Combate los Sofocos de la Menopausia con estos 15 Remedios Naturales

misremedios.com

Los sofocos son uno de los síntomas más comunes de la menopausia. Estos bochornos pueden ser muy molestos, sobre todo si se manifiestan con bastante frecuencia e intensidad. Pero no te preocupes, existen multitud de consejos y remedios que puedes seguir para reducirlos lo máximo posible, y poder continuar con tu vida cotidiana sin que te afecten.

¿Quieres descubrirlos? ¡Enseguida te los cuento!

Libro 365 Remedios Naturales

¿Por Qué se Producen los Sofocos?

Los sofocos, también conocidos como bochornos o sudoraciones nocturnas, son uno de los síntomas más comunes de la menopausia. Los sofocos se manifiestan con una serie de sensaciones que pueden aparecer de repente, o que pueden ir incrementándose poco a poco:

  • Sensación repentina de mucho calor en la piel
  • Hormigueo, sobre todo en los dedos
  • El corazón late más rápido de lo habitual
  • Enrojecimiento de la cara
  • Sudoración, sobre todo en la parte superior del cuerpo

Los sofocos de la menopausia pueden ser muy molestos, y desgraciadamente es prácticamente imposible hacerlos desaparecer por completo, ya que son uno de sus síntomas más comunes. Al llegar a la menopausia tu cuerpo sufre un cambio hormonal, y esto es lo que produce todos sus síntomas.

Dependiendo de cada mujer los sofocos pueden durar más o menos tiempo, y ser más o menos frecuentes e intensos. Hay mujeres que tienen la suerte de no sufrir casi sofocos o sufrirlos en un periodo muy corto de tiempo. En cambio otras tienen que soportarlos durante toda la menopausia, que puede durar hasta 10 años.

Si estás padeciendo sofocos muy a menudo, a continuación encontrarás consejos, remedios y una dieta recomendada para poder combatirlos. Desgraciadamente eliminarlos por completo es muy complicado o casi imposible, ya que como te comentaba son una consecuencia directa del cambio hormonal que se sufre al llegar a la menopausia. Sin embargo, gracias a los siguientes consejos y remedios conseguirás compensar y equilibrar ese cambio hormonal para reducir al máximo todas sus consecuencias.

12 Consejos para Evitar los Sofocos

Antes de ver los mejores remedios naturales para combatir los sofocos es interesante conocer algunos consejos para evitar comportamientos y actitudes que pueden propiciar la aparición de los sofocos:

  1. Evita las bebidas alcohólicas
  2. Evita el tabaco
  3. Evita las especias y comidas picantes o muy intensas
  4. Evita las comidas o bebidas muy calientes
  5. Evita las bebidas con cafeína
  6. Evita el azúcar blanco, y comidas y bebidas que lo contengan
  7. Evita en estrés, la ansiedad, el nerviosismo y la irritabilidad
  8. Evita llevar ropa demasiado ajustada y poco transpirable
  9. Procura usar ropa de cama de algodón y evita la sintética
  10. Procura refrescarte y mantener la habitación fresca, sobre todo al ir a dormir
  11. Realiza ejercicio ligero diariamente, como caminar, nadar o ir en bicicleta
  12. Toma baños de agua tibia para reducir el impacto de los sofocos y facilitar el sueño

15 Remedios para Combatir los Sofocos

Existen muchos remedios que pueden ayudarte a equilibrar los cambios hormonales que sufre tu cuerpo en la menopausia. Regular este proceso hormonal te ayudará a reducir significativamente los síntomas de la menopausia, entre ellos los sofocos.

  1. Cohosh negro: El cohosh negro es uno de los remedios más populares para reducir los sofocos. Sus compuestos naturales son similares al estrógeno, lo que nos ayudará a equilibrar ese cambio hormonal que produce los síntomas de la menopausia. Puedes tomarlo en forma de infusión.

  2. Aceite de semillas de lino: El aceite de semillas de lino o linaza posee unos ácidos grasos vegetales que son similares a los estrógenos. Así pues, tomarlo tanto en forma de aceite como de cápsula te ayudará a reducir la frecuencia e intensidad de los sofocos.

  3. Aceite de onagra: El aceite de onagra te ayuda a regular y estabilizar el estrógeno de tu cuerpo, lo que te ayudará a reducir los síntomas de la menopausia. Además, también tiene un efecto refrescante en la piel si se usa de manera tópica, y puede ayudarte a dormir mejor gracias a su contenido en ácido linolénico.

  4. Agua con miel: El agua tibia con miel de abejas natural es muy beneficiosa para reducir los sofocos, sobre todo si se toma justo antes de ir a dormir.

  5. Vinagre de manzana: El vinagre de manzana ayuda a regular y equilibrar los niveles hormonales de tu cuerpo, reduciendo así los sofocos y otros síntomas de la menopausia. Será todavía más eficaz si lo tomas media hora antes de irte a dormir. Puedes tomarlo diluido en un vaso de agua tibia.

