Dolor en la Zona Inferior de la Espalda (Lumbalgia): 10 Remedios Naturales para Combatirlo

misremedios.com

La lumbalgia es una dolencia que afecta a gran parte de la población. Se caracteriza por presentar un dolor agudo en la parte baja de la espalda, que puede dificultar nuestro día a día e incluso impedir el movimiento. Cuando aparece, es importante guardar reposo y no hacer ningún esfuerzo que pueda empeorar nuestra condición.

Además, también podemos aliviar este dolor lumbar usando algunos remedios naturales. ¿Quieres conocerlos? ¡No te pierdas este artículo!

Libro 365 Remedios Naturales

¿Por Qué Aparece la Lumbalgia?

La lumbalgia, también conocida como lumbago o simplemente dolor lumbar, es un problema muy común al que se enfrenta casi todo el mundo alguna vez en su vida. Normalmente suele darse en personas de entre 30 y 60 años. Este dolor está producido por distensiones musculares en la zona baja de la espalda, provocando un dolor agudo y pinchazos en la zona, e incluso puede causar problemas de movilidad.

El principal síntoma de la lumbalgia es el dolor en la zona baja de la espalda, desde las últimas costillas hasta los pliegues de los glúteos.

Como te comentamos con detalle en “Como Aliviar Dolores de una Manera Natural“, las principales causas por las que aparece la lumbalgia son:

  • Mala postura
  • Sobreesfuerzo
  • Inflamación de las vértebras o de los tejidos colindantes
  • Hacer ejercicio sin calentamiento previo o sin estiramientos posteriores
  • Degeneración de los discos vertebrales de la zona lumbar
  • Hernia discal en alguna vértebra de la zona lumbar
  • Artrosis en las vértebras lumbares
  • Osteoporosis
  • Escoliosis o alteración de la curvatura normal de la columna
  • Infecciones en la zona lumbar
  • Tumores malignos en la zona lumbar (causa muy poco frecuente)

Si el dolor lumbar ocurre de manera aislada, suele durar entre 3-6 semanas, y es importante guardar reposo y evitar hacer esfuerzos durante ese periodo, sobre todo los 3 primeros días. Si, en cambio, es un dolor que se presenta de manera crónica, será importante acudir al médico para identificar su causa y combatirla.

10 Remedios para Combatir la Lumbalgia

Tanto si te ocurre de manera aislada, como si se ha convertido en un dolor crónico, puedes combatir la lumbalgia usando diversos remedios naturales.

  1. Realiza ejercicios de estiramiento leve: Cuando aparece la lumbalgia de manera intensa, es prácticamente imposible poder moverse. Estos dos o tres primeros días de dolor intenso es recomendable pasarlos en absoluto reposo y sin realizar ningún esfuerzo. Sin embargo, pasada esta etapa inicial, realizar ejercicios de estiramiento puede ayudarnos a recuperarnos antes, ya que vamos a conseguir fortalecer los músculos de la zona lumbar. Procura no forzar demasiado, y realízalos conforme tu condición física te lo permita, o podrías empeorar.

    Por otra parte, si la lumbalgia es una dolencia que te afecta a menudo, realizar estiramientos de espalda habitualmente contribuirá a evitar que aparezca. Si no sabes qué ejercicios pueden venirte bien, puedes encontrar algunos en nuestro artículo sobre prevenir el dolor de espalda.

    También puede serte útil practicar pilates o yoga, siempre teniendo en cuenta que si en ese momento padeces de lumbalgia las posturas deberán ser sencillas y con una tensión leve, que no fuercen demasiado tu espalda. Salir a pasear o nadar también podrán ayudare tanto a aliviar la lumbalgia como a prevenirla.

  2. Aplicación de frío y calor: El contraste de frío y calor puede ayudarte a aliviar el dolor de la lumbalgia. Por una parte, el frío reducirá la inflamación y, por la otra, el calor conseguirá relajar los músculos de la zona y activar la circulación sanguínea, aminorando así el dolor. Para aplicarte frío puedes hacerlo con una compresa fría o una bolsa de hielo envuelta en una toalla fina. Para aplicarte calor, puedes hacerlo con una compresa caliente, con una bolsa de agua caliente o con una almohadilla eléctrica. Un baño tibio también te ayudará a aliviar el dolor y a relajar los músculos.

