Remedios Caseros para Refrescar tu Aliento de una Forma Natural

misremedios.com

Mucha gente ha sufrido el problema del mal aliento alguna vez en su vida, sobre todo por las mañanas, cuando la boca ha ido acumulando bacterias durante toda la noche y la falta de salivación al estar durmiendo hace que se genere mal olor.

En muchas ocasiones un buen cepillado por sí solo no es suficiente para acabar con este problema, y necesitas recurrir a otro tipo de ayuda para librarte de este problema. Puedes probar con remedios caseros que te resultarán fáciles de preparar con ingredientes que tienes en casa o que puedes adquirir fácilmente en el supermercado y que seguro te resultarán efectivos para mejorar este problema.

Por eso, hoy te traigo hasta 10 remedios caseros que pueden ayudarte a mejorar este problema de una forma natural que te gustará conocer por si en alguna ocasión necesitas poner en práctica alguno de ellos. ¡No te pierdas esta información!

Libro Remedios Caseros

¿Por qué puede aparecer el mal aliento?

Si alguna vez has notado que padeces de mal aliento, seguramente te has sentido algo incómodo y la necesidad de no hablar demasiado debido a ello. Este problema se conoce con el nombre de halitosis, y su origen puede deberse a muchas causas, y no solo a una higiene dental deficiente como se piensa en muchas ocasiones. El problema puede venir de la lengua, de las fosas nasales, de las encías, del estómago o del resto del aparato digestivo, o incluso aparecer como consecuencia de otras enfermedades.

Por este motivo, hay gente que pospone la visita al médico o simplemente no sabe a qué tipo de médico acudir, ya que no saben dónde radica el origen del problema. Otras personas consiguen, cepillándose más a menudo los dientes y utilizando la seda dental y colutorios, enmascararlo durante unas horas librándose del problema durante más tiempo.

Pero, además de insistir en tu higiene bucal diaria, puedes acabar con este problema recurriendo a algunos sencillos remedios naturales que puedes preparar en tu casa con ingredientes que suelen estar en tu despensa o que no son demasiado difíciles de encontrar en el supermercado.

Si quieres saber cómo puedes mejorar este problema y hacer que vaya corrigiéndose poco a poco con la ayuda de remedios naturales, no dejes de leer este artículo.

10 Remedios Naturales para Refrescar tu Aliento

1. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra tiene propiedades antibacterianas que restablecen el pH de la boca, reduciendo este problema.

En este caso, vas a necesitar medio vaso de agua templada y una cucharadita de vinagre de manzana. Añade el vinagre en el vaso de agua y remueve bien. Utiliza a continuación este líquido como si fuera un colutorio, haciendo gárgaras entre 3 y 5 minutos y escupiendo el agua después. Puedes enjuagarte luego con agua fresca del grifo si quieres.

Puedes repetir esta acción por la mañana y antes de irte a dormir, y poco a poco, notarás la diferencia.

2. Aceite de coco

El aceite de coco tiene propiedades anti-inflamatorias y anti-bacterianas, por lo que si el problema viene de una inflamación de encías, este remedio puede ayudarte.

Para ponerlo en práctica necesitas una cucharada de aceite de coco virgen. En este caso, debes tomar la cucharada de aceite de coco y enjuagarte la boca con el aceite moviéndolo bien para que entre por todos los huecos y entre los dientes. Debes mantenerlo durante unos cinco minutos en tu boca por lo menos antes de expulsarlo. A continuación, puedes enjuagarte la boca con agua tibia.

Puedes repetir esta acción a diario hasta que veas que el problema desaparece.

3. Aceite de eucalipto

El aceite de eucalipto tiene un potente efecto bactericida, y puede actuar sobre las posibles bacterias que se encuentren en tu boca y que te estén generando el mal olor. También tiene propiedades anti-inflamatorias y anelgésicas, por lo que te ayudará a aliviar cualquier dolor o hinchazón que esté presente en tu boca.

En esta ocasión vas a necesitar una taza de agua y dos o tres gotitas de aceite esencial de eucalipto. Pon las gotas del aceite esencial en el agua y remueve bien para que se mezcle correctamente. A continuación, haz gárgaras con el líquido resultante durante unos 3 minutos y escupe a continuación. Puedes aclarar luego tu boca con agua fresca si quieres.

Repite esta acción a diario hasta que notes mejoría.

4. Semillas de hinojo

Las semillas de hinojo se encargan de refrescar tu aliento al mismo tiempo que pueden acabar con cualquier infección que pudieras tener en la boca, que puede ser la causa de este problema.

En esta ocasión, necesitas una cucharadita de semillas de hinojo, y debes masticarlas bien hasta triturarlas y tragarlas después.

Puedes recurrir a este remedio cada vez que lo necesites y verás como poco a poco, el problema va desapareciendo.

5. Jengibre

El jengibre tiene una poderosa acción anti-microbiana, lo que te ayudará a eliminar el mal olor así como a tratar las infecciones de la garganta que pudieras tener.

