Acaba con la Infección de los Folículos Capilares con estos 10 Remedios Naturales

misremedios.com

La infección de los folículos capilares o foliculitis es una dolencia muy común de la piel que aparece normalmente a causa de la depilación o el afeitado, o también de la fricción en ciertas áreas del cuerpo. Pese a que no es una afección grave, puede resultar molesta, dolorosa y antiestética, por lo que es importante acabar con ella cuanto antes.

En este artículo descubrirás los mejores remedios para combatir la foliculitis y aliviar sus síntomas rápidamente. ¡No te lo pierdas!

Libro 365 Remedios Naturales

¿Por Qué se Infectan los Folículos Capilares?

Los folículos capilares o folículos pilosos son unas pequeñas aberturas en la piel por donde crece el pelo. Cuando estos folículos se infectan estamos ante una foliculitis. Los folículos pilosos se inflaman provocando hinchazón, ardor o picazón en la piel, dolor y sensibilidad, pelos encarnados e incluso la aparición de espinillas o protuberancias llenas de pus.

Las zonas que más suelen ser afectadas por la foliculitis son los muslos, las nalgas, el cuello y las axilas, ya que la fricción es común en esas zonas. Aparte de la fricción, existen diversas causas por las que los folículos pilosos pueden inflamarse e infectarse:

  1. Afeitado o depilación
  2. Uso de ropa muy ajustada
  3. Sistema inmunológico débil
  4. Infecciones bacterianas o fúngicas
  5. Mala higiene
  6. Problemas cutáneos como dermatitis o acné
  7. Obesidad

La foliculitis no suele ser un problema grave pero sí puede ser muy molesto, irritante y doloroso, además de ser antiestético y embarazoso si aparece en ciertas zonas más visibles.

10 Remedios Naturales para Combatir la Foliculitis

Pese a que normalmente la foliculitis desaparece por sí sola en un par de semanas, puedes acelerar su proceso de curación y aliviar rápidamente sus síntomas usando algunos remedios naturales:

  1. Compresas calientes: Las compresas calientes pueden ayudarte a reducir la irritación y calmar el dolor de la zona afectada por la foliculitis. Además, las compresas calientes estimulan la circulación sanguínea de la zona, contribuyendo así también a una sanación más rápida. Para poner en práctica este remedio pon a hervir una olla con agua y déjala enfriar un poco. Empapa bien una toalla limpia y escúrrela para eliminar el exceso de agua. Después coloca esta compresa caliente sobre la zona afectada por la foliculitis y déjala actuar durante 10 minutos. Puedes repetir este remedio entre 3 y 5 veces al día.

  2. Cúrcuma: La cúrcuma tiene grandes propiedades antibacterianas, algo ideal para combatir la foliculitis causada por una infección de bacterias estafilocócicas, que es una de las más comunes. Además, sus propiedades antiinflamatorias también te ayudarán a reducir la inflamación de los folículos pilosos, aliviando así la picazón y el dolor que provoca. Puedes usar la cúrcuma como remedio tanto de manera oral como tópica:

    • Para un uso interno agrega una cucharadita de cúrcuma en polvo en un vaso de leche caliente y tómalo dos veces al día.

    • Para un uso externo mezcla media cucharadita de cúrcuma en polvo con suficiente aceite de coco o de oliva como para crear una pasta homogénea. Aplica esta pasta en la zona afectada por la foliculitis y deja que actúe durante 1 o 2 horas, hasta que esté completamente seca. Después enjuaga la pasta con agua tibia y repite el remedio tantas veces como sea necesario, hasta que la infección se haya ido.

  3. Aceite de árbol de té: El aceite de árbol de té tiene grandes propiedades antibacterianas y antisépticas, por lo que te ayudará a combatir la infección de los folículos pilosos de manera rápida y eficaz, además de reducir la inflamación y la picazón. Mezcla 5 gotas de aceite de árbol de té con 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva o de coco, y masajea suavemente con esta mezcla la zona afectada por la foliculitis. Deja que actúe sobre tu piel entre 1 y 2 horas, y después enjuaga la zona con agua tibia. Puedes repetir este remedio una vez al día.

  4. Aceite de orégano: El aceite de orégano posee grandes propiedades antibacterianas, antisépticas y fungicidas, ideales para combatir la foliculitis y otras afecciones de la piel. Además sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antioxidantes te ayudarán a aliviar sus síntomas rápidamente. Puedes tomarlo de manera oral o aplicarlo de manera tópica:

    • Pasa un uso interno, mezcla 2 o 3 gotas de aceite de orégano en un vaso de agua, y tómalo dos veces al día.

    • Para un uso externo, mezcla 10 gotas de aceite de orégano en 2 cucharadas de aceite de oliva o de coco, y aplícalo en el área afectada masajeando suavemente en círculos. Déjalo actuar durante un par de horas y después enjuaga la zona con agua tibia. Puedes repetir este remedio 3 o 4 veces al día.

