La Guía Definitiva para Prevenir el Cáncer

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (10 votos)
Cargando…

El cáncer es una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo. En 2012 se diagnosticaron 14 millones de casos nuevos, y hubo más de 8 millones de muertes asociadas a esta dolencia. Además, las estadísticas de la OMS (Organización Mundial de la Salud) no son muy esperanzadoras: se prevé que el número de nuevos casos de cáncer aumente a 22 millones en las próximas 2 décadas.

Si continuamos con este estilo de vida tan poco saludable, las previsiones de la OMS desgraciadamente se van a cumplir. Pero podemos hacer algo para evitarlo. Hasta un 80% de los cánceres que se diagnostican en todo el mundo pueden ser evitados siguiendo unos sencillos consejos y evitando ciertos alimentos industriales y poco naturales. ¿Quieres conocerlos? Este artículo es para ti.

¿Cómo se Produce el Cáncer?

El cáncer se origina cuando ciertas células normales se transforman y adquieren la capacidad de multiplicarse e invadir tejidos y órganos, es decir, se vuelven cancerígenas. Todavía no se conoce exactamente cómo o por qué estas células normales se transforman sin más. Sin embargo, sí se conocen ciertos factores que aumentan las probabilidades de que esto ocurra.

Sólo el 20-25% de los cánceres se originan sin conocer exactamente qué los ha causado, o se relacionan con factores genéticos o hereditarios. El resto, un 75-80% de los cánceres, se conoce que están causados por agentes externos que afectan negativamente a nuestro organismo, alterando así las células. La exposición a estos agentes externos tiene que ser continuada (durante un periodo de tiempo de varios años) para que el cáncer se desarrolle, por lo que es más probable desarrollar el cáncer a partir de la mediana edad.

Es por eso que será importante tener en cuenta estos agentes externos y orientar nuestra alimentación y nuestro estilo de vida a procurar evitarlos, para reducir el riesgo de desarrollar cáncer.

libertad-estres-ansiedad-3

Agentes Externos que pueden Contribuir al Desarrollo de Cáncer

En primer lugar vamos a ver qué agentes externos pueden contribuir al desarrollo del cáncer, para así procurar evitarlos en la medida de lo posible.

    1. Los agentes químicos: Muchos agentes químicos son muy cancerígenos, por lo que si debemos trabajar con ellos hay que asegurarse de que las medidas de seguridad son las adecuadas. Algunos de los agentes químicos cancerígenos más usuales son el amianto, el arsénico, el benceno, el cadmio, el mercurio, el níquel, el plomo, los hidrocarburos clorados, o la naftilamina.

    2. Las radiaciones: La radiación también es un agente muy cancerígeno. Encontramos diferentes tipos de radiación:

      • Radiaciones ionizantes: Las producidas por los rayos X. Unas cuantas radiografías no nos harán mal, pero si la exposición fuera continuada, podría hacer que nuestras células se volvieran cancerígenas. Sobre todo, quienes más deben tener precaución son las personas que trabajan con dichas máquinas.

      • Las radiaciones no ionizantes: Las producidas por los rayos ultravioleta del sol. Por eso es tan importante protegerse de las radiaciones solares, ya no sólo por las quemaduras sino porque es muy probable que podamos desarrollar un melanoma o cáncer de piel si nos exponemos demasiado tiempo y sin protección.

        Para prevenirlo, no te expongas al sol en las horas de mayor intensidad (de 12 a 16h, sobre todo en verano), y usa siempre protección solar.

        protector-solar-sol-quemaduras

      • El radón: Las radiaciones producidas por la propia corteza terrestre.

      • Las radiaciones nucleares: Las producidas por fugas en centrales nucleares.

    3. Los agentes biológicos: Las infecciones persistentes provocadas por virus, bacterias o parásitos también pueden contribuir al desarrollo de cáncer.

      Destacan los cánceres producidos por el virus del papiloma humano (cáncer de cuello uterino), el virus de la hepatitis B (cáncer de hígado) y el Helicobacter pylori (cáncer de estómago). Por eso es importante mantener las vacunas al día y actuar rápidamente en caso de contagio.

