Descubre los Secretos de una Buena Limpieza de Cutis para Lucir un Rostro Perfecto

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (7 votos)
Cargando…

Nos centramos mucho en cuidar nuestro cuerpo, pero lo cierto es que lo primero que la gente ve cuando nos mira es nuestra cara. Nuestro rostro es el espejo de lo que somos, y cuidarlo es muy importante.

¿Quieres conocer diferentes cuidados naturales para que tu cara luzca joven y fresca? ¡Quédate con nosotros!

5 Recomendaciones para Mantener tu Cutis Sano y Limpio

Nuestro cutis es muy delicado, ya que está expuesto a todas las inclemencias del ambiente. Las temperaturas extremas, la acción de la radiación solar, el maquillaje e incluso la propia contaminación del aire van dañando nuestra cara día tras día.

Para evitar que nuestro cutis se vea perjudicado por todos estos agentes externos, deberemos cuidarlo como se merece:

  1. Lávate bien la cara: Lavarse bien la cara con agua y jabón no solo nos sirve para despejarnos por la mañana y quitarnos las legañas. Sirve también para eliminar todas las células muertas de nuestra piel para mantenerla sana y fresca. Es recomendable no solo lavarse la cara al levantarnos, sino también antes de acostarnos.

    Acne-2

  2. Mantén hidratada tu cara: Para alimentarse, las células de nuestra piel necesitan que todos los nutrientes se hallen disueltos en agua. Así, pueden atravesar la membrana celular y que ésta se alimente, por lo que una correcta hidratación de la dermis favorece un correcto metabolismo celular.

    Esto se traduce en una mayor elasticidad de la piel y, en consecuencia, en el retraso de la aparición de las arrugas, y la reducción de las que ya han aparecido. Se recomienda hidratar nuestra piel al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche antes de acostarnos.

  3. Protégete del sol: La exposición continuada al sol puede ser fatal para nuestra piel, en especial para la piel de nuestra cara. Las radiaciones solares afectarán a nuestra piel, por una parte, a corto plazo, produciendo quemaduras que dañarán nuestro cutis y podrían dejar marcas permanentes si son especialmente graves. Y por otra parte, a largo plazo, provocando un envejecimiento prematuro de la piel, favoreciendo la aparición de manchas, o en casos más extremos, causando alergias o cáncer de piel (melanomas).

    Por esto, será muy importante usar protector solar, sobre todo en verano. Recuerda que solamente con ponerse crema solar una vez no basta, sino que tendrás que aplicarla regularmente si la exposición al sol es continuada.

    Además, en verano, está contraindicado exponerse al sol en las horas de máxima intensidad, esto es, de 12 a 16h. Incluso con protección solar será peligroso, por lo que te recomendamos que, si no tienes más remedio que hacerlo, además de crema uses gorras o sombreros que puedan cubrirte de los rayos solares.

    tomar-sol-crema-solar-proteccion-cuidar-piel-quemadura

  4. Desmaquíllate completamente cada noche: No desmaquillarte por la noche puede ser fatal para tu cutis. La obstrucción de los poros de la cara hará que aparezcan granitos y puntos negros.

    Además, al no poder respirar correctamente, nuestra piel no podrá llevar a cabo la renovación celular que hace cada noche, por lo que nuestra piel lucirá más cansada, y se deshidratará más fácilmente, lo que dará lugar a largo plazo a la aparición de arrugas y flacidez en nuestra piel.

  5. Exfóliate: La exfoliación es vital para que la renovación celular se dé correctamente. Las células de nuestra piel son renovadas cada 21-28 días, y muchas de las células muertas se quedan adheridas a nuestra piel.

    Exfoliando nuestro cutis conseguiremos eliminar estas células muertas, permitiendo que nuestra piel respire, y luzca más fresca, suave y luminosa, y con un tono más uniforme.Acne-1

11 Remedios Caseros para Cuidar tu Cutis

Ya vimos en este otro artículo que se puede estar guapa sin maquillaje. Hoy aprenderemos además, cómo cuidar nuestro cutis para lucir radiantes.

Es importante tener en cuenta que cualquiera de los siguientes tratamientos para nuestro cutis se deberá aplicar con la cara completamente limpia y seca. Así que antes de poner en práctica alguno de estos tratamientos, asegúrate de lavar bien tu cara con agua y jabón, y secarla a conciencia.