En esta ocasión necesitas una cucharadita de jugo de jengibre fresco, que puedes obtener rallando el jengibre y exprimiendo luego la pulpa con la ayuda de una gasa. Añade la cucharadita de jugo de jengibre a un vaso de agua caliente y haz enjuagues con el líquido resultante durante unos cinco minutos por lo menos. Puedes hacer un último enjuague con agua sola si lo deseas.

Puedes repetir esta acción después de las principales comidas, y en unos pocos días, notarás como el problema va desapareciendo.

6. Té verde

El té verde tiene propiedades antibacterianas que pueden ayudarte a eliminar el olor que causan algunas bacterias de la boca o del tracto digestivo. Por eso, cambiar el café de las mañanas por té verde es un buen remedio que te ayudará a eliminar el mal olor de tu boca.

En este caso necesitas una bolsita de té verde y una taza de agua hirviendo. Pon la bolsita de té en una taza y añade agua hirviendo. Deja reposar unos diez minutos y retira la bolsita de la taza. Añade si quieres una cucharadita de miel para endulzar o toma directamente cuando ya no queme.

Puedes tomar hasta 3 tazas de té verde al día como máximo, y en poco tiempo notarás la diferencia.

7. Perejil

El perejil es una estupenda planta que se utiliza mucho en cocina que además de facilitar tu digestión, te ayudará a acabar con el mal aliento. La clorofila que contienen sus hojas tiene un marcado poder bactericida y te ayudará a eliminar el olor que pudieran causar las bacterias alojadas en la boca y en la garganta.

En esta ocasión, necesitas unas cuantas hojas de perejil fresco y lavado. Lo que tienes que hacer en esta ocasión es masticar esas hojas frescas y tragarlas después, para que hagan su efecto. Puedes hacerlo después de cada comida o cada vez que notes que necesites refrescar tu aliento, y poco a poco notarás la diferencia.

También puedes añadir perejil fresco a tus comidas o ensaladas, como condimento, para acostumbrarte y tomarlo más a menudo.

8. Agua con sal

El agua con sal neutraliza el ph de la boca, al mismo tiempo que la limpia de los posibles microbios que pueda haber en la cavidad bucal, por lo que te ayudará a eliminar el mal olor que pueda desprender.

En esta ocasión, vas a necesitar un vasito de agua tibia y una cucharadita de sal. Añade la cucharadita de sal al vaso de agua y remueve bien. A continuación, realiza gárgaras con el líquido resultante durante unos minutos y escupe después el agua. Al final, si quieres puedes realizar un último enjuague con agua solamente para quitarte el sabor salado.

Puedes repetir esta acción una o dos veces al día y verás como notarás la diferencia en poco tiempo.

9. Canela, miel y limón

La canela y la miel tienen propiedades bactericidas, y el poder refrescante del limón te ayudarán a mantener tu boca fresca acabando con el mal olor que pudiera aparecer en ella.

Para poner en práctica este remedio necesitas media cucharadita de canela, una o dos cucharaditas de miel, dos limones y una taza de agua caliente. Primero, exprime los limones y pon el zumo en un recipiente que puedas cerrar herméticamente. Añade ahora la canela en polvo, la miel, y el agua caliente. Cierra el recipiente y agítalo con energía para que se mezclen bien todos los ingredientes. Puedes utilizar una o dos cucharadas de esta mezcla para enjuagar tu boca durante un par de minutos después de lavarte los dientes y utilizarlo como colutorio. A continuación, puedes enjuagarte con agua fresca si quieres para quitarte el sabor. Puedes guardar el resto del líquido que te haya quedado en el recipiente durante unos días para utilizarlo de la misma forma.

Puedes repetir esta acción al menos una vez al día durante unos días y verás como notas la diferencia.

10. Aceite de sésamo

El aceite de sésamo te ayudará a limpiar tus dientes mejorando tu salud dental, acabando con los problemas de mal aliento que pudieras tener. Además, otro efecto beneficioso de este remedio es que te ayudará a blanquear tus dientes de una forma natural.

En esta ocasión necesitas una cucharada de aceite de sésamo y agua tibia. Para poner en práctica este remedio tienes que tomar la cucharada de aceite de sésamo y mantenerlo en tu boca durante unos minutos moviéndolo bien para que entre en toda la cavidad bucal y en todos los espacios interdentales. Pasados dos o tres minutos, puedes escupirlo y enjuagarte con agua tibia, haciendo gárgaras para aclarar bien tu boca.

Puedes repetir esta acción cada mañana, nada más levantarte, para acabar con todas las bacterias que pueda haber en tu cavidad bucal y en poco tiempo notarás la diferencia.

¿Quieres añadir algo más?

Estos han sido los remedios que me han parecido más sencillos de preparar para acabar con este problema, pero igual tú tienes algún otro remedio que resulte efectivo y lo quieras compartir conmigo para enriquecer este artículo. ¿Me lo quieres contar?