Acaba con las Puntas Abiertas de tu Cabello con estos 8 Remedios Naturales

misremedios.com

A todos nos gusta ver un pelo sano y bien cuidado, y más si es el nuestro, pero a veces, ya sea porque los factores ambientales o algunos tratamientos que nos aplicamos son demasiado agresivos con el cabello, puede aparecer el problema del pelo dañado y las puntas abiertas.

Aunque puedes encontrar muchos productos en el mercado para mejorar este problema, hoy te voy a traer hasta 8 remedios caseros para que puedas elegir uno que te sirva de utilidad en este caso. Si te interesa saber qué alternativas naturales puedes preparar, ¡no te pierdas este artículo!.

Libro 365 Remedios Naturales

¿Se pueden evitar las puntas abiertas en el cabello?

Tu cabello forma parte de tu imagen, y a todos nos gusta verlo bien cuidado. A veces, por el abuso de tintes, permanentes o el simple efecto del sol, tu cabello puede verse deteriorado o con las puntas abiertas. Aunque tienes en el mercado un montón de productos orientados a su cuidado y a sellar las puntas para que no se vea descuidado, puedes recurrir a tratamientos caseros que te resultarán más económicos y sobre todo, más naturales.

No obstante, para evitar al máximo la aparición de puntas abiertas, puedes seguir estos consejos que te servirán de utilidad:

  • La mejor forma de evitar las puntas abiertas es sanear tu cabello cada dos o tres meses cortando las puntas. Así, evitarás que el daño debilite aún más tu cabello y le ayudarás a que crezca sano.

  • Protege tu cabello del daño del sol cubriéndolo con un gorro o sombrero, sobre todo en verano si estás en la playa y especialmente si tu cabello se encuentra sometido a algún tratamiento como tiente o permanente que lo hacen más vulnerable y delicado.

  • Si tu cabello es teñido y necesitas volverlo a teñir para cubrir las raíces, procura aplicarte el tinte solo en el nacimiento del cabello para evitar dañar más las puntas.

  • Evita abusar de secadores, planchas, tenacillas o aparatos similares para el pelo, dado que contribuyen a su deterioro. Si vas a utilizarlos, procura utilizar un protector térmico para el cabello, para minimizar los daños.

  • No utilices cepillos para desenredarte el cabello cuando éste está mojado. Después de lavar tu cabello, es preferible que utilices peines de púas anchas para evitar que se rompa.

  • Si vas a la playa o a la piscina y te mojas el cabello, lávalo después con un champú suave para eliminar cualquier resto de cloro o sal que puede dañarlo.

  • Trata de no decolorarte el cabello si es posible, ya que esto daña mucho el cabello.

8 Remedios caseros para tratar las puntas abiertas de tu cabello

A continuación, te voy a dar 8 opciones que pueden ayudarte a mejorar este problema y a mejorar el aspecto de tu pelo. No hace falta que pongas todas en práctica a la vez, dado que el objetivo es que encuentres en alguna de ellas la opción que más te guste o que más le favorezca a tu cabello. Recuerda que si las puntas es la única zona que tienes dañada, puedes limitar la aplicación de cualquiera de estos tratamientos a esta zona para no engrasar el resto del cabello. En todo caso, intenta evitar la raíz del cabello para no aportar grasa extra al nacimiento del cabello.

1. Aceite de oliva

El aceite de oliva tiene excelentes propiedades para cuidar tu piel y también tu cabello, y en este caso, para ayudarte a prevenir y a reparar las puntas abiertas.

Para poner en práctica este sencillo remedio, tienes que aplicar un poco de aceite de oliva templado sobre tus puntas, y para ello, puedes poner un par de cucharaditas de aceite en un cuenco y calentarlo entre 15 y 30 segundos en el micro. A continuación, tienes que tomar ese aceite con los dedos y extenderlo con cuidado por las puntas de tu cabello. Deja actuar sobre las puntas por lo menos durante 30 minutos y aclara con agua tibia a continuación.

Si tu cabello requiere un tratamiento más intenso, también puedes optar por envolver tu cabeza en una toalla después de aplicarte el aceite y dejarlo actuar durante toda la noche. A la mañana siguiente, puedes aclararlo con agua tibia.

Puedes realizar este tratamiento una o dos veces a la semana para notar los resultados.

2. Papaya y yogur

La papaya contiene gran cantidad de nutrientes que le darán suavidad a tu cabello al mismo tiempo, le ayudarán a reparar las puntas dañadas.

Para preparar este remedio, necesitarás una papaya a la que deberás eliminar las semillas y hacer un puré con su pulpa. Dependiendo de lo largo que tengas el cabello, necesitarás más o menos cantidad, por lo que igual no necesitas una pieza de fruta entera, y puedes arreglarte con media. Cuando esté hecha puré, añade una taza de yogur natural y mezcla bien.

A continuación, tienes que aplicar esta mezcla por tu cabello y dejarla actuar como cualquier otra mascarilla entre 20 y 30 minutos antes de retirarla lavando tu cabello de forma habitual con agua tibia.

Puedes aplicarte esta mascarilla una vez a la semana para notar los resultados.

3. Vitamina E y yogur

La vitamina E es muy adecuada para mantener en buena forma el cabello, y si la utilizas de forma habitual conseguirás fortalecer tu cabello de una forma natural. Además, las buenas propiedades del yogur para suavizar tu cabello, hacen de esta mascarilla un complemento ideal para mantener en buen estado tu cabello y prevenir las puntas abiertas.

