Combate la Artritis con Estos 15 Remedios Naturales

misremedios.com

La artritis es una dolencia muy común que afecta a las articulaciones, inflamándolas. Esta inflamación provoca dolor y rigidez, dificultando la movilidad de esas articulaciones e incluso impidiendonos realizar acciones cotidianas.

Afortunadamente, existen muchos remedios que funcionan como antiinflamatorios naturales, para reducir la hinchazón y el dolor provocado por la artritis. ¡Te los cuento enseguida!

Libro 365 Remedios Naturales

¿Qué Es la Artritis?

La artritis es una inflamación de las articulaciones que puede provocar dolor, hinchazón y rigidez en las mismas. En concreto, la parte inflamada es la membrana sinovial que recubre las articulaciones. Esto dificulta la movilidad e incluso puede impedir hacer vida normal si está en un estado más avanzado.

La artritis puede afectar a cualquier articulación, aunque las más comunes son los hombros, los codos, las muñecas, las caderas, las rodillas y los tobillos.

Como te comentamos en nuestro libro “Como Aliviar Dolores de una Manera Natural“, las causas de la artritis pueden ser muy diversas:

  • Envejecimiento
  • Sobrepeso u obesidad
  • Debilidad muscular
  • Lesión o traumatismo en la articulación
  • Movimiento repetitivo de una articulación durante un tiempo prolongado
  • Defecto en el cartílago o la unión de la articulación
  • Infección vírica, bacteriana o fúngica que afecte a la articulación
  • Enfermedad autoinmune
  • Factor genético

15 Remedios para Combatir la Artritis

A parte de la artritis, existen diversos tipos afecciones relacionadas con la inflamación de las articulaciones, como la artritis reumatoide, en la que se inflama el cartílago de la articulación, o la artrosis u osteoartritis, una enfermedad autoinmune en la que la inflamación la provoca el propio sistema inmunológico de la persona.

Los remedios que veremos a continuación pueden ayudar a combatir cualquiera de ellas, ya que son antiinflamatorios naturales que ayudarán a reducir la hinchazón, el dolor y la rigidez causada por estas dolencias.

  1. Jengibre: El jengibre posee propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la hichazón y el dolor provocados por la artritis. Puedes tomar el jengibre de manera oral, bebiendo infusiones de jengibre o incluso masticando rebanadas de jengibre fresco.

    Por otra parte, también puedes aplicar el jengibre de manera tópica usando aceite de jengibre. En lugar de comprar aceite de jengibre también puedes hacer una pasta de jengibre tú mismo en casa. Machaca un par de rebanadas de jengibre y mézclalas con un poco de aceite de oliva, hasta crear una pasta espesa y homogénea. Después, aplica esta pasta en la articulación y déjala actuar 10-15 minutos. Finalmente, enjuaga la zona con agua tibia.

  2. Cúrcuma: La cúrcuma es rica en curcumina, un antioxidante con grandes propiedades antiinflamatorias, que es el que le da su característico color anaranjado. Puedes usar la cúrcuma como especia en tus comidas, y además puedes tomarla también en forma de zumo. Otra opción también es agregar a un vaso de leche una cucharadita de polvo de cúrcuma, y tomarla todas las noches antes de ir a dormir.

  3. Vinagre de manzana: El vinagre de manzana tiene propiedades antiinflamatorias y alcalinizantes, que ayudan a reducir la inflamación y el dolor. Para tomarlo, mezcla una cucharadita de vinagre de manzana en una taza con agua tibia, y endúlzalo con miel si lo deseas. Bebe esta mezcla cada mañana antes de desayunar.

    También puedes aplicar el vinagre de manzana de manera tópica. Para hacerlo, calienta una taza de vinagre de manzana y agrégale media cucharadita de pimienta de cayena, que también posee propiedades antiinflamatorias. Empapa bien una compresa en esta mezcla y colócala sobre la articulación afectada. Déjala actuar durante 15 minutos y después enjuaga la zona con agua tibia.

  4. Sal de epsom: La sal de epsom es una buena fuente de magnesio, que ayuda a equilibrar el pH del cuerpo, reduciendo así la inflamación. Puedes tomarla de manera oral, mezclando en una taza de agua tibia una cucharada de sal de epsom y el zumo de un limón fresco. Toma una cucharada de esta mezcla dos veces al día.

    Por otra parte, también puedes usar la sal de epsom de manera tópica. Llena tu bañera con agua caliente y agrega dos tazas de sal de Epsom. Remuévela un poco hasta que se disuelva por completo y date un buen baño relajante de 20-30 minutos.

  5. Ajo: El ajo es un excelente antiinflamatorio natural, por lo que nos será muy útil para aliviar los dolores y la inflamación de la artritis. Puedes añadir ajo a tus comidas, y también es muy eficaz masticar 2 o 3 dientes de ajo crudos por las mañanas, en ayunas.

    También puedes aplicar el ajo de manera tópica. Para ello, machaca unos cuantos dientes de ajo y mézclalos con aceite de oliva hasta crear una pasta espesa y homogénea. Después, aplica esta pasta en la articulación y déjala actuar 10-15 minutos. Finalmente, enjuaga la zona con agua tibia.

