10 Cosas que Puedes Hacer para Prevenir el Cáncer

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (11 votos)
Cargando…

No podemos afirmar que existen remedios contra el cáncer porque no sería verdad, pero sí que es cierto que realizando algunos cambios en nuestro estilo de vida podemos reducir el riesgo de que aparezca.

En este artículo recogemos los 10 mejores consejos para que te replantees algunos hábitos que podrías hacer mejor y así prevenir la enfermedad. Quédate y te lo contamos.

Libro Aliviar Dolores

La Prevención del Cáncer ¿Qué Podemos Hacer?

No se puede asegurar al 100% que el cáncer no tenga ninguna posibilidad de afectarnos, pero según el Instituto Americano de Investigación del Cáncer (AICR), un tercio de los casos de cáncer que se presenta anualmente podrían prevenirse gracias a la introducción de una serie de cambios en nuestro estilo de vida, de forma que la enfermedad tenga menos riesgo de aparecer.

Cuando hablamos de cáncer hacemos referencia a un crecimiento celular anormal en nuestro cuerpo debido al daño o mutación en ciertos genes esenciales, en particular el ADN de las células.

Factores como la mala alimentación, las infecciones, el tabaquismo, algunas sustancias químicas o las exposición a la radiación ultravioleta, pueden estar promoviendo los daños en los genes, por eso adoptando una serie de buenos hábitos podríamos ayudar a reducir el riesgo de aparición de algunos tipos de cáncer.

A continuación vamos a ver cuáles son los consejos que respalda la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer para ayudar a prevenirlo.

1. Protégete de los Rayos del Sol

protector-solar-sol-quemaduras
Los rayos de sol pueden ser agresivos con nuestra piel, y el melanoma es el tipo más grave de cáncer de piel, que se produce por una sobreexposición a la radiación ultravioleta (UV) del sol.

El Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (AICR) nos alerta de que los rayos UV pueden llegar a dañar nuestro ADN y ,por consecuencia, a provocar cáncer de piel. Pero también apunta a que la exposición al sol durante 15 minutos por la mañana (no en las horas centrales del día), puede proporcionarnos beneficios como por ejemplo ayudarnos a producir la famosa vitamina D, responsable de ayudaremos a regular el crecimiento celular, a reducir la inflamación e incluso a impedir que las células cancerosas se diseminen.

Así que ya lo sabes, intenta huir del sol durante las horas centrales del día, protégete yendo por la sombra, usando gafas de sol o un sombrero y aplicándote protector solar en la piel.

2. Deja de Fumar

Que fumar perjudica nuestra salud ya te lo contábamos en este otro artículo, pero es que además, fumar puede incrementar el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón, así como otros tipos de cáncer.

Esto se debe a que muchos de los productos químicos que contienen los cigarrillos, como el benceno por ejemplo, causan daños en nuestro ADN y en los genes que nos protegen contra el cáncer. Además otros productos que contienen los cigarrillos, como el arsénico y el níquel, convierten las células dañadas en células cancerosas al interferir con las vías de reparación del ADN dañado.

Pero no solo es altamente recomendable dejar de fumar, sino también evitar exponerse al humo. Si buscas consejos para dejarlo definitivamente, este artículo puede ser lo que necesitas para empezar.

3. Bebe Alcohol con Moderación


El Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo de Estados Unidos (NIAAA), tras analizar más de 200 estudios, concluyó que el consumo de alcohol puede incrementar el riesgo de cáncer de la cavidad oral, el esófago y la laringe, así como también puede aumentar la probabilidad de cáncer de estómago, colon, recto, hígado, ovarios o pecho.

Abusar del alcohol puede incrementar el riesgo de cáncer, por lo que evita beber en exceso este tipo de bebidas y ganarás en salud.

4. Realiza Ejercicio de Forma Regular

La inactividad puede ser un gran enemigo de nuestra salud, aumentando las posibilidades de aparición de ciertos tipo de cáncer como el de colon, endometrio o pulmón.

Adoptar una rutina de ejercicios y practicar actividades de forma regular no solo nos ayudará a controlar nuestro peso y a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y la diabetes, sino que también nos ayudará a prevenir el cáncer gracias a que con la realización de ejercicio mejoraremos nuestro sistema inmunológico regulando nuestros niveles hormonales. 