14 Alimentos que Pueden Producir Cáncer

Muchos productos y alimentos que consumimos habitualmente pueden desarrollar, a la larga, diferentes tipos de cáncer. A continuación encontrarás una lista de los productos más perjudiciales para nuestro organismo, que deberás evitar a toda costa.

    1. El tabaco: El tabaco aumenta muchísimo las probabilidades de desarrollar cáncer en los órganos y partes del cuerpo relacionados con el sistema respiratorio, como cáncer de pulmón, de boca, de esófago, de laringe, de faringe, etc. Así que no lo demores más y deja de fumar cuanto antes.

    2. El alcohol: El consumo abusivo de alcohol también puede provocar el desarrollo de cáncer en los órganos que tienen contacto con él, como cáncer de estómago o de hígado. Así pues, será importante reducir su consumo.Alcoholismo

    3. Los alimentos transgénicos: Los alimentos transgénicos se modifican genéticamente para que duren más, o tengan mejor aspecto, mediante productos químicos muy peligrosos. Estos productos químicos, consumidos habitualmente, pueden provocar cáncer.

      Los transgénicos pueden estar presentes en muchos alimentos envasados. Por eso, es más recomendable consumir alimentos ecológicos y de proximidad.

    4. Las carnes procesadas: Las carnes procesadas contienen grandes cantidades de conservantes, colorantes y aromatizantes, para que no se estropeen tan rápido y mantengan un aspecto atractivo y apetitoso. Irónicamente, esos productos que las hacen lucir “tan bonitas” son muy perjudiciales para nuestra salud.

      Además, este tipo de carnes suelen contener nitrito de sodio y nitrato de sodio. Su consumo continuado puede aumentar el riesgo de desarrollar diversos tipos de cáncer, como el de estómago o el de colon.

    5. La harina refinada: La harina refinada se usa para hacer pan blanco y bollería industrial. Este tipo de alimentos contienen un alto índice glicémico, que provoca una rápida subida de los niveles de glucosa del organismo. Esto no solo estimula el crecimiento de las células cancerosas, sino que las ayuda en su difusión.

      pan-blanco-sandwich

    6. El azúcar blanco: El azúcar blanco o refinado actúa de la misma manera que la harina refinada. Al aumentar drásticamente los niveles de glucosa, aumenta también la producción de insulina, que hará que las células cancerosas se desarrollen y proliferen más rápido. Además, los edulcorantes ricos en fructosa hacen que las células cancerígenas metabolicen todavía más rápido.

    7. Los aceites hidrogenados: Los aceites se hidrogenan para que duren más tiempo. Sin embargo, para hidrogenar los aceites, son calentados mediante hidrógeno y catalizadores metálicos, lo que altera los ácidos grasos del alimento produciendo grasas transgénicas.

      Los ácidos grasos son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, pero si nuestro cuerpo utiliza estas grasas transgénicas se pueden alterar funciones tan importantes como la cerebral, la hormonal, la glandular, la celular, el transporte de oxígeno o la operación del tracto digestivo. Esto puede provocar enfermedades del corazón, interrumpir procesos metabólicos y producir cáncer.

    8. Los alimentos ricos en grasas saturadas: Las grasas saturadas son grasas transgénicas. De la misma manera que con los alimentos transgénicos, estas grasas contienen químicos que alteran nuestro organismo y contribuyen no solo a la obesidad, al aumento del colesterol y a la aparición de problemas cardíacos, sino también al desarrollo de diferentes tipos de cáncer, como el cáncer de colon o el de mama.

    9. Los refrescos: Los refrescos suelen estar cargados de azúcares refinados, químicos y colorantes, que acidifican el organismo y alimentan a las células cancerosas. Por otra parte, los refrescos “light” no son mucho mejores, ya que están endulzados con aspartamo. Este edulcorante artificial también se ha relacionado con el desarrollo de cáncer y de defectos congénitos.

      refrescos-cola-azucar-light

    10. Las frutas y verduras de producción industrial: Las frutas y verduras son uno de los alimentos más saludables que podemos tomar. Sin embargo, muchas de ellas están producidas de manera industrial, es decir, cultivadas a gran escala para su venta en grandes superficies.

