Descubre Cómo Tratar las Ampollas en los Pies con Estos 7 Remedios Naturales

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (2 votos)
Cargando…

Las ampollas en los pies aparecen por culpa del roce con los zapatos. Pueden ser tan dolorosas que acaben estropeándote un viaje o un paseo, e incluso pueden impedirte andar con normalidad.

En este artículo no sólo descubrirás cómo tratarlas con remedios naturales para que desaparezcan cuanto antes, sino que encontrarás diferentes consejos para evitar que aparezcan, o evitar que empeoren si ya han aparecido. ¡No te lo pierdas!

¿Por Qué Aparecen Ampollas en los Pies?

Las ampollas son una especie de protuberancias con líquido dentro que aparecen en la piel a causa de rozaduras fuertes o constantes. A causa de esta fricción, la piel afectada intenta protegerse ensanchándose y formando una bolsa alrededor de la herida, que se llena de un líquido que la ayudará a sanar y a evitar que se infecte. Así es como se crea la ampolla.

Cuando aparecen ampollas en los pies, suelen hacerlo por diferentes motivos:

  • Usar zapatos demasiado estrechos y ajustados.
  • Andar durante mucho tiempo con unos zapatos nuevos.
  • Empezar a usar zapatos sin calcetines cuando empieza el calor.

Las ampollas en los pies pueden ser muy molestas y dolorosas, sobre todo si tienes que continuar andando después de su aparición. Es por eso que será necesario conseguir que sanen cuanto antes.

pies-manos2

6 Consejos para Evitar Ampollas en los Pies

Antes de ver algunos remedios naturales para tratar las ampollas, conviene ver primero algunos consejos para evitar que aparezcan, o para evitar que empeoren si ya han aparecido.

  1. Usa el calzado correcto: Lo más importante para evitar las ampollas es usar el calzado adecuado. Evita los zapatos estrechos y rígidos, sobre todo cuando vayas a andar mucho, o vayas a estar de pie muchas horas. Usar zapatos demasiado sueltos también puede favorecer al roce y a la aparición de ampollas. Por otra parte, será importante que el zapato transpire, ya que el sudor también puede contribuir a la rozadura.

  2. Acostumbra a tus pies: Cuando llegue el calor y empieces a llevar zapatos sin calcetines o sandalias, intenta hacer un cambio gradual, y no andes mucho rato con ellos al principio, para que tu piel se vaya acostumbrando al roce. Piensa que después de tantos meses usando calcetines, la piel de tus pies estará mucho más sensible al roce.

    Por otra parte, recuerda no andar mucho cuando estrenes zapatos nuevos, ya que tu pie no estará acostumbrado a su forma y probablemente te rozarán al principio. Para ello, puedes ponértelos cuando sepas que no vas a caminar demasiado, o incluso ponértelos para estar por casa, para ir acostumbrándolos a tus pies.Tacones-deportivas-juanetes

  3. Usa vaselina: Si crees que es muy probable que los zapatos te rocen, o incluso has notado que están empezando a rozarte ya, aplicar vaselina en la zona puede ser una buena opción para evitar que te aparezca una ampolla. La vaselina suaviza la fricción, por lo que aligerarás el roce.

  4. No sigas andando: Si puedes evitar seguir andando, no continúes. El roce constante sobre la propia rozadura o ampolla, solamente la empeorará, y te producirá un gran dolor, que casi te impedirá caminar. Así que intenta volver a casa cuanto antes y curarte las rozaduras.

  5. Usa tiritas: Si no puedes evitar seguir andando, intenta cubrir la rozadura o ampolla con tiritas. Además de las tiritas habituales, también encontrarás a la venta otro tipo de apósitos acolchados o rellenos de gel, que serán todavía más efectivos para proteger tu ampolla de seguir rozándose con el zapato. Sin embargo, las tiritas solo son recomendables cuando vayas a caminar. Cuando estés en casa será recomendable dejar la ampolla al descubierto para que se seque y sane antes.

  6. Nunca revientes la ampolla: Bajo ningún concepto revientes la ampolla de manera intencionada. Puedes pensar que quizás reventándola te vaya a aliviar, ya que esa especie de burbuja puede resultar incómoda. Sin embargo, la ampolla protege la herida y evita que se infecte, por lo que si la explotas, vas a dejarla expuesta.

