5 Consejos Clave para Evitar los Piojos

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (3 votos)
Loading...

Los piojos son unos pequeños insectos parasitarios que suelen alojarse en el cuero cabelludo y se alimentan de la sangre del que los padece.

Es muy frecuente que aparezcan entre los niños en edad escolar, ya que, aunque los piojos no vuelan, se transmiten de cabeza a cabeza o mediante gorros, bufandas o sábanas. Hay que estar atentos para evitar que nuestros hijos no los cojan, sobre todo, si sabemos que ya hay niños en el cole que los tienen.

Hoy te traigo cinco claves para hacer todo lo posible para prevenirlos. ¿Quieres saber cuáles son?

1. El pelo mejor corto o recogido

Los piojos van buscando un sitio calentito donde establecerse, por eso, una de sus zonas preferidas es la zona de la nuca o detrás de las orejas.

Lo ideal es que tus hijos lleven el pelo lo más corto posible, pero si esa opción no te gusta, al menos, procura que lo lleven recogido en una coleta dejando así la nuca lo más despejada posible.

2. ¿Te acuerdas del vinagre que utilizaban nuestras abuelas para aclararnos el pelo?

Seguro que alguna vez has oído hablar de este remedio con vinagre que utilizaban nuestras abuelas, que consiste en realizar el último aclarado al lavarse el pelo con agua templada al que se le ha añadido un buen chorro de vinagre.

Vas a entender el por qué de una forma sencilla: dentro de la misma familia o en el mismo círculo de amigos podemos ver algunos niños que parece atraer a los piojos y otros que nunca los sufren.

La explicación es que parece que se trata de una cuestión de acidez en el ph de la piel: a mayor acidez, menos piojos, por lo que, podemos intentar incrementar la acidez del ph del cuero cabelludo utilizando vinagre templado después de lavar el pelo de nuestros hijos o zumo de limón.

3. Utiliza tratamientos preventivos

Existe una amplia gama de productos para prevenir los piojos, desde lociones a champús, de venta en farmacia o en perfumerías.

Es importante que los diferencies y que los utilices sólo cuando no hay piojos, ya que si los utilizas cuando ya se han instalado en la cabeza, puedes inmunizarlos y hacerlos resistentes a los tratamientos.

4. Mira cuidadosamente la cabeza de tus hijos

Quizás es la parte más tediosa, pero es muy necesario que revises semanalmente, o al menos, cada quince días, la cabeza de tus hijos, prestando atención al cuero cabelludo y la raíz del cabello, para empezar a actuar ante el menor indicio.

5. Vigila también la ropa y los gorros

Tienes que observar también la ropa que está en contacto con la cabeza, como los gorros, bufandas e incluso la ropa de cama, para cerciorarte que no hay ni rastro de ellos.

Conviene lavar estas prendas con agua caliente.

¿Se me ha olvidado algo?

Esto son cinco consejos clave que hay que poner en práctica antes de que aparezcan, y precisamente para evitar que lo hagan,  pero quizás tú quieras añadir algo más que a mi se me haya podido pasar por alto. ¿Me lo quieres contar?

Deja tu comentario