Además, se recomienda que después de cualquiera de estos tratamientos, te enjuagues bien e hidrates tu piel, para que los resultados sean óptimos.

juventud-belleza

  1. Mascarilla de pepino: Gracias a su alto contenido en vitamina E y aceites naturales, el pepino es especialmente útil para hidratar nuestra piel y otorgarle vitalidad. También ayudará contra el acné, las quemaduras y la inflamación de la cara. Podemos hacer muchas mascarillas diferentes con pepino, pero estas dos son las más efectivas, por la mezcla de propiedades que contienen:

    • Mascarilla de pepino, miel y aceite de oliva: Esta mascarilla renovará e hidratará tu piel, haciéndola lucir más fresca y joven. Para hacerla, corta medio pepino pelado en dados, y añade una cucharada de miel y otra de aceite de oliva. Tritúralo todo bien hasta conseguir una pasta homogénea, y métela en la nevera durante media hora. Después, aplícala en tu cara y déjala actuar durante 20 minutos. Finalmente, aclárate con agua tibia.

    • Mascarilla de pepino, huevo, aceite de oliva y vinagre de manzana: Esta mascarilla limpiará tu cutis en profundidad, previniendo la aparición de acné y produciendo un efecto lifting natural. Para hacerla mezcla un cuarto de pepino pelado cortado en dados, una yema de huevo, 3 cucharadas de aceite de oliva, y 1 cucharadita de vinagre de manzana. Tritúralo todo hasta conseguir una pasta homogénea, y aplícala en tu piel, dejándola actuar durante media hora. Después, aclárate bien con agua tibia.

    Finalmente no podíamos nombrar el pepino y no hacer hincapié en su milagrosa actuación contra las ojeras y las bolsas. Coloca dos rodajas de pepino sobre tus ojos, y déjalas actuar durante 30 minutos. Sus propiedades antiinflamatorias reducirán las ojeras y las bolsas, haciéndote lucir radiante. Este remedio será más efectivo si antes de aplicar las rodajas de pepino las dejas enfriar en la nevera durante media hora.

  2. mascarilla-pepino

  3. Mascarilla de té verde: Las propiedades antioxidantes del té verde son ideales para cuidar nuestra piel, ya que la rejuvenecen y hacen que luzca mucho más luminosa y sana. Podemos hacer 3 tipos de mascarilla gracias a las propiedades del té verde.

    • Mascarilla renovadora: Mezcla dos cucharadas de té verde con una de miel. Extiende la mezcla por toda la cara, y déjala actuar durante 15 minutos. Enjuágate posteriormente con agua fría. Repite este tratamiento al menos dos veces por semana, y notarás tu piel mucho más fresca, radiante y luminosa.

    • Mascarilla anti-acné: El té verde también nos ayudará a combatir el acné, pero será mucho más poderoso si lo mezclamos con vinagre de manzana. Prepara una infusión de té verde en una taza pequeña, y añádele una cucharada de vinagre de manzana. Aplica este líquido por toda tu cara y déjalo actuar durante 15 minutos. Después, aclárate con agua fría.

    • Mascarilla para piel grasa: La pieles grasas tienen varios inconvenientes, como un continuo aspecto oleoso, la formación de brillos en la zona T de la cara, o la aparición frecuente de granitos y puntos negros. Para reducir el exceso de sebo y reducir las impurezas, usa esta mascarilla de té verde y avena.

      Para prepararla, deja enfriar una taza de té verde y añádele 3 cucharaditas de harina de avena. Mézclalo todo hasta crear una pasta homogénea, y aplícala en tu cara. Déjala actuar durante 30 minutos, y aclárate con agua tibia.Te-verde

  4. Mascarilla de zanahoria: Esta mascarilla es ideal para eliminar granitos causados por cambios hormonales o acné. Pon en una olla con abundante agua una zanahoria partida en trozos, y deja que se cueza bien. Después tritura la zanahoria hasta que quede un puré fino, y aplícalo en la cara, dejándolo actuar durante 20-30 minutos. Finalmente, aclárate con agua tibia.

