10 Remedios Naturales para Frenar y Prevenir las Caries

misremedios.com

Las caries son unos pequeños agujeros que pueden aparecer en nuestros dientes a causa de las bacterias de nuestra boca. Ponerles freno cuanto antes será esencial para evitar dolores muy molestos e incluso la pérdida del propio diente.

En este artículo veremos cuáles son los mejores remedios y consejos para frenar el avance de las caries, y también para prevenirlas, evitando así que aparezcan nuevas. ¡No te lo pierdas!

Libro 365 Remedios Naturales

¿Por Qué Aparecen las Caries?

Las caries son unos pequeños agujeros que aparecen en los dientes, que están provocados por las bacterias que viven en nuestra boca (la placa bacteriana). Se suele decir que los productos azucarados y almidonados las producen, aunque no es del todo cierto. No es que comer estos productos cause las caries, sino que las bacterias se nutren de ellos y proliferan. Estas bacterias fabrican unos ácidos que destruyen el diente, provocando así las caries.

Si el avance de la caries no se frena puede resultar muy dolorosa, ya que los ácidos de la placa bacteriana empezarán a afectar a todo el interior del diente e incluso a inflamar su raíz y tejidos colindantes. Finalmente, si la caries avanzara demasiado incluso podrías llegar a perder la pieza dental.

Por eso, para evitar que esto ocurra deberemos impedir que la placa bacteriana prolifere en nuestra boca. Para ello descubriremos en este artículo diversos remedios y consejos. Siguiéndolos conseguirás prevenir la aparición de caries, o frenar su avance si ya han aparecido.

Por supuesto, siempre es recomendable acudir al dentista si crees tener alguna caries, sobre todo si te duele. Los remedios no van a curarte la caries, tan solo conseguirán frenar su avance y prevenir que aparezcan más. Pero para curarla deberás acudir a un dentista, que aplicará el tratamiento necesario para cubrir esa destrucción del diente y evitar así que pueda darte futuros problemas.

10 Remedios para Frenar y Prevenir las Caries

Existen diversos remedios naturales que pueden ayudarte a reducir la acumulación de bacterias en tu boca, frenando así el avance de las caries y previniendo su nueva aparición.

  1. Ajo: El ajo es uno de los remedios naturales más utilizados gracias a sus grandes propiedades antibacterianas y antibióticas. En este caso, también nos va a ser muy útil para eliminar las bacterias de la boca que provocan las caries, así como también para aliviar el dolor que producen. Tritura 3 o 4 dientes de ajo pelados y añade una pizca de sal, mezclándola bien hasta conseguir una pasta homogénea. Aplica esta pasta sobre el diente afectado y déjalo actuar unos 10 minutos. Después enjuágate bien con agua tibia y cepíllate de manera habitual.

  2. Bicarbonato de sodio: El bicarbonato de sodio es un excelente remedio para preservar una buena salud bucal, gracias a su capacidad para neutralizar los ácidos que produce la placa bacteriana. Por eso será ideal para frenar el avance de las caries y prevenir que aparezcan más. Simplemente añade un poco de bicarbonato sódico en un cepillo de dientes humedecido y cepíllate los dientes normalmente. Después, enjuágate bien con agua tibia.

  3. Sal: La sal también es un excelente antiséptico natural, ideal para eliminar las bacterias de tu boca que causan las caries. Te ayudará a reducir y prevenir el crecimiento de la placa bacteriana y a aliviar el dolor y la inflamación que provoca. Disuelve una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y llena tu boca con esta solución. No la tragues ni hagas gárgaras, tan solo mantenla en movimiento alrededor de tu boca durante unos minutos, haciendo hincapié sobre el diente afectado en el caso de que ya haya aparecido una caries. Después escúpela y cepilla tus dientes de manera habitual.
     
    También puedes crear una pasta mezclando media cucharadita de sal con aceite de mostaza o zumo de limón recién exprimido. Extiende esta pasta masajeando suavemente alrededor del diente afectado y la zona de la encía circundante. Déjala actuar durante unos minutos, y después enjuágate con agua tibia.

  4. Aloe Vera: El aloe vera tiene propiedades antimicrobianas, que ayudan a reducir la formación de placa bacteriana en nuestra boca. Por eso es ideal para prevenir las caries y promover una buena salud bucal, ya que cuida nuestros dientes y nuestras encías. Corta de manera longitudinal una hoja de aloe vera y extrae su gel ayudándote con una cuchara. Frota suavemente este gel alrededor de tus dientes y encías. Déjalo actuar durante 10 minutos y después enjuágate bien con agua tibia.

  5. Cúrcuma: Las propiedades antibacterianas y antiinflamatorias de la cúrcuma no solo te ayudarán a reducir la placa bacteriana sino que además te proporcionarán un alivio del dolor de las caries. Mezcla media cucharadita de cúrcuma en polvo con unas gotas de aceite de mostaza, hasta crear una pasta homogénea. Aplica esta pasta sobre el diente afectado y la encía de su alrededor. Aunque no haya aparecido ninguna caries, puedes hacer esto alrededor de todos los dientes para prevenirlas. Deja actuar esta pasta durante 10 minutos y después enjuágate con agua tibia.

  6. Regaliz: El regaliz tiene dos compuestos antibacterianos muy efectivos para promover la salud bucal: la licoricidina y el licorisflavano A. Estos dos compuestos son ideales para prevenir el crecimiento de bacterias en la boca, evitando así la aparición de caries, o el agravamiento de éstas en el caso de que ya hayan aparecido. Añade polvo de regaliz seco en un cepillo humedecido para cepillarte los dientes con él. Después, enjuágate bien con agua tibia.

