Problemas Renales: Identifica sus Síntomas y Cuida tus Riñones

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (7 votos)
Cargando…

Los problemas renales son una enfermedad que puede llegar a ser muy grave. Por eso es importante saber identificar sus síntomas lo más temprano posible, para poder actuar rápidamente contra ellos.

En este artículo encontrarás los síntomas más comunes para reconocer los problemas renales, y diversos consejos para cuidar la salud de tus riñones de manera natural. ¡No te lo pierdas!

¿Qué Causa los Problemas Renales?

Los riñones son dos órganos encargados de eliminar las toxinas de nuestro organismo. Son indispensables para desintoxicar y depurar nuestro cuerpo. Cada día filtran casi 200 litros de sangre para eliminar aproximadamente 2 litros de deshechos a través de la orina.

Además, se encargan de otras funciones muy importantes como:

  • Eliminar el exceso de agua, o retenerla cuando se necesite más.
  • Regular los niveles de minerales esenciales como el calcio o el fosfato.
  • Producir hormonas encargadas de regular la presión arterial.
  • Producir hormonas encargadas de producir glóbulos rojos, responsables del transporte del oxígeno a todo nuestro cuerpo.

Como puedes ver las funciones que desempeñan los riñones son tan importantes que son necesarias para poder vivir. Es por eso que si los riñones no cumplieran correctamente su función, podría ser muy perjudicial para nuestra salud.

espalda-riñones-dolor-2

13 Síntomas que Pueden Indicar un Problema Renal

Cuando nuestros riñones no funcionan correctamente podremos notar diferentes síntomas que nos pueden indicar que efectivamente sufrimos algún tipo de problema renal. Estar atento a ellos y actuar rápidamente será indispensable para luchar contra ese problema en nuestro riñones antes de que sea demasiado tarde.

Si crees que padeces algún tipo de problema en los riñones te recomendamos encarecidamente que acudas cuanto antes a tu médico, ya que detectar una enfermedad renal a tiempo puede ser clave para evitar que se agrave demasiado y terminemos requiriendo tratamiento de diálisis o un trasplante.

A continuación encontrarás una lista con los síntomas más comunes que nos indicarán que existe un problema en los riñones. Después encontrarás una serie de consejos que te ayudarán a cuidar la salud de tus riñones, tanto si sufres algún problema renal como si no.

espalda-riñones-dolor-3

    1. Alteraciones en la orina: Como te comentaba, los riñones eliminan los deshechos a través de la orina. Es por esto que cualquier cambio significativo tanto en la micción como en la propia orina pueden ser una señal evidente de que algo no funciona bien en nuestros riñones. Puedes advertir diferentes cambios como:

      • Orina con aspecto espumoso o burbujeante.
      • Aumento o disminución anormal de la cantidad de orina expulsada.
      • Flujo anormal o irregular de la orina expulsada.
      • Aparición de sangre en la orina.
      • Sensación de ardor al orinar.
      • Infecciones de orina frecuentes.

 

  1. Inflamación: Si nuestros riñones no son capaces de expulsar el líquido del cuerpo debido a algún problema renal, sufriremos un aumento anormal de la retención de líquidos. Si esto ocurre notaremos inflamación o hinchazón general, siendo más acentuada en zonas como la cara, las piernas, los tobillos, los pies y las manos.

  2. Fatiga: Si nuestros riñones no funcionan correctamente se reducirá la producción de la hormona EPO, que participa en la creación de glóbulos rojos, responsables de transportar el oxígeno a todo nuestro organismo. Esto implica que nuestros músculos no van a ser capaces de trabajar correctamente dada esa falta de oxígeno, haciéndonos sentir cansados y fatigados constantemente.

  3. Anemia y escalofríos: Esta falta de oxígeno también afectará a otros procesos vitales, como la absorción de nutrientes, por lo que podemos desarrollar anemia que en ocasiones puede ser muy severa. Uno de los síntomas más evidentes que podremos notar, es la sensación de frío constante (aunque la temperatura no sea baja) y diversos episodios de escalofríos.libertad-frio-escalofrio-viento

  4. Falta de concentración: La falta de oxígeno también va a afectar a nuestro cerebro, lo que puede provocar diversos problemas como falta de concentración, mareos o incluso pérdidas de memoria.

