11 Remedios para Combatir el Hipo de Manera Eficaz

misremedios.com

Seguro que alguna vez has sufrido hipo y has tenido momentos en los que te dolía hasta la tripa de tanta contracción. Cuentas hasta diez o esperas a que alguien te de un susto para que por fin desaparezca, pero no lo consigues. En este artículo vamos a descubrir qué es el hipo y por qué se produce, y a continuación te ofreceremos una lista de los mejores remedios naturales que hay para que puedas combatirlo. ¿Te quedas a descubrirlo?

Libro 365 Remedios Naturales

¿Qué Es el Hipo?

El hipo es una contracción incontrolable del diafragma, el músculo que separa el tórax del abdomen. Ésta contracción se puede repetir varias veces por minuto y resulta verdaderamente molesta.

El sonido característico del hipo se produce cuando nuestro diafragma se contrae, lo cual causa que respiremos de manera más rápida y que nuestras cuerdas vocales se cierran de forma repentina.

El hipo puede ser individual o repetirse de forma continuada. Normalmente, si el hipo se repite éste no suele durar más de unos minutos, aunque en determinadas ocasiones puede persistir por horas, y en este caso es recomendable buscar consejo médico. El hipo se caracteriza por su sonido, pero a veces también puede ir acompañado de una ligera opresión en el pecho, el abdomen o la garganta.

¿Por Qué se Produce se el Hipo?

La mayoría de veces, la aparición del hipo se debe a causas como:

  • Ingerir bebidas carbonatadas
  • Ingerir bebidas alcohólicas en exceso
  • Comer en exceso
  • Comer demasiado rápido
  • Consumir alimentos muy picantes
  • Estrés emocional
  • Fumar
  • Cambio de temperatura repentino
  • Tragar aire mientras se mastica o se come

Cuando el hipo dura horas puede ser que se derive de algún daño o irritación nerviosa, por afecciones respiratorias, trastornos del sistema nervioso central, trastornos gastrointestinales, trastornos metabólicos o ciertos medicamentos. Otros desencadenantes también pueden ser el alcoholismo, la anestesia, los barbitúricos, la diabetes, el desequilibrio electrolítico, una insuficiencia renal, los esteroides o los tranquilizantes.

11 Remedios Naturales para Combatir el Hipo

Sufrir hipo puede ser molesto e incluso vergonzoso si estás en un lugar público. Como te hemos comentado, por lo general, trascurrido un tiempo acaba despareciendo sin aplicar ningún tratamiento, pero si quieres combatirlo antes, puedes valerte de estos remedios naturales que te recomendamos a continuación.

¿Qué cosas puedes tomar?

1. Agua Fría

Una buena forma de hacer desaparecer el hipo es con agua fría, ya que ésta actuará como distracción y el hipo desaparecerá. Para poner en práctica este remedio tienes varias opciones. La primera de ella es que añadas a un vaso de agua fría una cucharada de miel y lo bebas rápidamente.

También puedes realizar gárgaras con agua fría durante 1 minuto o chupar un trocito de hielo durante unos segundos. Escojas la opción que escojas, te servirá de ayuda para frenar el molesto hipo.

2. Mantequilla de Cacahuete

La mantequilla de maní, también conocida como mantequilla de cacahuete, es otro de los remedios eficaces para combatir el hipo. Su consistencia pegajosa y densa interrumpe el patrón de respiración cuando intentamos ingerirla, y eso nos ayuda a detener el ciclo del hipo.

Pon una cucharadita de mantequilla de cacahuete en tu boca y mantenla en ella durante unos segundos. A continuación tómala sin masticar, y si es necesario, acompáñala de un vaso de agua. También puedes realizar este remedio con mantequilla de almendra.

3. Limón

El sabor agrio del limón abruma los nervios irritados, lo cual hace que se convierta en un buen remedio para detener el molesto hipo.

Pon media cucharadita de jugo de limón sin diluir en tu boca y deja que haga su magia, ya que su característico sabor hará que nos cueste ingerirlo, y eso nos ayudará a detener el hipo. También puedes mezclar el jugo de un limón en medio vaso de agua, y bebértelo rápidamente. Por último, tienes la opción de poner un poco de sal en un pedazo pequeño de limón y a continuación chupar el jugo de limón lentamente.

4. Azúcar

Consumir azúcar es uno de los remedios más amables para combatir el hipo, y especialmente fácil para los más pequeños de la casa, que en los demás remedios pueden encontrar ciertas dificultades.