      Estos productos suelen ser rociados con pesticidas para eliminar las plagas que puedan afectarlos. Sin embargo, estos pesticidas son muy perjudiciales para nuestra salud, y podrían ser la causa del desarrollo de cáncer. Por esto, será mucho más saludable que compres las frutas y verduras en las tiendas y mercados locales, o en tiendas especializadas en la venta de productos orgánicos y ecológicos.

    11. Los pescados cultivados: Los pescados criados específicamente para el consumo en piscifactorías, suelen estar contaminados con químicos, pesticidas y antibióticos. Estos productos hacen que el pescado crezca más rápido y más grande, pero a su vez eliminan gran parte de sus nutrientes y lo contaminan con sustancias que, consumidas a largo plazo, pueden contribuir al desarrollo del cáncer.

      Por eso, al igual que con las frutas y verduras, te recomendamos que compres el pescado en tiendas y mercados locales, o en tiendas especializadas en la venta de productos orgánicos y ecológicos.

    12. Los alimentos enlatados: La mayoría de las latas están forradas por dentro con un químico llamado BPA, para mantener la conserva. Sin embargo, este químico actúa como estrógeno e interrumpe la actividad hormonal del cuerpo.

      Esto puede ser muy perjudicial para la salud, y se ha vinculado a enfermedades cardíacas, daño intestinal, infertilidad, problemas en el aparato reproductor, y desarrollo de ciertos tipos de cáncer. El producto enlatado más peligroso es el tomate, dado que su acidez contribuye a que el BPA penetre en el alimento más fácilmente.

      tomate-lata

    13. Las palomitas al microondas: Las palomitas de maíz de microondas contienen diversos ingredientes para dotarlas de su sabor que, combinados con las radiaciones del microondas pueden ser perjudiciales para nuestro organismo. Se han relacionado el desarrollo de enfermedades pulmonares, cáncer e infertilidad.

      Por eso, si te apetece disfrutar de este snack, será mucho más recomendable comprar tú mismo el maíz y prepararlo en una sartén tapada con papel de plata y un chorrito de aceite de oliva.

    14. Los alimentos en salazón o ahumados: Los alimentos demasiado salados o ahumados, pueden contribuir al desarrollo de cáncer de estómago.

10 Recomendaciones para Prevenir el Cáncer

Como has podido ver son muchos los agentes externos y alimentos que pueden contribuir a desarrollar el cáncer. A parte de intentar evitar todos ellos, también hay algunas recomendaciones que puedes seguir para contribuir a la prevención del cáncer:

    1. Toma alimentos ecológicos y naturales: Ya hemos hablado sobre los transgénicos y los productos procesados, y sobre su efecto negativo en nuestro organismo. Por eso será importante evitarlos por completo y optar por productos más naturales, como alimentos ecológicos, orgánicos y de proximidad (es decir, los producidos cerca de donde vives). Estos productos estarán libres de conservantes, colorantes y aromatizantes peligrosos, de químicos y de pesticidas.

      hombre-comida-saludable-frutas-verduras-sana-peso-adelgazar

    2. Evita los alimentos ricos en grasas saturadas: Como hemos visto, las grasas saturadas pueden resultar muy cancerígenas, además de ser muy perjudiciales para el corazón y para nuestro peso. Por eso será recomendable evitar las comidas demasiado grasas y optar por carnes magras.

      Evita también todo tipo de snacks grasos, como papas fritas y similares. Además, también será importante que controles la cantidad de aceite que usas al cocinar.

    3. Evita los alimentos ricos en azúcares refinados: Como te decía antes, los alimentos ricos en azúcares refinados pueden ser muy perjudiciales para nuestra salud. Pueden causar obesidad, diabetes de tipo 2 e incluso cáncer. Intenta evitar tanto este tipo de alimentos azucarados (como bollería industrial, cereales o galletas), como el propio azúcar refinado en sí.

