Descubre Cómo Ponerle Fin al Problema de las Manos y los Pies Fríos

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (3 votos)
Cargando…

Seguro que cuando se acerca el invierno eres de los que en ocasiones se frotan las manos a fin de poder coger algo de calor en ellas. El problema de las manos y los pies fríos durante la época del invierno es algo bastante extendido, y puede resultar muy molesto.

En este artículo descubriremos cuáles son las posibles causas de que nuestras manos y pies se queden helados, y por supuesto, aprenderemos con qué remedios podremos combatir el problema. ¿Te quedas a descubrirlo?

Libro Aliviar Dolores

El Problema de las Manos y Pies Fríos

manos-frias-frio-invierno

Llegan el invierno y las temperaturas bajas y son muchas las personas que padecen el mal de las manos y los pies fríos. Es normal, se debe a algo tan simple como el frío que hay en el ambiente. Hay personas que son más sensibles a ese frío que otras, y el hecho de que ocurra es porque nuestro cuerpo trata de mantener una temperatura corporal adecuada, pero digamos que hay zonas (como en las que se encuentran nuestros órganos vitales), que tienen prioridad frente a otras (nuestras extremidades).

La principal causa de este problema es la mala circulación de la sangre, ya que el oxígeno que suministra la sangre es insuficiente a medida que va llegando a nuestras extremidades.

Causas de las Manos y Pies Fríos

Algunas de las causas más comunes por las que nuestras extremidades se quedan frías son:

  • Mala circulación de la sangre
  • Anemia
  • Hipotiroidismo
  • Diabetes
  • Trastornos en el sistema nervioso
  • Congelación
  • Hipotermia
  • Estrés
  • Lupus
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Síndrome de piernas inquietas
  • Síndrome de Raynaud
  • Enfermedad de Buerger
  • Consumo excesivo de alcohol y tabaco
  • Deficiencias nutricionales

Si tus manos y pies se quedan fríos de forma ocasional no te alarmes ya que es algo asociado al ambiente frío y al clima del momento. Sin embargo, si tus manos y pies siguen fríos y con ellos se asocia el cambio de color de la piel, o sientes entumecimiento, hormigueo o ampollas en ella, puede deberse a un problema de circulación o un trastorno en el sistema nervioso, por lo que te recomendamos acudir al médico para que te examine.

Consejos para Combatir las Manos y Pies Fríos

manos-calientes-frio-te

A continuación repasaremos qué consejos nos pueden ayudar en nuestro día a día para combatir el frío en nuestras manos y nuestros pies.

  1. Abrígate bien. Ponte unos buenos guantes y unos buenos calcetines, de esa forma te asegurarás de que vas bien equipado para hacerle frente al frío. Además, el calzado también es muy importante, deberás asegurarte de que se adecúe a tu talla y no sea más pequeño, de lo contrario podría estar dificultando el flujo de sangre en tus pies, por los que sentirás aun más frío.

  2. Deja de fumar. Cuando fumamos nuestra temperatura corporal baja, y los vasos sanguíneos se contraen, por lo que si lo que deseas es ahuyentar el frío de tus extremidades es mejor que te plantees dejar el tabaco.

  3. Haz ejercicio de forma regular, de ese modo activarás y aumentarás la circulación de la sangre en las zonas afectadas por el frío. Actividades aeróbicas, caminar, correr o el ciclismo promoverán la buena circulación en tu cuerpo.

  4. Es importante que cuidemos nuestra alimentación y que no nos falten nutrientes esenciales para poder combatir las manos y pies fríos. Deberás incluir en tu dieta: 
    alimentos-hierro

    • Alimentos ricos en hierro. Todos sabemos que la deficiencia de hierro puede conducirnos a padecer anemia, y como hemos comentado antes, éste puede influir en el frío de nuestras manos y pies, ya que el suministro de oxígeno en nuestros órganos y tejidos no es suficiente. Añadir a nuestra dieta alimentos con hierro como la soja, la manzana, las aceitunas, o las ostras, puede ayudarnos a combatir el problema.

    • Alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, ya que estos te ayudarán a mantener limpias las arterias y además harán que la circulación de la sangre sea adecuada. Pescados como el salmón contienen grandes cantidades de ácidos grasos omega-3.

    • Alimentos ricos en magnesio. La deficiencia de magnesio también puede contribuir a la falta de calor en manos y pies. El magnesio es el nutriente que ayuda a nuestro cuerpo a mantener una buena circulación y a absorber la vitamina D. Nuestra dieta debería ser rica en él porque nuestro cuerpo no puede almacenarlo durante mucho tiempo. Las espinacas, el brócoli, las semillas de calabaza, las semillas de sésamo o las almendras son alimentos ricos en este nutriente.

7 Remedios para las Manos y Pies Fríos

Veamos qué remedios naturales nos pueden ayudar a combatir el problema de las manos y los pies fríos.

1. Hidroterapia

bano-de-manos

Cuando hablamos de hidroterapia nos referimos tanto a baños con agua fría como agua caliente. Por una parte, el agua caliente ayuda a mejorar la circulación en remojo, mientras que el agua fría en remojo ayuda a reducir los síntomas.

Para poner en práctica este remedio, llena dos barreños de agua, uno con agua fría y otro con agua tibia. Ponte en una posición cómoda, y remoja tus pies o manos en el barreño del agua fría durante 2 minutos. A continuación, haz lo mismo pero en el barreño de agua tibia durante 1 minuto. La clave de este remedio es ir poniendo nuestras manos o pies en uno y otro barreño durante unos 15 o 20 minutos.

