarte que las liendres que había cuando comenzaste el tratamiento ya han nacido y se han convertido en larvas.
  • Aceite de árbol de té para eliminar los piojos: Tienes que mezclar algunas gotas de aceite del árbol del té en el champú antes de lavar, para eliminar los piojos. Puedes lavar el pelo a diario o con la frecuencia habitual.En una semana irás notando la mejoría, pero debes continuar con esta operación al menos durante 15 días para acabar con los piojos en sus distintas fases, los adultos y los que están por salir cuando inicies el tratamiento.
  • Eucalipto y limón para acabar con los piojos: Hierve varias hojas de eucalipto durante 15 minutos en un litro de agua. Luego, agrega el jugo de un limón. Aplicalo en el cabello mediante suaves masajes y dejar actuar durante 30 minutos.Después, pasa la liendrera mechón por mechón para quitar todos los piojos y liendres posibles. A continuación, lava el cabello como de costumbre. Repite la operación un par de veces por semana, durante al menos, quince días.
  • Remedio con vinagre de manzana y tomillo:Para poner en práctica este remedio y librarte de los odiosos piojos, tienes que mezclar media taza de vinagre de sidra de manzana y 8 gotitas de esencia de tomillo. A continuación, tienes que masajear con esta preparación la cabeza, colocar un gorro de plástico y dejar puesto un par de horas para ahogar a los piojos. Pasado ese tiempo, tienes que quitar el gorro y pasar la liendrera, mechón por mechón, para quitar todos los piojos y liendres posibles. Repite esta operación, por lo menos, a los diez días para lograr una mayor efectividad.
  • Remedio con vinagre de manzana para desprender las liendres de los piojos:El vinagre de manzana es muy bueno para desprender las liendres del cabello, ya que su acidez disuelve la sustancia que segregan para adherirse a cada pelo, aunque su eficacia para eliminar los piojos no es absoluta y conviene vigilar la cabeza del pequeño en las semanas siguientes al tratamiento. Para aplicar este tratamiento, tienes que mezclar a partes iguales vinagre y agua templada, y aplicar esta mezcla sobre el cabello seco de tu hijo, envolviéndole la cabeza después con un gorro de plástico o toalla. Debes dejar actuar esta mezcla unas dos horas.Luego, tienes que pasar la liendrera con cuidado, para intentar desprender todas liendres posibles, y por último, puedes lavar el pelo del niño con champú como de costumbre, para eliminar el fuerte olor del vinagre.

En Mis Remedios hemos recogido algunos remedios caseros para los piojos y periodicamente incorporamos nuevos remedios, por lo que no estará de más que te des una vuelta de vez en cuando si quieres descubrir posibles actualizaciones.

Tienes que Pasar Cuidadosamente la Liendrera para Eliminar todos los Piojos y Liendres

Este es el principal paso, y al que hay que dedicar más tiempo, para acabar definitivamente con los piojos.
Necesitarás:

  • pañuelos de papel o un trapo de algodón (preferiblemente blanco),
  • una toalla grande para poner en los hombros del niño mientras le peinas,
  • una palangana o barreño pequeño con agua y jabón líquido para lavar los peines,
  • horquillas o pinzas para sujetar el pelo,
  • una liendrera: es un peine especial para quitar las liendres, de púas finas, generalmente metálicas y muy juntas, que puedes comprar en una farmacia,
  • un peine normal para desenredar y separar mechones de pelo.
    Line by Line

Pasos para pasar la liendrera de forma efectiva:

  1. Después de lavar el cabello y desenredarlo con un peine normal, tienes que hacer una raya en medio de la cabeza y sujetar una mitad del pelo con pinzas para proceder a peinar la otra mitad con la liendrera.
  2. Separa un mechón de pelo del tamaño del ancho de la liendrera. Sujeta el mechón con la mano y mete el peine de metal tan cerca del cuero cabelludo como puedas, con cuidado de no arañarlo ni apretar demasiado, y pásalo por el mechón de pelo suavemente varias veces. Fíjate en el mechón de pelo cuidadosamente y asegúrate de despegar y quitar todos los posibles huevos que veas. Los piojos adultos salen más fácilmente con la liendrera, por lo que si al pasarla, sale alguno, limpia la liendrera con el pañuelo de papel y asegúrate de dejar el piojo en el papel y matarlo después si estaba vivo. Sujeta el pelo que ya has peinado en un rizo con una horquilla o un gancho, de forma que lo mantengas alejado del resto del pelo que aún te falta por peinar. Zambulle el peine en el agua jabonosa y utiliza el pañuelo de papel para quitar del peine los distintos restos. Cuando hayas peinado una mitad de la cabeza, sujeta con una pinza y procede a peinar la mitad de la misma manera, hasta que hayas peinado toda la cabeza mechón o mechón.
  3. Después de pasar la liendrera: vacía el agua sucia de la palangana en el baño y lava a continuación el pelo. Cuando el pelo esté seco, tienes que verificar si aún hay liendres pegadas al pelo y, si las encuentras, tienes que quitarlas, ya sea con las uñas y si no puedes, tendrás que cortar el cabello individual donde están pegadas con unas tijeras. Es muy importante quitar todas las liendres de la cabeza, ya que en caso contrario, podrían volver a eclosionar en varios días y volver a tener nuevos piojos.
  4. Limpia todos los utensilios que has utilizado: pon a remojo el peine para piojos durante 15 minutos en agua caliente con amoníaco (1 cucharada de amoníaco y dos 2 tazas de agua caliente), o directamente hiérvelo en agua durante 15 minutos. Puedes usar un cepillo de dientes viejo para limpiar las púas del peine. Una vez limpio, puedes usar el peine para otro miembro de la familia.
jrock's hair show