  5. Vinagre de manzana: El vinagre de manzana tiene propiedades antibacterianas, antisépticas y antivirales, algo ideal para combatir la foliculitis. Además es muy eficaz para reducir también la inflamación y picazón que provoca. Puedes usarlo tanto interna como externamente:

    • Para un uso interno mezcla un par de cucharaditas de vinagre de manzana en un vaso de agua tibia y tómalo 1 o 2 veces al día.

    • Para un uso tópico mezcla una parte de vinagre por cada 2 de agua tibia y aplica esta mezcla sobre la zona afectada por la foliculitis con ayuda de un algodón o un paño limpio. Deja que tu piel absorba esta mezcla durante unos 10 minutos y después enjuaga la zona con agua tibia. Ten en cuenta que el vinagre de manzana puede resecar la piel, así que conviene hidratarla después con un poco de aceite de coco.

  6. Jabón negro africano: El jabón negro africano contiene muchos ingredientes ideales para combatir la foliculitis, como aceite de coco, de palma, cacao, manteca de karité y vitamina E. Además también te ayudará a mantener el área hidratada, produciendo así un alivio de la inflamación, la picazón y el dolor. Este jabón también es muy útil para combatir otras afecciones de la piel como la dermatitis, los eczemas, el acné, la psoriasis o la piel seca. Para usar este remedio usa jabón negro africano para lavar suavemente la piel afectada por la foliculitis, al menos dos veces al día.

  7. Plata coloidal: La plata coloidal es muy eficaz contra bacterias y hongos, así que puede ser un buen remedio para combatir la infección de los folículos pilosos. Puedes tomarla de manera oral o usarla externamente:

    • Para tomarla de manera oral añade 1 o 2 cucharaditas de plata coloidal en un vaso de agua y tómalo dos veces al día, a ser posible con el estómago vacío.

    • Para usarla de manera tópica aplica 2 o 3 gotas de plata coloidal en el área afectada y cubre la zona con un vendaje. Aplícalas dos veces al día.

  8. Aloe vera: El aloe vera es ampliamente conocido por sus magníficos beneficios para la piel. Contiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, calmantes e hidratantes, y ayuda a mantener el equilibrio del pH de la piel. Todo esto ayuda eficaz y rápidamente a sanar la foliculitis y aliviar sus síntomas. Para poner en práctica este remedio corta de manera longitudinal una hoja de aloe vera y extrae su gel con ayuda de una cuchara. Aplica este gel de aloe vera sobre el área afectada y deja que actúe durante una hora. Después enjuaga la zona con agua tibia. Aplica este remedio una vez al día.

  9. Alcohol: El alcohol tiene propiedades desinfectantes y calmantes, por lo que puede resultar muy eficaz para combatir la infección de los folículos y aliviar rápidamente la inflamación y la picazón que provoca. Para aplicarlo empapa un algodón con alcohol y frótalo suavemente en el área afectada por la foliculitis. Déjalo actuar durante 10 minutos y después enjuaga la zona con agua tibia. Puedes repetir este remedio dos veces al día, pero no lo prolongues más de 3 o 4 días, ya que el alcohol puede secar mucho la piel.

  10. Neem: El neem, también conocido como lila india, contiene propiedades antibacterianas y antibióticas que te ayudarán a sanar rápidamente la infección de los folículos pilosos. También aliviarán de manera eficaz la picazón, la inflamación y el dolor que provoca la foliculitis. Puedes usar el neem como remedio de diferentes maneras:

    • Muele un puñado de hojas de neem y mézclalas con un poco de agua o aceite de oliva o de coco hasta crear una pasta homogénea. Aplica esta pasta en el área afectada y déjala actuar durante 30 minutos. Después enjuágate con agua tibia. Puedes repetir este remedio varias veces al día.

    • Agrega un puñado de hojas de neem en un cazo con agua hirviendo y déjalas hervir durante 10 o 15 minutos. Después cuela este agua y deja que se enfríe un poco. Cuando esté tibia, lava la zona afectada con este agua. Puedes repetir este remedio varias veces al día.

    • También puedes usar el neem en forma de aceite. Mezcla unas cuantas gotas de aceite de neem en una cucharada de aceite de coco o de oliva y masajea con él suavemente la zona afectada por la foliculitis. Deja que actúe sobre tu piel unos 20 minutos y después enjuágate con agua tibia. Puedes repetir este remedio 2 o 3 veces al día.

¡Luce una Piel Perfecta!

Ya has visto que existen multitud de remedios para cuidar tu piel, desinfectarla y combatir la foliculitis de manera rápida y eficaz. Será importante actuar cuanto antes no solo para hacer que desaparezcan esas antiestéticas marcas, sino sobre todo para aliviar las molestias y el dolor que puedan causarte.

¿Conoces algún remedio más para combatir la foliculitis? ¡Déjanos un comentario!