      Puedes sustituirlo por azúcar moreno natural, o edulcorantes naturales como la stevia, la miel, el azúcar de abedul o el jarabe de arce.

    4. Toma alimentos antioxidantes: Los alimentos con propiedades antioxidantes te ayudarán a mantener saludables tus células, previniendo así que se vuelvan cancerosas. Alimentos como el ajo, las zanahorias, las uvas rojas, las cerezas, las ciruelas, los tomates, el brócoli, los frutos secos, el chocolate amargo o el té verde son muy buenos antioxidantes.

    5. Toma alimentos que fortalezcan el sistema inmunológico: Fortalecer tu sistema inmunológico te ayudará a mantener tus defensas en buena forma, y prevenir así el cáncer. Alimentos como el ajo, la zanahoria, el mango, la batata,  la calabaza, los moluscos, los cereales, las frutas cítricas o el yogur natural te ayudarán a fortalecer tus defensas.

      frutas-verduras-dieta-sana-saludable-adelgazar-peso

    6. Toma alimentos ricos en ácido fólico: El ácido fólico es necesario para crear nuevas células, por eso será imprescindible para luchar contra las células cancerígenas. Alimentos como los vegetales de hoja verde, las legumbres, las frutas cítricas o los cereales son ricos en ácido fólico.

    7. Toma alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3: Los ácidos grasos omega 3 no solo ayudan a mejorar la circulación sanguínea y protegen a nuestro organismo de problemas y enfermedades cardiovasculares. También previenen el desarrollo del cáncer, e incluso frenan la proliferación de las células cancerosas. Alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3  son el pescado azul y el marisco.

    8. Incrementa tu consumo de fibra: Mantener una dieta con alto contenido en fibra puede ayudarte a eliminar toxinas, exceso de hormonas y sustancias cancerígenas de tu organismo. Alimentos como los granos integrales, las legumbres, el aguacate, la manzana, la pera, el brócoli, el maíz o el pan integral pueden ayudarte a incrementar los niveles de fibra de tu dieta.

      fibra-fruta-avena

    9. Haz ejercicio: Hacer ejercicio regularmente será importante tanto para mantener un peso saludable como para hacer que nuestro organismo funcione correctamente. Un cuerpo activo y en forma siempre funcionará mejor, acumulará menos toxinas y grasas y será menos propenso a desarrollar cáncer.

    10. Mantén un peso saludable: Como hemos visto, una acumulación excesiva de grasas puede ser muy perjudicial para tu salud. No solo incrementará tus problemas cardiovasculares, sino que esa acumulación de toxinas podría también desarrollar cáncer.

      También será perjudicial lo contrario, es decir, tener un peso muy por debajo de lo saludable. Un organismo mal alimentado puede padecer anemia, y es mucho más propenso a desarrollar dolencias y enfermedades. Por eso, será mucho menos capaz de luchar contra las células cancerosas, ya que su sistema inmunológico estará debilitado por la falta de nutrientes esenciales.

¡Cuídate y Vive de Manera Saludable!

Como has podido ver, el resumen de toda esta guía podría ser algo muy simple: Para prevenir el cáncer sólo necesitarás mantener una dieta sana y equilibrada, usando productos ecológicos y naturales. Tan sólo siguiendo este consejo, estarás reduciendo en aproximadamente un 80% tus probabilidades de desarrollar cáncer. Vale la pena seguirlo, ¿no?

libertad-estres-ansiedad-1

¿Conoces algún otro consejo para prevenir el cáncer? ¿Has combatido contra uno y quieres contarnos tu experiencia? ¡Te escuchamos!

Disfruta de una vida alejada de los dolores

Descubre los hábitos, prácticas y remedios que te ayudarán a que tanto tú como aquellos a los que más quieres podáis disfrutar de una vida alejada de los dolores y molestias más comunes gracias a este libro físico de más de 200 páginas.