10 Remedios Que Acabarán con la Sarna Definitivamente

misremedios.com

La sarna es una dolencia que puede llegar a ser muy molesta, por culpa de su picazón constante. Además es altamente contagiosa, por lo que es necesario librarse de ella cuanto antes.

¿Quieres conocer los mejores remedios naturales para combatirla y recuperarte lo más rápido posible? No te pierdas el siguiente artículo.

Libro 365 Remedios Naturales

¿Qué es Exactamente la Sarna?

La  está provocada por un ácaro parásito llamado Sarcoptes scabiei. Contrariamente al mito que afirma que la sarna pueden transmitirla los perros, lo cierto es que la sarna humana es diferente a la que afecta a los animales, por lo que nunca será contagiosa entre humanos y animales. Sin embargo, sí es muy contagiosa entre humanos, por lo que deberás tener especial atención en que tu piel afectada por la sarna no entre en contacto directo con otras personas.

La sarna se presenta como una serie de erupciones con pequeñas protuberancias rojas, que pueden aparecer normalmente en las muñecas, entre los dedos, en la parte posterior del codo y las rodillas, alrededor de la cintura o los pezones, en el dorso de los pies, en las nalgas y en la zona genital. Esta infección de la piel no es grave, pero el picor que provoca su sarpullido puede ser muy molesto, e incluso puede llegar a provocar dolor.

piel-cuerpo-belleza

10 Remedios Contra la Sarna

Si crees que has sido infectado por la sarna, es recomendable acudir al médico para que evalúe tu condición y te administre el tratamiento que crea conveniente. Sin embargo, también puedes contar con diferentes remedios naturales que pueden ayudarte a combatir el ácaro y a sanar tu piel, además de rebajar la picazón del sarpullido.

  1. Aloe vera: Las propiedades antimicrobianas del aloe vera pueden combatir el parásito que provoca la sarna. Además, sus propiedades antiinflamatorias rebajarán la hinchazón y el picor de la sarna, proporcionándote un rápido alivio. Para aplicar este remedio, corta de manera longitudinal una hoja de aloe vera, extrae su gel, y aplícalo sobre la zona de la piel afectada. Deja que tu piel lo absorba por completo, y repite el proceso diariamente hasta que desaparezca por completo.

    También puedes usar cremas o aceites con aloe vera, pero procura que sean completamente naturales, ya que muchos de estos productos que se venden en las grandes superficies, realmente contienen muy poca cantidad de la propia planta.

    aloe-vera-7

  2. Aceite esencial de lavanda: El aceite esencial de lavanda puede ayudarte a matar los parásitos que provocan la sarna, además de aliviar la picazón de la zona, e hidratar tu piel.

    Para ello, diluye el aceite esencial de lavanda en otro aceite vegetal, ya que los aceites esenciales son muy concentrados y podrían resultar demasiado agresivos para tu piel. Después aplícalo sobre la zona afectada, y deja que tu piel lo absorba por completo. Repite este remedio 2 o 3 veces al día para notar sus resultados más rápidamente.

  3. Aceite de neem: Las propiedades antibacterianas y antifúngicas del aceite de neem te ayudarán a eliminar tanto los ácaros que provocan la sarna, como otros posibles microorganismos y hongos que pueden formarse en el sarpullido. Aplica el aceite de neem directamente sobre la zona afectada, y masajéalo suavemente para que tu piel lo absorba por completo. Repite este proceso diariamente para conseguir resultados positivos con mayor rapidez.

  4. Aceite de árbol de té: El aceite de árbol de té tiene propiedades antiparasitarias y antisépticas, por lo que será especialmente eficaz para matar el ácaro que causa la sarna. Además, te ayudará a sanar tu piel y a rebajar la picazón del sarpullido. Aplica aceite de árbol de té directamente sobre la piel afectada 2 o 3 veces al día, y deja que se absorba completamente.

    aceite-te-arbol

  5. Cúrcuma: La cúrcuma es especialmente eficaz para cuidar de la salud de la piel, y por tanto también para combatir la sarna. No solo ayudará a regenerar tu piel, sino que también es un excelente cicatrizante para las heridas.

