Los Mejores Remedios y Consejos para Combatir la Ansiedad

misremedios.com

Sufrir ansiedad es algo muy común pero no por ello debemos ignorarlo. Vivir con ansiedad puede llegar a ser muy difícil, ya que este trastorno puede convertir cualquier actividad cotidiana en un esfuerzo sobrehumano. Además, incluso puede llegar a afectarte físicamente.

En este artículo repasaremos cuáles son los mejores consejos y remedios para calmar los nervios y combatir la ansiedad. ¡No te los pierdas!

Libro 365 Remedios Naturales

¿Qué es la Ansiedad?

La ansiedad es un trastorno que puede ser devastador para la vida cotidiana. La ansiedad es una respuesta normal del cuerpo hacia estímulos negativos, como pueden ser problemas o peligros.

Sin embargo, se convierte en un trastorno cuando este estado de alerta se prolonga aun cuando el problema ya ha desaparecido, o se manifiesta de manera exagerada ante estímulos que en realidad no deberían ser tan preocupantes.

La ansiedad puede estar provocada por múltiples factores. Cualquier situación problemática o traumática puede desencadenarla. Sin embargo, la ansiedad puede perdurar indefinidamente aunque este suceso ya haya pasado o se haya resuelto. Es aquí cuando realmente nos enfrentamos a un trastorno de ansiedad.

La ansiedad puede provocar tanto síntomas físicos como psíquicos, que pueden impedirte desarrollar tu día a día con normalidad:

Síntomas físicos:

Síntomas psíquicos:

12 Consejos para Controlar la Ansiedad

Lo primero que vamos a ver son algunos consejos para controlar la ansiedad y conseguir que no se prolongue o se exacerbe. Aprender a controlar y apaciguar tu mente será el primer paso para vencer la ansiedad.

  1. Respira: Cuando padeces ansiedad es normal que respires de manera rápida y poco profunda, e incluso que tengas problemas para hacerlo. Esto solo consigue aumentar el ritmo cardíaco y puede llegar a provocar mareos, aturdimiento, desmayos o un ataque de pánico. Cuando notes que tu respiración se acelera no debes dejar que se descontrole. Siéntate y practica ejercicios de respiración profunda.

    Para ello, exhala todo el aire de tus pulmones y toma una bocanada de aire muy lenta y profunda, hasta que sientas tus pulmones llenos de nuevo. Aguanta el aire unos segundos y después déjalo ir muy poco a poco. Repite este proceso tantas veces como sea necesario. Cuando lo hagas céntrate en la respiración, siente el aire entrar y salir de tus pulmones. Centrando tu atención en la respiración conseguirás calmarte, y esta oxigenación extra contribuirá a reducir la presión sanguínea y la ansiedad.

  2. Controla tu mente: Corta de raíz los pensamientos negativos. Darle vueltas a algo que no tiene solución, que ya ha pasado o que aún ni siquiera ha ocurrido no te hará ningún bien. Por eso, cuando sientas que tu mente está yendo por libre no dejes que te arrastre; toma el control, corta de raíz ese pensamiento y mantén tu cerebro ocupado en otra cosa. Céntrate en alguna actividad o hobby que te guste y que mantenga tu mente alejada de los problemas y los pensamientos negativos.

  3. Rememora situaciones positivas: A veces nos centramos solo en darle vueltas a lo negativo, y olvidamos todo lo positivo que hay a nuestro alrededor. Olvídate de las preocupaciones rememorando situaciones positivas y momentos felices. Ocupa tu mente con optimismo, no con negatividad.

  4. Establece metas a corto plazo: Muchas veces la ansiedad aparece a causa de una fuerte inseguridad sobre nuestro futuro, o una sensación de que no estamos consiguiendo nuestras metas. Plantearse objetivos muy altos y a largo plazo puede contribuir a esta sensación de fracaso por no avanzar tanto o tan deprisa como quisiéramos. Lo mejor es establecer metas u objetivos intermedios, más a corto plazo, para sentir que realmente sí estamos avanzando.

  5. Encuentra tiempo para ti: La ansiedad puede tener causas muy diversas, pero sin duda una de ellas es agobiarnos en exceso a causa de las obligaciones y el estrés de nuestro día a día. Busca tiempo para ti cada día, no hace falta que sea mucho; intenta aunque sea tan solo dedicarte a ti mismo media hora, o una hora. Practica algún ejercicio o hobby que te apasione, sal a pasear, sal a tomar algo o a cenar, escucha música, toma un baño, lee un libro, mira tu serie favorita, ve al cine, o simplemente échate una siesta. Haz cualquier cosa que te apetezca, aprovecha ese tiempo para ti.

  6. Programa las situaciones: Cuando vayas a enfrentarte a una situación que te genera ansiedad, imagina y programa en tu cabeza todo lo que deberás ir haciendo o cómo se desarrollará. Tenerlo todo programado te generará una sensación de control y te ayudará a tomarte las situaciones complicadas o estresantes con mucha más calma. Sería algo parecido a ensayar una obra; cuando estudias o ensayas algo, después lo afrontas con más seguridad.

  7. Usa técnicas de relajación: Practicar alguna técnica de relajación puede ayudarte mucho a despejar tu mente y controlar la ansiedad. Técnicas como el yoga, la meditación o el mindfulness serán ideales para dejar la mente en blanco y olvidarte de las preocupaciones.

  8. Practica ejercicio: Realizar ejercicio no solo es una buena manera de desconectar nuestro cerebro de pensamientos negativos y preocupaciones. Lo realmente positivo del ejercicio son los cambios físicos en el estado de ánimo que produce. Al hacer ejercicio producimos serotonina, dopamina y endorfinas, unas hormonas asociadas a la sensación de bienestar. Por eso es recomendable practicar algo de ejercicio, aunque sea leve, para combatir problemas de nerviosismo, ansiedad e incluso depresión.