Ingerir azúcar estimula el nervio vago y hace que el cuerpo se olvide del hipo, por eso para hacerlo efectivo llenaremos una cucharadita con azúcar blanco o moreno. Introduciremos la cuchara en la boca y la aguantaremos ahí durante unos 5 segundos. dejando así que el azúcar se disuelva lentamente sin llegar a masticarlo. Por último, beberemos un sorbo de agua y el hipo habrá desaparecido.

Este remedio natural deberán evitarlo las aquellas personas que sufren diabetes.

5. Vinagre

Otro remedio eficaz para combatir el hipo, aunque algo menos agradable que el azúcar, es el vinagre. Su característico sabor amargo nos ayuda a distraer nuestra mente y a detener así el hipo. Puedes usar tanto vinagre blanco, como vinagre de malta o de sidra de manzana.

Para poner en práctica el remedio prepara media cucharadita de vinagre y tómala acompañada de un vaso de agua. También puedes mezclar una cucharada de vinagre con un vaso de agua y a continuación beberlo lentamente.

6. Cardamomo

Gracias a las propiedades musculares relajantes del cardamomo, éste también se convierte en un remedio eficaz para detener el hipo. Para ponerlo en práctica mezcla una cucharadita de polvo de cardamomo en un vaso de agua caliente, deja que repose durante unos 15 minutos y a continuación cuélalo. Por último, bebe la infusión lentamente.

7. Manzanilla

La manzanilla cuenta con propiedades musculares relajantes que nos ayudarán a aliviar las contracciones en el diafragma que causan el hipo, y así poder combatirlo.

Añade una cucharadita de hierba de manzanilla seca a una taza de agua caliente y deja que repose entre 5 y 10 minutos. A continuación bebe la infusión lentamente.

También puedes poner 1 o 2 gotas de aceite esencial de manzanilla en una bolsa de papel, y realizar respiraciones lentas y profundas a través de la bolsa para que el hipo se detenga.

¿Qué cosas puedes hacer?

8. Beber del Revés

Como te comentábamos antes, beber agua fría es una buena forma de combatir el hipo, pero la forma en la que lo haces también puede influir en su pronta desaparición. El hipo desaparecerá antes si ese vaso de agua fría te lo bebes del revés.

Para hacerlo, llena el vaso de agua fría, inclina tu torso hacia abajo doblándolo por la cintura, y baja la cabeza. Ahora trata de beber agua por el lado opuesto del cristal del vaso que bebes habitualmente, y repite la acción varias veces.

9. Mantener la Respiración

Si hay un remedio para combatir el hipo que se conoce desde hace mucho tiempo es el de mantener la respiración. Con esta acción lo que hacemos es aumentar la cantidad de dióxido de carbono en nuestro flujo sanguíneo, y eso hará que nuestra mente se distraiga y acabe deteniéndose el ciclo del hipo.

Para poner el remedio en práctica inspira una gran bocanada de aire, y mantén la respiración todo el tiempo que puedas hasta dejar salir todo el aire. A continuación, exhala de forma suave y controlada, para después volver a inhalar y contener el aliento de nuevo. La clave de este remedio reside en repetir la acción varias veces hasta comprobar que el hipo desaparece.

10. Tapar los Oídos

Taparnos los oídos es otro buen remedio para combatir el hipo, ya que cuando tapamos el nervio vago del canal auditivo, nuestro cuerpo entra en alerta y envía una señal al diafragma para que el hipo desaparezca. 

Para ello, introduce los dedos índice de tus manos con suavidad en tus oídos, y envuelve las orejas con las palmas de las manos ejerciendo una ligera presión, y aguanta así durante unos 20 segundos.

11. Respirar a Través de una Bolsa de Papel

Respirar a través de una bolsa de papel también puede ayudarnos a combatir el hipo, ya que aumentamos la cantidad de dióxido de carbono que hay en el cuerpo, provocando que el diafragma se contraiga de manera más profunda para aportar más oxígeno a nuestro cuerpo.

Pon la bolsa de papel alrededor de la boca y presiónala firmemente. Respira a través de ella de forma lenta y profunda, y repite el proceso varias veces sin quitar la bolsa del sitio. Eso sí, procura poner este método en práctica siempre siguiendo tu propio nivel de comodidad.

Este remedio no se recomienda a aquellas personas que sufran del corazón o pacientes de accidentes cerebrovasculares.

¡Despídete del Hipo!

Como has podido comprobar, despedirse del molesto hipo siguiendo los remedios naturales que te hemos dado en este artículo no es complicado. Recuerda que la clave también está en la prevención, y en evitar comer en exceso y muy deprisa.

¿Y tú? ¿Conoces algún remedio natural más que ayuda a detener el hipo? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!