    Si la ampolla ya se te ha reventado por alguna razón, como por ejemplo continuar andando sin haberla cubierto con una tirita, procura mantenerla tapada, y desinfectarla como cualquier herida, con alcohol y yodo.

pies-manos

7 Remedios para Tratar las Ampollas en los Pies

Ahora que ya conoces como intentar evitarlas e impedir que empeoren, vamos a ver una serie de remedios naturales que te ayudarán a tratar las ampollas para hacer que desaparezcan lo antes posible.

  1. Sal: Con un baño de agua con sal conseguiremos aliviar el dolor y desinflamar la ampolla. Prepara un barreño con 5 litros de agua caliente y 5 cucharadas de sal. Sumerje tus pies durante 15-20 minutos, y después sécate los pies suavemente para no dañar la ampolla.

  2. Aloe vera: Gracias a los propiedades del aloe vera lograrás calmar el dolor de la ampolla, y conseguir que se seque y cicatrice antes. Para poner en práctica este remedio, corta una hoja de aloe vera de manera longitudinal y extrae su gel. Aplícalo sobre la ampolla, cúbrela con una gasa y deja que actúe toda la noche.aloe-vera-7

  3. Bicarbonato de sodio: El bicarbonato de sodio te ayudará a secar la ampolla para que sane rápidamente. Para poner en práctica este remedio, puedes hacerlo de la misma manera que con la sal, añadiendo 5 cucharadas de bicarbonato de sodio en 5 litros de agua caliente, y sumergir los pies durante 15-20 minutos.

    Otra opción también es mezclar un vaso de agua con una cucharada de bicarbonato y dos de agua oxigenada. Remueve esta mezcla hasta que esté completamente homogénea, y aplícala sobre la ampolla con un algodón. Deja que tu piel lo absorba por completo, y repite el proceso 2 veces al día.

  4. Ajo: Las propiedades antibacterianas del ajo serán perfectas para aliviar el dolor de la ampolla y evitar que se infecte. Además, conseguirá que se seque rápidamente, lo que hará que sane antes. Para aplicar este remedio, pela un diente de ajo y pártelo por la mitad. Frota suavemente la parte interna del diente sobre la ampolla durante 5 o 10 minutos, o sujétalo contra ella con ayuda de una gasa o algodón.

    Otra opción es triturar varios dientes de ajo hasta obtener una pasta homogénea, y aplicarla sobre la ampolla. Luego cúbrela con una gasa o algodón, y déjala actuar entre 10 y 15 minutos.ajos

  5. Vinagre de manzana: Las propiedades antisépticas y antibacterianas del vinagre de manzana te ayudarán a sanar rápidamente tus ampollas, evitando además que se infecten. Aplícalo directamente sobre la ampolla con ayuda de un algodón o una gasa, y déjalo actuar hasta que tu piel lo haya absorbido por completo.

    También será muy efectivo si lo mezclas con una cebolla triturada, hasta obtener una pasta homogénea. Deja actuar esta pasta durante 15 minutos y después retírala con agua tibia. Recuerda secar bien tus pies luego, con suavidad para no dañar la ampolla.

  6. Aceite de ricino: El aceite de ricino es un potente antibacteriano, por lo que no solo te ayudará a secar la ampolla, sino que evitará que se infecte. Para poner en práctica este remedio simplemente deberás aplicar un poco de aceite de ricino sobre la ampolla, con ayuda de un algodón o gasa, y dejar que tu piel lo absorba por completo.aceite-de-ricino

  7. Aceite esenciales: Masajear ligeramente la zona con aceites esenciales será muy beneficioso tanto para aliviar el dolor como para sanar la ampolla. Los más recomendados son los de lavanda, caléndula, árbol de té, eucalipto, menta o tomillo. Recuerda que exceptuando los aceites esenciales de lavanda y de árbol de té, los demás deberás diluirlos en otro aceite vegetal (como por ejemplo aceite de oliva) antes de aplicarlos sobre la piel, ya que son muy concentrados.

¡Vuelve a Caminar Sin Dolor!

Ahora que ya conoces tanto los consejos para evitar la aparición de las ampollas como los remedios naturales para aliviarlas, tan sólo te queda ponerlos en práctica y olvidarte finalmente de ellas.

¿Conoces algún otro consejo o remedio para evitar o aliviar las ampollas en los pies? ¡Te escuchamos!

pies

Disfruta de una vida alejada de los dolores

Descubre los hábitos, prácticas y remedios que te ayudarán a que tanto tú como aquellos a los que más quieres podáis disfrutar de una vida alejada de los dolores y molestias más comunes gracias a este libro físico de más de 200 páginas.