  9. Organízate: Organizar tu tiempo y tu vida en general es muy importante a la hora de combatir la ansiedad. Muchas veces sentimos que estamos perdiendo el control, que no somos capaces de seguir con nuestro día a día. No dejes que esa sensación de agobio te supere. Coge una agenda y distribuye tu tiempo, organízate y verás como puedes llegar a todo. Y si no, prioriza tareas y relega otras a un segundo plano. A veces debemos asumir que no podemos lidiar con todo a la vez.

  10. Y organiza tu casa: Puede parecer una tontería pero el desorden físico puede suscitar un desorden emocional, y con esto se crea un círculo vicioso de desorden que puede acabar superándonos y creando ansiedad. Intenta organizar tu casa o tu espacio de trabajo. El orden y la simetría siempre transmiten una sensación de calma y bienestar.

  11. Nutrientes esenciales: Algunas carencias en nutrientes esenciales pueden afectarte también de manera psicológica. La deficiencia en magnesio y en vitaminas B1 y B12 puede provocar síntomas de ansiedad o estrés. Por eso, será importante que tomes habitualmente alimentos ricos en estos nutrientes, para suplir cualquier carencia nutricional que pueda estar afectándote.

  12. Bebe suficiente agua: Puede parecer una tontería, pero beber suficiente agua y mantenerte bien hidratado puede ayudarte a calmar los nervios y la ansiedad. Así pues, asegúrate de tomar al menos 1,5-2 litros de agua diarios.

12 Remedios para Combatir la Ansiedad

Hay diversas hierbas que pueden ayudarte a calmar los nervios, relajarte y reducir la ansiedad. Lo mejor es que las prepares en forma de infusión, aunque también puedes encontrar muchas en forma de suplemento. También puedes optar por usar sus aceites esenciales en aromaterapia, o incluso añadirlos a un baño caliente.

  1. Manzanilla: La manzanilla tiene propiedades relajantes y calmantes, ideales para aliviar la ansiedad y conciliar mejor el sueño. También es un buen relajante muscular, por lo que te ayudará a aliviar algunos de los síntomas físicos de la ansiedad, como la rigidez y la tensión muscular, así como los calambres estomacales.

  2. Valeriana: Otra popular planta para calmar los nervios es la valeriana. Tanto si la tomas en forma de infusión como en forma de cápsulas, la valeriana tendrá un efecto sedante que te ayudará a reducir la ansiedad y el estrés, ya que actúa directamente sobre el sistema nervioso.

  3. Tila: La tila es otra planta muy conocida para relajarse y calmar los nervios. Aunque la valeriana es un poco más fuerte, la tila también puede ser muy eficaz para aliviar la ansiedad y tranquilizarse.

  4. Pasiflora: La pasiflora, pasionaria o flor de la pasión tiene propiedades analgésicas y sedantes. Es muy eficaz para tratar casos de ansiedad, depresión e insomnio. Por otra parte, también te ayudará a calmar el dolor de cabeza y la taquicardia o las palpitaciones.

  5. Lavanda: La lavanda tiene suaves propiedades sedantes, lo que te ayudará a calmar los nervios y relajarte. Puedes tomarla en forma de infusión, o preparar un baño caliente con unas gotas de su aceite esencial.

  6. Hojas de naranjo: Las hojas de naranjo amargo poseen propiedades sedantes, por lo que te será de gran ayuda a la hora de calmar los nervios y combatir la ansiedad.

  7. Lúpulo: El lúpulo puede ayudarte a reducir y controlar la ansiedad, gracias a su efecto relajante. La infusión de lúpulo es ideal para conciliar mejor el sueño, para liberar la tensión muscular e incluso para controlar el hambre nerviosa.

  8. Avena: La avena es ideal para relajar los nervios y levantar el ánimo, por lo que te ayudará a combatir los síntomas de la ansiedad. Es capaz de equilibrar los niveles de azúcar en sangre y de estimular a nuestro cerebro para que produzca serotonina (una hormona asociada a la sensación de bienestar), gracias a su contenido en carbohidratos complejos. Es recomendable tomarla en el desayuno, ya que nos proporcionará la energía necesaria para afrontar un nuevo día. Una buena manera de consumirla es en un delicioso porridge.

  9. Té verde: Podrías pensar que el , a causa de la teína, podría alterarte más que calmarte, ya que la teína es un excitante. Pero lo cierto es que, gracias a su contenido en L-teanina, el té verde es capaz de estimular los neurotransmisores cerebrales que producen la sensación de relajación. Por eso puede resultar un buen remedio para calmar los nervios y reducir la ansiedad.

  10. Regaliz: La raíz de regaliz es un calmante natural muy efectivo, ya que aporta de manera natural unos efectos similares a los que produce la cortisona. Además, también ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en sangre, cosa que también te ayudará a normalizar y relajar tu cuerpo.

  11. Kava: La kava es una planta similar a la menta, de la familia de la pimienta. Es muy beneficiosa para reducir el nerviosismo y la ansiedad. Su acción calmante también te ayudará a combatir el insomnio.

  12. Hipérico: El hipérico es una hierba muy beneficiosa para tratar casos de ansiedad o depresión porque es capaz de reestablecer el equilibrio de los neurotransmisores, actuando así directamente sobre el estado de ánimo.

¡Líbrate de la Ansiedad!

Ya has visto los mejores consejos y remedios para conseguir aliviar la ansiedad, calmar sus síntomas y relajar tus nervios. Te ayudarán a levantar el estado de ánimo para poder seguir con tu día a día con fuerza y motivación.

¿Cuál es tu favorito? ¿Conoces alguno más? ¡Déjanos un comentario!