  5. Mascarilla de huevo y miel: Esta mascarilla dejará tu piel más fina y brillante. Bate una clara de huevo y añade una cucharada de miel natural, y una cucharada de zumo de limón. Mézclalo todo bien y aplícala por toda la cara. Déjala actuar durante 20 minutos, y aclárate bien después.

  6. Mascarilla de fresas: Esta mascarilla te ayudará a eliminar ese aspecto oleoso que tienen las pieles grasas. Para hacerla, mezcla media taza de fresas machacadas con media taza de yogur natural, creando una pasta homogénea. Aplica esta pasta en tu cara y déjala actuar durante 15 minutos. Después, enjuágala bien con agua tibia.cutis-mascarilla-fresa

  7. Mascarilla de linaza: Esta mascarilla te ayudará a nutrir e hidratar tu cutis, a eliminar manchas y a uniformar el tono de tu piel. Para hacerla, mezcla dos cucharadas de linaza (o semillas de lino) con media taza agua, y caliéntala al baño maría hasta que se haya creado una pasta. Déjala enfriar, y cuando esté tibia extiéndela por tu cara, dejándola actuar 15 minutos. Aclárate bien después con agua templada, e hidrata bien tu piel con alguna crema.

  8. Mascarilla de avena: Esta mascarilla te ayudará a nutrir tu cutis y hacerlo lucir más joven. Para hacerla, deberás mezclar dos cucharadas de avena con leche, si tienes la piel seca, o con agua, si tienes la piel grasa, hasta formar una pasta suave. Aplícate esta pasta por la cara, y déjala actuar durante 20 minutos. Después, aclárate con agua tibia.

  9. Mascarilla de aguacate: Esta mascarilla nos ayudará a nutrir nuestra piel, rehidratándola y consiguiendo que mejore su elasticidad. Para hacerla, tritura medio aguacate y añade una cucharada de zumo de limón, dos de zumo de zanahoria y una de nata. Mézclalo todo bien hasta crear una pasta homogénea, y aplícalo en tu cara, dejándola actuar durante 20 minutos. Después, aclárate con agua tibia.aguacate-mascarilla-piel

  10. Mascarilla de plátano: Esta mascarilla también devolverá la hidratación y la elasticidad a tu cutis. Para hacerla, machaca medio plátano y añade una cucharade de miel y 5 cucharadas de harina de avena. Mézclalo todo hasta crear una pasta uniforme, y aplícalo en toda la cara, excepto en el contorno de ojos, dejándola actuar durante 15 minutos. Finalmente, enjuágate bien con agua templada.

  11. Zumo de limón: El zumo de limón tiene propiedades astringentes, lo que ayudará a secar las pieles grasas o las pieles afectadas por acné. Para aplicarlo, exprime el zumo de un limón y añádele media cucharada de azúcar y unas gotitas de aceite (esencial o de bebé). Empapa toda tu cara con esta mezcla y déjala actuar 5 o 10 minutos. Aclárate bien e hidrata tu piel después.agua-con-limon

  12. Eliminación de Puntos negros: El mejor remedio para eliminar los puntos negros son nuestras propias manos. Para que nuestros poros se abran, pon a hervir una cacerola con agua. Cuando hierva, apaga el fuego y acerca tu cara a ella, tapándote la cabeza con una toalla. Así, el vapor no se escapará, y podrá actuar en toda tu cara, abriendo todos los poros y ablandando las impurezas.

    Después de esto, con las manos bien limpias, extraemos todos los puntos negros de manera manual, apretando con los dedos o con un paño o gasa, nunca con las uñas, ya que podríamos dejarnos marcas e incluso hacernos heridas. Para un resultado óptimo usa un exfoliante después eliminando así cualquier resto que pudiera quedar. Finalmente lávate bien la cara e hidrata tu piel.

Cuida tu Cutis y Luce Radiante

sonrisa-dientes-blancos-feliz

Ahora ya no hay excusas para no mantener tu piel cuidada e hidratada. Recuerda que tu cara es lo primero que la gente ve al mirarte, y debemos prestarle la atención y los cuidados que se merece.

Si quieres descubrir más consejos y trucos de belleza puedes encontrar muchísimos dentro de nuestro libro “365 Remedios Caseros”.

¿Tienes algún truco más para cuidar nuestro cutis? ¡Cuéntanoslo en un comentario!

Deja tu comentario