Finalmente, seca tus manos o pies, y en el caso de los pies ponte unos calcetines de algodón para terminar. Puedes repetir varias veces al día el remedio para aliviar la sensación de frío. Además, si lo deseas puedes añadir al agua unas gotas de jengibre, romero, menta o aceite esencial de ciprés.

2. Pimienta de Cayena

pimienta-cayena-rojoLa pimienta de cayena contiene un compuesto conocido como capsaicina que ayuda a mejorar nuestra circulación sanguínea en el cuerpo, incluyendo las extremidades, por lo que esto ayudará a mantenerlas calientes.

Para poner en práctica el remedio distribuye de forma uniforme una cucharadita de pimienta de cayena en un par de calcetines gruesos para tus pies, o unas guantes para tus manos, y déjalos actuar durante un rato.

3. Jengibre

Limon-jengibre-miel

Uno de los beneficios del jengibre es que estimula nuestra circulación sanguínea, y eso nos ayudará a combatir el problema de las manos y pies fríos. Además, el jengibre puede reducir el riesgo de coágulos de sangre y contiene compuestos como gingeroles y zingerona que tienen un efecto de calentamiento en nuestro cuerpo.

Para poner en práctica el remedio cocina a fuego lento 1 cucharada de jengibre en dos vasos de agua durante 10 minutos. A continuación cuela la mezcla, añade un poco de miel y bébela 2 o 3 veces al día.

También puedes puedes poner a hervir una olla con agua y un puñado de rodajas de jengibre, dejar que se enfríe y a continuación poner en remojo tus manos o pies durante 15 minutos, dos veces al día.

4. Ejercicios

ejercicio-de-pies

El ejercicio y el movimiento nos ayuda a estimular nuestro flujo sanguíneo para ayudar a que llegue hasta nuestras extremidades y así mantenerlas a buena temperatura. Veamos qué ejercicios pueden ayudarnos a mantener activa nuestra circulación.

  • Para las manos. Mueve los brazos en un movimiento circular para forzar a que la circulación de la sangre llegue hasta tus manos. También puedes cerrar y abrir tus manos para reactivar la sangre en ellas.

  • Para los pies. Te proponemos 4 ejercicios diferentes para calentar tus pies.

    • Ejercicio 1: Puedes caminar primero de puntillas y luego con los talones durante 10 minutos.

    • Ejercicio 2: Otro ejercicio es elevarnos levantando nuestros talones, y después caer sobre ellos durante unos 10 minutos también.

    • Ejercicio 3: Siéntate en una silla y gira tus tobillos como si siguieran el sentido de las agujas del reloj, y a continuación al revés, durante 10 o 20 veces.

    • Ejercicio 4: Pon un trozo de tela o un pañuelo en el suelo, y trata de cogerlo con los dedos de los pies una y otra ves hasta que notes que tus pies empiezan a entrar en calor.

5. Masaje

estiramiento-pies

Un masaje es la manera perfecta de estimular el flujo sanguíneo en nuestras extremidades y así restaurar el calor en ellas.

  • Para las manos. Masajea tus manos. Puedes utilizar aceite i crema para hacerlo, y no te olvides de masajear tmabién los dedos.

  • Para los pies. Si masajeas regularmente tus pies además de ahuyentar el frío evitarás los problemas propios de esta zona de nuestro cuerpo. Para poner en práctica este remedio calienta un poco de aceite de oliva, aceite de coco o aceite de sésamo en el microondas durante unos segundos. A continuación aplica el aceite en tus pies fríos, y manteniendo una presión suave pero firme, masajea tus pies desde la punta hasta el tobillo durante unos 10 minutos. Repite la acción todos los días antes de irte a la cama, y tras realizar el masaje ponte calcetines de algodón.

6. Sal de Epsom

Como te comentábamos, la deficiencia de magnesio puede ser una de las causas por las que tus manos y pies están fríos. La sal de Epsom tiene sulfato de magnesio que nos ayudará a combatir el problema.

Para ponerlo en práctica mezcla media taza de sal de Epsom en un barreño con agua caliente, y revuelve la mezcla hasta que se disuelva la sal, y a continuación remoja tus pies o manos durante 15 o 20 minutos en ella. Puedes repetir el remedio hasta dos veces a ala semana.

7. Té Verde

te-verde-infusion

El té verde mejora el funcionamiento de los vasos sanguíneos, por lo que resulta un buen remedio natural para combatir el frío tanto en las manos como en los pies.

Para poner en práctica este remedio puedes beber de 2 a 3 tazas de té verde a diario. Prepárala añadiendo una cucharadita de hojas de té verde en una taza de agua caliente. Déjala reposar durante unos 5 minutos, y a continuación cuela la infusión y bébela. Puedes añadirle un poco de miel para endulzarla.

Otra forma de poner en práctica el remedio es que hiervas en una olla grande agua y le añadas 3 o 4 bolsitas de té verde. A continuación retira las bolsitas, y cuando se enfríe un poco remoja tus manos o pies en ella durante 10 minutos. Puedes repetir la acción dos veces al día.

¡Aleja Definitivamente el Frío de tus Manos y Pies!

manos-frias-calor

Como has visto tenemos la posibilidad de combatir el frío en nuestras manos y pies gracias a los consejos y remedios naturales que te hemos dado, pero no te olvides de consultar a tu médico si el frío es persistente y notas tu piel entumecida, con un hormigueo o que empieza a cambiar de color.

¿Tienes algún remedio casero para las manos y pies fríos que quieras compartir con nosotros? ¡Te escuchamos!

Deja tu comentario