  7. Aceite de clavo de olor: El clavo de olor tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antibacterianas, ideales para combatir la placa bacteriana y frenar las caries, además de aliviar el dolor que provocan. Mezcla unas gotas de aceite esencial de clavo con un aceite más suave, como aceite de oliva, de coco o de sésamo. Empapa un algodón en esta solución y mantenlo sobre el diente afectado durante 10 minutos. Después cepíllate normalmente.

  8. Aceite de coco: El aceite de coco es rico en ácido láurico, que tiene propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. Gracias a este ácido conseguirás reducir la acumulación de placa bacteriana de tu boca, previniendo así las caries. Para aplicarlo, introduce una cucharada de aceite de coco en tu boca y mantenla durante 10 minutos. No hagas gárgaras ni lo tragues, simplemente muévelo alrededor de toda tu boca. Después, escúpelo y cepíllate los dientes de manera habitual.
     
    También puedes aplicar este remedio con otros aceites esenciales, como el aceite de romero, de orégano, de clavo o de tomillo. Si son demasiado intensos o concentrados, diluye unas gotas de estos en un aceite vegetal más suave, como el aceite de oliva, de almendras o de coco.

  9. Hojas de guayaba: Las hojas de guayaba ayudan a eliminar eficazmente la acumulación de placa bacteriana en tu boca, causante de las caries. Lava bien unas cuantas hojas frescas de guayaba, y mastícalas durante unos minutos después de las comidas. Después escúpelas y cepíllate normalmente. Te ayudarán a limpiar tu boca y dientes de bacterias.

  10. Neem: El neem, también conocido como lila india, tiene grandes propiedades antibacterianas que pueden ayudarte a reducir la placa bacteriana que causa las caries. Machaca unas cuantas hojas de neem frescas y mézclalas con unas gotas de aceite de oliva o de coco para crear una pasta. Aplica esta pasta sobre el diente afectado y la zona de la encía circundante. Déjala actuar durante unos minutos, y después enjuágate bien con agua tibia.
     
    También puedes utilizar el aceite esencial de neem para hacer enjuagues (sin gárgaras) y mantener así tu boca libre de bacterias.

8 Consejos para Evitar la Aparición de Caries

Además de aplicar los diversos remedios para prevenir y frenar las caries, también hay una serie de consejos que puedes seguir para evitar que vuelvan a aparecer.

  1. Mantén una buena higiene bucal: Es esencial mantener una buena higiene bucal para evitar la proliferación de las bacterias que forman la placa bacteriana. Por eso, será muy importante cepillarte los dientes después de cada comida, y no olvidarte de usar hilo dental.
     
    Además, es recomendable usar enjuagues bucales para llegar a desinfectar cada rincón de tu boca. Puedes hacer tu propio enjuague bucal natural añadiendo algunas gotas de los aceites esenciales que hemos visto anteriormente en medio vaso de agua tibia.

  2. Mastica chicle sin azúcar: Si las circunstancias no te permiten poder lavarte los dientes después de cada comida, un método fácil y sencillo es masticar chicle para limpiar tu boca y estimular la producción de saliva, que te ayudará a eliminar las bacterias. Eso sí, procura que el chicle sea sin azúcar, ya que el azúcar contribuiría a la proliferación de las bacterias en lugar de ayudar a eliminarlas.

  3. Muerde una manzana: Un buen sustituto de masticar chicle sin azúcar es comer una manzana a bocados. La dureza de la manzana unida a sus ácidos nos ayudará a mantener limpios nuestros dientes de forma natural, evitando así la formación de placa bacteriana y su consecuente aparición de caries. Además, favorece la salud de nuestras encías.

  4. Toma una alimentación adecuada: Tomar suficiente calcio y fósforo es esencial para mantener una buena salud dental, y te ayudará a restaurar los minerales perdidos a causa de la placa bacteriana. Además también es interesante consumir alimentos ricos en magnesio, ya que ayuda a que nuestro cuerpo asimile mejor estos dos minerales esenciales. Por otra parte, las vitaminas A, D, E y K también son muy beneficiosas para promover la salud dental.

  5. Toma alimentos picantes: Los alimentos picantes estimulan la producción de saliva, y ésta ayuda no solo a limpiar la boca sino también a reducir la proliferación de placa bacteriana.

  6. Evita los alimentos ricos en azúcar y almidón: Como te comentaba, estos alimentos promueven la proliferación de las bacterias en la boca. Por eso es necesario evitarlos o consumirlos de manera muy ocasional.

  7. Bebe suficiente agua: Beber suficiente agua mientras comemos (y después de comer) nos ayudará a eliminar las partículas de comida de nuestra boca que puedan favorecer el crecimiento de las bacterias.

  8. Acude al dentista al menos una vez al año: Realizarse revisiones periódicas será esencial para mantener una buena salud bucal. Por supuesto, también será necesario acudir al dentista si aparece algún problema o dolor en algún diente, ya que podría tratarse de una caries.

¡Sonríe sin Miedo!

Ya has visto la gran cantidad de remedios y recomendaciones que podemos seguir para mantener nuestra boca libre de bacterias. Siguiendo estos sencillos consejos podrás evitar las caries y muchos otros problemas que podrían incluso hacerte perder un diente.

¿Conoces algún otro remedio o consejo para frenar o prevenir las caries? ¡Déjanos un comentario!