Tendrás que realizar algunas tareas adicionales en casa

  1. Lava la ropa personal, ropa de cama, las toallas y la ropa recientemente usada, que haya podido estar en contacto con la cabeza.
    Cuando los piojos han entrado en casa, conviene lavar a 60º la ropa de cama, toallas, fundas de sofas (en caso de ser lavables). Si tienes secadora, seca la ropa en ella, ya que el calor matará los piojos y liendres.
  2. Los artículos que no pueden ser lavados, que hayan podido estar en contacto con la cabeza, como objetos de tela de adorno, peluches, almohadas, audífonos o sombreros, hay que guardarlos en bolsas de plástico herméticamente cerradas durante al menos tres días, para que mueran los piojos. El motivo es que como tienen que alimentarse de sangre fresca varias veces al día, no sobrevivirán más de dos días sin alimentarse.
  3. Advierte a tus hijos para que no compartan los peines, cepillos, horquillas o gomas de pelo, sombreros, gorras y otros artículos de vestir que puedan estar contaminados.
  4. Lava los Peines y Cepillos: hay que lavar los peines y cepillos familiares por lo menos durante 10 minutos en agua caliente o mejor, hervirlos si puedes. Si cada miembro de la familia aún no tiene su propio peine o cepillo, ésta puede ser una buena ocasión para que cada miembro de la casa lo tenga.
  5. Utiliza la aspiradora: tienes que aspirar las alfombras, almohadas, colchones, sofás y muebles con material de algodón que no hayas podido lavar, incluso los asientos del coche. Es mejor que utilices la aspiradora en estos sitios en lugar de usar productos insecticidas.
Comb

Recuerda: Si tu tiempo es limitado, es mucho más importante que pases la liendrera por el pelo del niño dos o tres veces por semana, de la forma en que te he dicho antes, que dedicar tu tiempo a lavar y limpiar toda la ropa o aspirar toda casa.

Si no tienes piojos o has conseguido eliminarlos, ¿cómo puedes prevenirlos?

En caso de haberte librado de los odiosos piojos, bien porque no has llegado a cogerlos o bien porque has conseguido librarte de ellos, no te conviene bajar la guardia, sobre todo si hay amenaza cercana de su presencia.

Si hay algún niño en el cole que los tiene, o detectas piojos en algún miembro de tu familia, tienes que buscar en las cabezas de todos los miembros de la familia por lo menos una vez por semana, y asegurarte que no hay ni rastro de ellos, o de lo contrario, volver a empezar.

Conviene que las niñas, sobre todo si tienen el pelo largo, lo lleven recogido en una coleta, para minimizar el riesgo de contagio.

Si piensas que un exceso de limpieza como método de prevención es bueno para evitarlos, es conveniente que sepas que para un piojo es más atractivo un pelo limpio que uno menos limpio, ya que le va a resultar más fácil adherirse a él.

Comb

En misremedios también tenemos documentados un par de remedios para evitarlos, que seguro te pueden resultar de utilidad:

  • Aceite de árbol de té para evitar los piojos:
    Los piojos odian el olor de este aceite, por lo que puedes poner unas gotas del aceite sobre la cabeza del niño, aplicadas mediante un algodón empapado, especialmente cerca de la zona de las orejas y de la zona del cuello o nuca, para mantenerlos alejados.
  • Aceite de lavanda para evitar los piojos:
    El olor del aceite esencial de lavanda resulta muy desagradable para los piojos, por lo que puedes poner unas gotas del aceite sobre la cabeza del niño, aplicadas mediante un algodón empapado, especialmente cerca de la zona de las orejas y de la zona del cuello o nuca, para mantenerlos alejados.

Y esto es todo… o casi

Después de documentarme mucho y aplicar algunos de estos métodos conseguí acabar con los piojos de Andrea y hasta la fecha no han vuelto. No fue sencillo, pero si efectivo.

No obstante, puede que me haya dejado algo por contar o alguna parte de la guía no haya quedado demasiado clara. Si crees que debería añadir o cambiar algo, estaré encantada de que me ayudes a hacerlo. ¿Echas algo de menos? ¿Añadirías o cambiarías algo de esta guía?

Deja tu comentario