    Para poner en práctica este remedio, puedes mezclar una cucharada de cúrcuma con un poco de agua o de aceite de oliva para formar una pasta. Después aplícala sobre la zona afectada por la sarna, y déjala actuar durante 15 minutos, hasta que esté seca. Finalmente, enjuágate la zona con agua tibia. Repite este remedio 2 o 3 veces al día para notar sus resultados más rápidamente.

  6. Pimienta de cayena: La pimienta de cayena te ayudará a matar a los parásitos que están provocando la sarna, aliviando el problema rápidamente. Mezcla la pimienta de cayena en agua caliente y empapa o sumerje la piel afectada en ella, hasta que se enfríe. Después, enjuaga la zona con agua fría.

    Procura que este agua con pimienta de cayena no entre en contacto con tus ojos, o notarás una sensación ardiente. Repite este remedio diariamente.

  7. Cebolla: El extracto de cebolla es muy efectivo para matar cualquier tipo de microorganismo, incluidos los ácaros que provocan la sarna. Para extraer el jugo de la cebolla, puedes cortarla en daditos y luego machacarlos, o directamente puedes licuarla. Después envuelve toda la pulpa en una tela fina, para que solamente se cuele el líquido.

    Aplica este extracto de cebolla sobra las zonas de tu piel afectadas por la sarna, y déjalo actuar durante 10 o 15 minutos. Después enjuaga la zona con agua tibia. Repite este remedio un par de veces al día para notar resultados más rápidamente.

    ajo-cebolla

  8. Ajo: El ajo es un excelente antibacteriano, por lo que puede ayudar a eliminar los ácaros que producen la sarna. Además, puede prevenir infecciones adicionales que se pueden desarrollar en los sarpullidos. Puedes combinar su consumo vía oral, con su aplicación de manera tópica.

    Para ello, pela y machaca unos cuantos dientes de ajo hasta crear una pasta. Si queda demasiado espesa, puedes añadir un poco de agua o aceite de oliva. Aplícala directamente sobre la piel, y déjala actuar durante 10 o 15 minutos. Después enjuágate con agua tibia. Repite este proceso 3 o 4 veces a la semana.

  9. Zinc: En muchas ocasiones sobre el brote de sarna pueden desarrollarse hongos, que empeorarán tu condición. Si quieres combatir estos hongos, el polvo de zinc es una buena opción. Mezcla un poco de polvo de zinc con agua, para crear una pasta. También puedes añadir a esta pasta una pizca de cúrcuma, para atacar también al ácaro de la sarna.

    Aplica esta pasta sobre la piel afectada, y déjala actuar durante 15 minutos, hasta que se seque. Después, enjuágate con agua tibia. Repite este proceso 1 o 2 veces al día, hasta que notes los resultados.

  10. Vinagre de manzana: La naturaleza ácida del vinagre de manzana equilibra el nivel de pH de la piel, cosa que afectará a los ácaros que provocan la sarna. Mezcla en un vaso a partes iguales vinagre de manzana y agua.

    Aplica esta mezcla sobre la piel afectada ayudándote con un algodón, y déjalo actuar durante 15 minutos para que la piel lo absorba bien. Después, enjuágate con agua tibia. Repite este remedio 2 o 3 veces al día para notar resultados positivos más rápidamente.

vinagre-manzana-3

Di Adiós a la Sarna Definitivamente

La sarna es una condición muy molesta y contagiosa, por lo que es necesario eliminarla cuanto antes. Siguiendo estos remedios te librarás de ella lo antes posible, y de la manera más natural.

¿Conoces algún otro remedio natural para combatir la sarna? ¡Te escuchamos!

cutis-piel-belleza-sonrisa