Y lo mejor es que no tienes por qué apuntarte al gimnasio si no quieres… actividades como caminar, correr, ir en bicicleta o nadar también pueden ayudar a mejorar tu salud y prevenir el cáncer.

correr-running-chica-ejercicio

5. Mantén un Peso Saludable

Mantener un peso adecuado es algo que siempre buscamos, y ya no solo por temas de apariencia, sino también por temas de salud. Según el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (AICR), el exceso de peso y la obesidad pueden contribuir a aumentar el riesgo de algunos tipos de cáncer como el de esófago, colon, próstata u ovario.

Antes de llegar a esta situación, te animamos a que tomes medidas y busques la dieta que necesitas para encontrar tu peso saludable. En este otro artículo te damos algunas de las claves para conseguirlo.

6. Realiza Exámenes Médicos de Manera Regular

Esto no es ninguna novedad. No hay mejor cura que la prevención. Si acudimos a nuestro centro de salud y nos realizamos exámenes médicos de forma regular, estaremos aumentando las posibilidades de detectar a tiempo el cáncer, si lo hubiera, y así poder hacerle frente.

Exámenes cómo las mamografías para las mujeres mayores de 40 años, pueden ayudarnos a detectar un cáncer de pecho a tiempo. Y al igual que ocurre en este caso, puedes consultar con tu médico a que pruebas deberías someterte para descartar o detectar a tiempo un cáncer o cualquier otra dolencia.

7. Cuidado con la Exposición a la Radiación

Según un estudio realizado en 2005 por el National Research Council, por baja que sea la exposición a los rayos X o los rayos gamma, estamos aumentando el riesgo de cáncer, por lo que es sumamente importante limitar todo lo que podamos la exposición a ellos.

8. Evita el Uso Excesivo de Antibióticos

El abuso de antibióticos, según un estudio en el International Journal of Cancer (IJC), puede aumentar el riesgo de cáncer. Esto ocurre debido a que el consumo excesivo de antibióticos puede debilitar nuestra respuesta inmune contra el cáncer, ya que aunque nos curen determinadas infecciones bacterianas, también eliminan las bacterias beneficiosas en el intestino que nos ayudan a digerir los alimentos y nutrientes que nos protegen contra el cáncer.

Para evitarlo, incluye en tu dieta alimentos ricos en probióticos como por ejemplo el yogur, para aumentar las bacterias beneficiosas en el intestino, e infórmate bien de los efectos secundarios de cualquier antibiótico.

9. Mantén una Dieta Sana y Equilibrada

Escuchamos muchas veces que éste o aquel alimento previene el cáncer, y aunque no es ninguna mentira, tampoco es del todo cierto. Son numerosos los estudios e investigaciones que se centran en descubrir cuáles son los alimentos que si incluyéramos en nuestra dieta nos ayudarían a reducir el riesgo de cáncer, pero no debemos olvidar que esta enfermedad viene dada por muchos más factores. Es muy difícil afirmar con toda seguridad que comiendo un determinado alimento evitaremos el  cáncer, aunque sí que se puede decir que guardando una dieta sana y equilibrada se puede reducir el riesgo de que aparezca. Es importante que nuestra dieta:

  • Incluya el consumo de frutas y verduras cada día
  • Incluya alimentos que sean ricos en almidón, como pan, arroz, patatas o pasta; y elegir alimentos integrales si es posible ya que contienen más fibra.
  • Consumir carne, pescado, frijoles y otras fuentes no lácteas de proteína.
  • Que incluya algunos alimentos lácteos.
  • Limitar el consumo de alimentos y bebidas con alto contenido de grasa o azúcares.

Manteniendo una dieta saludable nuestro cuerpo tendrá todos los nutrientes que necesita y el riesgo de padecer cáncer disminuirá.

10. Vacúnate

La vacunación es una forma de prevenir y reducir el riesgo de aparición de cáncer, ya que ciertas infecciones virales también pueden ayudar a desarrollarlo. Según el estudio de Cancer Prevention Research, una vacuna puede ser muy eficaz para prevenir el cáncer.

Vacunas contra la hepatitis B o contra el virus del papiloma humano (VPH), pueden reducir el riesgo de contraer cáncer de hígado o cáncer cervical, entre otros.

Cuida de Tu Salud. Es Importante

Tu salud es muy importante, y debes cuidarla a toda costa. Al igual que otras dolencias menos graves, los estudios nos demuestran que cambiando nuestros hábitos y adoptando un estilo de vida más saludable podemos estar ayudando a prevenir diversos tipos de cáncer. ¡No esperes más y empieza a cuidarte!

Deja tu comentario