  5. Erupciones cutáneas: Si nuestros riñones no funcionan correctamente, no se van a poder expulsar todos los deshechos y toxinas de la manera habitual. Así pues, todas estas toxinas permanecerán dentro de nuestro cuerpo, y pueden causar erupciones cutáneas, piel seca y sensación de picazón extrema. Además, también puedes notar una palidez anormal en la piel.

  6. Mal aliento: Esta acumulación de toxinas en nuestra sangre, además, también puede producirnos mal aliento y un mal sabor de boca constante, como una especie de sabor a hierro.

  7. Náuseas: La acumulación de toxinas en la sangre también puede provocar náuseas y vómitos. Esto, sumado al sabor metálico en la boca puede conducirnos a una disminución del apetito, lo que propiciará una pérdida de peso significativa.

  8. Falta de aliento: Tanto por la falta de oxígeno como por la acumulación de líquidos en los pulmones, a causa del fallo renal, podremos notar que nos falta el aire pese a no realizar ningún esfuerzo físico.

  9. Dolor de espalda: Pese a ser un síntoma que no se presenta en todos los problemas de riñón, el dolor de espalda suele producirse si padecemos la enfermedad renal poliquística. Normalmente suele doler la zona media de la espalda (a la altura de los riñones), o solo uno de los lados, lo que nos indicaría cuál es el riñón afectado.espalda-riñones-dolor

  10. Aumento de la tensión arterial: Como te comentaba, los riñones también se encargan de otras funciones, como la de regular la tensión arterial. Un aumento significativo de la presión arterial podría estar indicándonos que existe algún problema en el riñón.

  11. Hipo: El hipo es una reacción normal del cuerpo cuando se irrita el diafragma, uno de los órganos responsable de la respiración. Sin embargo, sufrir hipo a menudo, o mantener el hipo durante demasiado tiempo (horas o días) podría indicarnos que hay algún problema serio, entre ellos, problemas de riñón.

  12. Problemas para dormir: La dificultad para conciliar el sueño puede encontrar su causa en múltiples razones. Sin embargo, una de ellas puede ser un problema renal, ya que la falta de aliento se puede producir cuando intentamos dormir, y esa sensación de ahogamiento puede dificultar el sueño.

15 Consejos para Cuidar tus Riñones

Pese a que las enfermedades renales pueden ser hereditarias, congénitas, o derivar de otros problemas o enfermedades (como la diabetes o la hipertensión), siguiendo esta serie de consejos podrás ayudar a mantener la salud de tus riñones. Es recomendable seguir estos consejos aunque no sufras ningún problema renal, ya que precisamente siguiéndolos vas a contribuir a no desarrollarlos en el futuro.

  1. No reprimas las ganas de orinar: Reprimir las ganas de orinar durante demasiado tiempo puede ser muy perjudicial, ya que provocará un aumento significativo de la presión en nuestros riñones. Si esta presión es continuada, es decir, si reprimes las ganas de orinar a menudo, podría desarrollarse una insuficiencia renal.Candidiasis-vaginal

  2. Evita el alcohol y el tabaco: El consumo de alcohol y tabaco introduce en nuestro cuerpo toxinas perjudiciales que los riñones se tienen que encargar de filtrar. Una exposición continuada a estas toxinas podría dañarlos a largo plazo, por lo que será necesario evitar este tipo de productos.

  3. Mantén una dieta sana y equilibrada: Mantener una dieta sana y equilibrada puede ayudarte a mantener la salud, no solo de tus riñones, sino de todo tu cuerpo en general. Recuerda evitar las comidas procesadas y los fritos, y optar siempre por alimentos ecológicos o de tiendas locales, libres de aditivos y pesticidas. Además, será imprescindible tomar una buena cantidad de fruta y verdura diaria. Existen frutas y verduras que son especialmente beneficiosas para nuestro riñones:

  4. Modera el consumo de sal: Un exceso de sal en nuestra dieta puede ser muy perjudicial para la salud de nuestros riñones, ya que el sodio aumenta la tensión arterial y esto deriva en el aumento de la presión sobre los riñones. Si no padeces ninguna enfermedad renal es recomendable que la moderes. Sin embargo, si sí que padeces algún problema de riñón, será necesario restringirla por completo.sal

  5. Modera el consumo de proteínas animales: Un consumo excesivo de proteínas animales, sobre todo de carne roja, puede dañar los riñones a largo plazo, ya que aumenta la carga metabólica de todo el cuerpo. Recuerda que siempre es recomendable siempre acompañar las proteínas con verduras, para mantener una dieta variada y saludable.