  6. Canela: La canela es rica en antioxidantes con potentes propiedades antiinflamatorias, que contribuirán en la reducción de la inflamación y, en consecuencia, del dolor provocado por la artritis. Para tomarla, mezcla 1/2 cucharadita de canela en polvo en una taza de agua tibia, y agrega una cucharada de miel para endulzarla. Toma esta mezcla cada mañana, antes de desayunar.

  7. Té verde: El té verde contiene polifenoles, que son unos antioxidantes con grandes propiedades antiinflamatorias. Además, también ayudan a equilibrar el sistema inmunológico, por lo que si en vez de artritis sufres de artrosis este remedio puede venirte muy bien. Puedes tomar 2 o 3 tazas de té verde al día, acompañándolas con miel y limón si lo deseas. También puedes tomar la variedad de té verde Matcha, que contiene hasta 10 veces más polifenoles que el té verde normal.

  8. Regaliz: La regaliz posee propiedades antiinflamatorias que nos pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor de la artritis, tanto si es aguda como crónica. Puedes preparar una infusión de regaliz agregando 1 cucharadita de polvo de raíz de regaliz seco en una taza de agua caliente. Déjala reposar 10 minutos y después cuélala antes de tomártela. Puedes tomar 1 o 2 infusiones de regaliz al día para aliviar la inflamación y el dolor.

  9. Ortiga: La ortiga es una hierba muy eficaz para reducir la inflamación y el dolor provocado por la artritis, no solo por sus propiedades antiinflamatorias sino también por su riqueza en minerales como el potasio, el calcio y el magnesio. Puedes tomar té de ortiga 1 o 2 veces al día. Para prepararlo, agrega 1 cucharada de ortiga seca en una taza de agua caliente. Déjala reposar 5 minutos, y cuélala antes de beberla. Puedes endulzarla con un poco de miel si lo deseas.

  10. Boswelia: La boswelia es muy eficaz para tratar enfermedades inflamatorias como la artritis, e incluso previene la pérdida del cartílago de las articulaciones. Prepara una infusión agregando una cucharada de corteza de boswelia en una taza de agua caliente, y déjala reposar entre 5 y 10 minutos. Después, cuélala y tómala 1 o 2 veces al día.

  11. Corteza de sauce blanco: La corteza de sauce blanco es un analgésico natural muy eficaz para aliviar cualquier dolor articular. Para tomarla, puedes preparar una infusión agregando una cucharadita de corteza de sauce blanco seca en una taza de agua hirviendo. Déjala reposar 10 minutos y después cuélala antes de tomarla. Puedes tomar 1 o 2 veces al día esta infusión.

  12. Uña de gato: La uña de gato, también conocida como uncaria, posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que te ayudarán a combatir el dolor y la inflamación de la artritis. Además, mejoran el funcionamiento del sistema inmunológico, lo que también será de ayuda si padeces artrosis. Para preparar una infusión, añade una cucharadita de uña de gato en una taza de agua caliente y déjala reposar 5-10 minutos. Después cuélala, y tómala 1 o 2 veces al día

  13. Alfalfa: La alfalfa es otra de las mejores hierbas que puedes tomar para aliviar la inflamación y el dolor de la artritis. Además, ayuda a equilibrar el pH del cuerpo, lo que también reduce la hinchazón. Prepara una infusión agregando una cucharadita de semillas de alfalfa en una taza de agua hirviendo. Déjala a fuego lento durante 20 o 30 minutos con la tapa puesta, y luego cuélala. Toma esta infusión 2 veces al día.

  14. Aceite de pescado: Los ácidos grasos omega-3 del pescado tienen potentes propiedades antiinflamatorias. Puedes consumir pescado a menudo para beneficiarte de sus propiedades, y además puedes tomar 1 o 2 cucharaditas de aceite de pescado al día. Por otra parte, también hay otros alimentos que poseen ácidos grasos omega-3, como por ejemplo las semillas de lino o linaza.

  15. Aceites esenciales: Aplicar aceites esenciales calientes dando un suave masaje en círculos sobre la articulación inflamada va a ayudar mucho a reducir la inflamación y a mejorar la circulación sanguínea de la zona. Cualquier aceite puede venirte bien, aunque hay algunos que tienen más propiedades antiinflamatorias, como el aceite de mostaza, de eucalipto, de camomila o manzanilla, de sauce blanco, o de borraja.

¡Hazle Frente a la Artritis!

Como has visto, existen multitud de remedios naturales que podemos usar para aliviar y combatir la inflamación y el dolor provocados por la artritis o cualquiera de sus variantes. Así que no esperes más y ¡hazle frente!

Si te interesa conocer más remedios para la artritis y para otros dolores comunes, no dudes en consultar nuestro nuevo libro “Cómo Aliviar Dolores de una Manera Natural”.

¿Y tú? ¿Conoces algún remedio más para combatir la artritis? ¡Cuéntanoslo en un comentario!