  3. Jengibre: Las propiedades antiinflamatorias del jengibre te ayudarán a aliviar la inflamación y el dolor provocados por la lumbalgia. Para preparar una infusión de jengibre, corta un pequeño trozo de su raíz y pongo a hervir durante 5 o 10 minutos. Después, cuela este agua y toma dos tazas de infusión de jengibre al día. También puedes empapar una gasa con esta infusión y aplicarla directamente sobre la zona lumbar, dejándola actuar durante 15 o 20 minutos. Puedes repetir el proceso 2 o 3 veces al día.

  4. Cola de caballo: La infusión de cola de caballo también reduce la inflamación y activa la circulación sanguínea. De la misma manera que con el jengibre, puedes tomarla en forma de infusión, o puedes empapar una gasa en esta infusión y aplicarla en la zona lumbar para que actúe durante 15 o 20 minutos. Como verás en el siguiente punto, el aceite esencial de cola de caballo también puede resultar muy eficaz.

  5. Aceites esenciales: Aplicar un aceite esencial caliente masajeando suavemente en círculos la zona lumbar puede aliviar mucho tu dolor. Los aceites esenciales te ayudarán a rebajar la inflamación, y el masaje activará la circulación de la zona, contribuyendo también a reducirla. También puedes preparar un baño caliente, y agregar unas gotas de algún aceite esencial para relajar aún más la zona. Aunque cualquier aceite esencial te vendrá bien, hay algunos que, por sus propiedades, pueden venirte mejor como el de ruda, de cola de caballo, de romero, de lavanda, de caléndula, de almendras o de árbol de té.

  6. Hojas de repollo: Las hojas de repollo también son un excelente antiinflamatorio natural y relajante muscular. Para que actúen de manera más eficaz, la mejor opción es aplicarlas en forma de cataplasma. Para ello, machaca unas cuantas hojas de repollo y mézclalas en un recipiente con un poco de leche caliente. Déjalas reposar durante 5 minutos y después aplícalas húmedas sobre la zona lumbar. Sujétalas bien con una venda y déjalas actuar durante 15 minutos. Después enjuágate con agua tibia, o incluso puedes darte un baño tibio para relajar todavía más la zona.

  7. Vinagre de manzana: El vinagre de manzana también es un antiinflamatorio muy efectivo para el dolor de la lumbalgia. Empapa una compresa con vinagre de manzana y aplícala sobre la zona lumbar para que actúe durante 15 o 20 minutos. También puedes preparar un baño caliente y añadir un vaso de vinagre de manzana para que actúen sus propiedades calmantes.

  8. Ajo: El ajo es un potente antiinflamatorio natural y, además, ayuda a elevar la temperatura de la zona donde se aplica, proporcionándote también una sensación calmante. Para poner en práctica este remedio, machaca unos cuantos dientes de ajo y méclalos con un poco de agua o de aceite caliente, hasta crear una pasta homogénea. Después, aplica esta pasta en la zona lumbar, y cúbrela con una venda o compresa, para que actúe durante 15 o 20 minutos. Después, puedes enjuagarte la zona con agua tibia, o darte un baño tibio para calmar el dolor todavía más.

  9. Caléndula: Las propiedades calmantes de la caléndula te ayudarán a aliviar el dolor de la lumbalgia. Para aplicar este remedio, mete en medio litro de agua 2 cucharadas de raíz de caléndula y déjala hervir durante 5 minutos. Después, retírala del fuego y deja que repose otros 15 minutos más. Empapa una compresa con esta infusión y aplícala sobre la zona lumbar, dejándola actuar durante 15 o 20 minutos. También puedes colar la infusión de caléndula y envolver los trocitos de raíz, aún empapados, en una compresa y aplicarla a modo de cataplasma sobre la zona lumbar, sujetándola con una venda.

  10. Avena: La avena posee propiedades calmantes que te ayudarán a relajar los músculos de la zona lumbar, aliviando así el dolor. Para poner en práctica este remedio, añade 400 gr. de avena en un litro de agua hirviendo, y déjala hervir durante 15 minutos. Después, cuela la avena y deja que se escurra un poco, hasta que esté húmeda pero no chorree. Envuelve la avena, que aún estará caliente, en un trapo fino y colócala sobre la zona lumbar, para que actúe durante 15 o 20 minutos.

¡Despídete del Dolor!

Como has podido ver, existen multitud de remedios naturales que puedes aplicar para aliviar el dolor causado por la lumbalgia. Recuerda también que es importante que guardes reposo y no hagas esfuerzos hasta que mejores por completo.

Si quieres encontrar más remedios para la lumbalgia y para muchos otros dolores, no te pierdas nuestro libro “Cómo Aliviar Dolores de una Manera Natural.

¿Conoces algún otro remedio natural para combatir la lumbalgia? ¡Cuéntanoslo en un comentario!