Para preparar esta mascarilla, tienes que coger una cápsula de vitamina E, abrirla para liberar el aceite que contiene, y ponerlo en un recipiente. Ahora añade el yogur y mezclar bien ambos ingredientes para que se integren. A continuación, aplica esta mezcla sobre las puntas de tu cabello y deja actuar durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo, puedes lavar tu cabello de la forma habitual para eliminar los restos de la mascarilla.

Puedes repetir esta acción una o dos veces a la semana por tu cabello y en poco tiempo notarás los resultados.

4.Aguacate, clara de huevo y aceite de oliva

Tanto el aguacate como el aceite de oliva son buenos aliados para el cuidado del cabello, y especialmente cuando el problema es por sequedad o por cabello quebradizo, dado que los ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales que contienen, nutren en profundidad tu cabello y ayudan en su reparación.

Para preparar esta mascarilla necesitas un aguacate maduro, una clara de huevo y tres cucharadas de aceite de oliva. Para prepararla, necesitas pelar el aguacate, retirarle la semilla y triturar la pulpa en un cuenco hasta hacerla puré. Ahora tienes que incorporar la clara de huevo y el aceite de oliva mezclando bien para formar una crema homogénea.

Para aplicarla, tienes que hacerlo sobre el cabello húmedo, extendiendo la mezcla suavemente y asegurándote de cubrir bien las puntas. Una vez que tengas el cabello cubierto, puedes ponerte un gorro de ducha encima y dejar actuar entre 30 y 40 minutos sobre el cabello. Pasado este tiempo, puedes lavar tu cabello de forma habitual para retirar bien los restos de la mascarilla.

Puedes aplicarte la mascarilla una o dos veces a la semana para notar los efectos.

5. Mascarilla de papaya, yogur y aceite de coco

Esta es una versión de la que te he contado antes pero añadiendo aceite de coco, que te ayudará a restaurar y fortalecer la salud de tu pelo sellando las puntas dañadas.

Para preparar este remedio, necesitarás 1 rodaja de papaya, una cucharada de aceite de coco (unos 15 gramos) y media taza de yogur natural (unos 120 gramos). Para prepararlo, primero tienes que triturar la rodaja de papaya y mezclarla con el aceite de coco y el yogur. Puedes hacerlo con la batidora y así conseguirás una mezcla más cremosa y homogénea. A continuación, tienes que aplicarlo sobre tu cabello húmedo, asegurándote de dejar bien cubiertas las puntas, que es la parte del cabello que nos interesa restaurar. Deja actuar la mezcla una hora más o menos, y pasado este tiempo, aclara tu cabello con agua fría para retirar bien los restos.

Puedes aplicar este remedio una o dos veces por semana sobre tu cabello y en poco tiempo notarás los resultados.

6. Mascarilla de mantequilla, vinagre y limón

La mantequilla resulta muy humectante aplicada sobre el cabello, sobre todo cuando está seco y dañado, y como en esta mascarilla añades además las buenas propiedades del vinagre de manzana y el limón para cuidar el cabello, conseguirás un buen aliado para reparar las puntas de tu cabello dañado.

Para preparar este remedio en forma de mascarilla, necesitas una cucharada de mantequilla, una cucharada de zumo de limón recién exprimido y una cucharada de vinagre de manzana. En primer lugar, tienes que ablandar la mantequilla y mezclarla con el zumo de limón y el vinagre hasta conseguir una pasta más o menos homogénea. A continuación, tienes que frotar este producto sobre tus puntas dañadas y dejarlo actuar unos 20 minutos por lo menos antes de retirarlo con agua tibia y champú, lavándote el pelo como lo haces de forma habitual.

Puedes utilizar este remedio cada vez que vayas a lavarte el pelo, pero sólo en las puntas, y en poco tiempo notarás los resultados.

7. Mascarilla de miel de abejas, huevo y aceite de oliva

La miel puede aportar la hidratación que las puntas de tu cabello necesitan, y en combinación con las proteínas del huevo y las buenas propiedades del aceite de oliva, este remedio te puede ayudar a restaurar las puntas abiertas y dañadas de tu cabello en poco tiempo.

Para preparar este remedio necesitas batir en un cuenco el huevo y añadirle a continuación 3 cucharadas de miel de abejas y 2 cucharadas de aceite de oliva. Cuando la mezcla esté más o menos homogénea, tienes que aplicarla sobre las puntas de tu cabello con la ayuda de una brocha. Deja actuar la mezcla sobre tu cabello por lo menos una media hora y aclara a continuación con agua fría para retirar los restos de la mezcla.

Puedes repetir esta acción entre dos y tres veces a la semana y en poco tiempo notarás los resultados.

8. Mascarilla de plátano, aceite de almendras y yema de huevo

El plátano es una buena fuente de nutrientes beneficiosos para tu cabello, y junto con las buenas propiedades del aceite de almendras y la yema de huevo, conseguirás una buena combinación para ayudarte a recuperar el brillo y la suavidad del cabello dañado y con las puntas abiertas.

Para preparar esta mascarilla necesitas un plátano que esté maduro, 1 cucharada de aceite de almendras y una yema de huevo. Ponlos en un cuenco y bátelos o pásalos por la batidora hasta obtener una mezcla más o menos espesa. A continuación, humedece tu pelo y aplica esta mezcla sobre él, extendiendo el producto con un suave masaje. Deja actuar unos 30 minutos y aclara a continuación con abundante agua tibia.

Puedes aplicarte esta mezcla unas dos o tres veces por semana y en pocas semanas notarás los resultados.

¿Quieres añadir algo más?

Estas son los tratamientos que te he traído hoy para cuidar de la mejor forma posible las puntas de tu cabello de una forma natural. Aunque seguro que tú tienes tu propio secreto para cuidar tu cabello al máximo, ¿Me lo quieres contar?