  6. Modera el consumo de azúcar: El azúcar aumenta la cantidad de proteínas en el organismo, además de incrementar la presión arterial. Ambos factores pueden ejercer un efecto negativo sobre los riñones, por lo que es recomendable moderar el consumo de azúcar y alimentos azucarados, sobre todo si contienen azúcar refinado o blanco.

  7. Modera el consumo de cafeína: El consumo excesivo de cafeína aumentará nuestra presión sanguínea. Esto puede afectar negativamente a los riñones a largo plazo, ya que incrementará la presión sobre ellos.

  8. Toma suficientes vitaminas y minerales: Las vitaminas y los minerales son nutrientes esenciales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Concretamente, la vitamina B y el magnesio son indispensables para la salud de los riñones. Puedes encontrar estos nutrientes en alimentos como las verduras de hoja verde, los frutos secos, las semillas, el pescado, la soja y sus derivados, las legumbres, los cereales integrales, el aguacate, los productos lácteos (bajos en grasa), los plátanos y el chocolate negro.

  9. Bebe agua: Beber suficiente agua va a ayudar a trabajar correctamente a tus riñones. Recuerda que la cantidad mínima de agua recomendada es 1,5-2 litros diarios.beber-agua-2

  10. Mantente activo: Practicar ejercicio de manera habitual ayuda a tu cuerpo a trabajar correctamente y mantenerse sano, y esto también se aplica a tus riñones. Realizando un mínimo de 30 minutos diarios de ejercicio ayudarás a que tus riñones eliminen más toxinas de tu cuerpo. No es necesario realizar ejercicios demasiado agresivos, recuerda que salir a caminar diariamente también puede ser un buen ejercicio.

  11. Mantente en tu peso ideal: La obesidad incrementa la presión arterial y esto influye directamente sobre la presión de los riñones, lo que a largo plazo podría provocar un fallo renal. Así pues, será importante adelgazar con ayuda de dieta y ejercicio, hasta alcanzar nuestro peso ideal.

  12. Reduce el colesterol: El colesterol LDL obstruye las arterias y esto afecta a la tensión arterial, que a su vez afectará también a la salud de los riñones. En este artículo puedes encontrar diferentes consejos y remedios para reducir tus niveles de colesterol.

  13. No te automediques: Muchos medicamentos pueden resultar agresivos para los riñones. Los médicos saben darte las dosis adecuadas para evitar o minimizar estos efectos negativos. Sin embargo, si te automedicas puedes estar dañando tus riñones (u otros órganos) sin saberlo. Como siempre, nosotros te recomendamos optar por tratamientos naturales, ya que muchas plantas pueden reemplazar ciertos medicamentos que solemos usar sin control, como por ejemplo el paracetamol y el ibuprofeno, u otro tipo de analgésicos.pastillas

  14. Mantén una buena higiene genital: Mantener una buena higiene, sobre todo de la zona genital, nos ayudará a evitar infecciones y otros problemas que podrían afectar a la salud de nuestros riñones.

  15. Duerme correctamente: Nuestro cuerpo aprovecha las horas de sueño para reparar los tejidos dañados, incluidos los riñones. Si no dormimos lo suficiente, la salud de nuestros riñones podría resentirse. Recuerda que es recomendable dormir 8 horas diarias.

¡Cuida tus Riñones!

La salud de nuestros riñones es muy importante, como has podido ver. Gracias a esta lista de síntomas serás capaz de identificar cualquier problema renal que puedas estar sufriendo, para actuar contra él cuanto antes. Y siguiendo los consejos finales conseguirás mantener una buena salud, no solo de tus riñones, sino de todo tu cuerpo en general. Así que no esperes más y ¡cuida tus riñones!

¿Añadirías algún consejo más a la lista para cuidar la salud de nuestros riñones? ¡Te escuchamos!

espalda-cuidado-dolor-feliz-libertad

Deja tu comentario