  6. Regaliz: La regaliz tiene fitoestrógenos naturales que ayudan a compensar las hormonas que se liberan al llegar a la menopausia, y que son las responsables de la aparición de sus síntomas. Por eso, tomar regaliz, tanto fresca como en forma de infusión, te ayudará a reducir la intensidad y la frecuencia de los sofocos.

  7. Alfalfa: El té de alfalfa puede ayudarte a regular los niveles de estrógeno, que son los causantes de la aparición de los sofocos y otros síntomas de la menopausia.

  8. Clavos rojos: Los clavos rojos son ricos en isoflavonas, un compuesto que actúa como un estrógeno natural. Este fitoestrógeno te ayudará a reducir los síntomas de la menopausia, como los sofocos. Puedes tomarlos en forma de infusión.

  9. Salvia: La salvia es muy eficaz para reducir los sofocos, ya que es capaz de relajar el cuerpo y favorecer así la conciliación del sueño, algo que puede ser complicado durante la menopausia. Puedes tomarla en forma de infusión.

  10. Manzanilla: La manzanilla puede ayudarte a controlar los sofocos una vez han aparecido, ya que aplicarla sobre la piel masajeándola suavemente puede contribuir a refrescarte. Puedes usarla en forma de infusión o en forma de aceite.

  11. Trébol rojo: El trébol rojo contiene fitoestrógenos naturales que ayudan a regular las hormonas postmenopáusicas para reducir los síntomas de la menopausia, sobre todo los sofocos nocturnos.

  12. Té verde: El té verde contiene polifenoles y fitoestrógenos, que equilibrarán tus niveles hormonales para evitar en la medida de lo posible la aparición de sofocos y de otros síntomas de la menopausia.

  13. Sauzgatillo: El sauzgatillo es capaz de normalizar y regular las hormonas sexuales femeninas. Esto te ayudará a reducir los sofocos y otros síntomas de la menopausia.

  14. Dong quai: El dong quai es una planta muy eficaz para equilibrar las hormonas postmenopáusicas, lo que ayuda a reducir los sofocos provocados de la menopausia. Se puede tomar en forma de infusión, extracto o cápsulas, que podrás encontrar en un herbolario o tienda especializada.

  15. Kudzu: El kudzu o pueraria mirifica contiene miroestrol, una isoflavona similar al estrógeno que te ayudará a reducir los síntomas de la menopausia, como los sofocos.

Dieta para Combatir los Sofocos

Además de los consejos y los remedios que hemos visto, seguir una dieta sana y equilibrada te ayudará a reducir los síntomas de la menopausia. A continuación encontrarás algunos consejos dietéticos que te ayudarán a reducir los sofocos.

  • Toma muchos líquidos: Es importante beber suficientes líquidos para restituir los fluidos perdidos a causa de los sofocos. Será importante beber al menos 1,5-2 litros diarios. Puedes tomar líquidos fríos para conseguir refrescarte más.

  • Consume más hierro: Si sufres deficiencia de hierro es muy posible que tanto la frecuencia como la intensidad de los sofocos se agrave. Por eso será recomendable tomar alimentos ricos en hierro, como la carne roja magra, la carne de ave de corral, el pescado, los huevos y los frutos secos.

  • Consume más calcio: Aumentar tu consumo de alimentos ricos en calcio puede ayudarte a reducir los sofocos. Alimentos ricos en calcio son la leche y sus derivados, el brócoli, las almejas, las sardinas y las legumbres.

  • Consume más potasio: El potasio ayuda a regular las fluctuaciones hormonales que provoca la menopausia, por lo que incrementar tu consumo de este mineral puede ayudarte a reducir los sofocos. Alimentos ricos en potasio son las acelgas, las chirimoyas, el cardo, las patatas, el repollo, las coles de Bruselas, el aguacate, las espinacas, los níscalos y los plátanos.

  • Consume ácidos grasos omega-3: Los ácidos grasos omega-3 te ayudarán a reducir los síntomas de la menopausia y a mejorar el estado de ánimo, que también puede alterarse a causa de ésta. Alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 son el pescado azul, el marisco, los moluscos, las verduras de hoja verde, los frutos secos, las semillas, el aguacate, el perejil y el aceite de oliva.

  • Consume vitaminas C y E: Los bioflavonoides que se encuentran en las vitaminas C y E pueden ayudarte a reducir la frecuencia de los sofocos. Encontrarás estas vitaminas en gran cantidad en frutas cítricas, frutos rojos, papayas, aguacates, kiwis, melones, verduras de hoja verde, pimientos, tomates, coles, brócoli, espinacas, especias de hierbas, frutos secos y aceitunas.

  • Algas: Las algas contienen minerales que restituyen los electrolitos que se pierden a causa de las sudoraciones nocturnas. Esto te ayudará a reducir los sofocos.

  • Soja: Consumir soja y sus productos derivados son ricos en isoflavonas, que actúan a modo de estrógenos, reduciendo así los síntomas de la menopausia, en especial de los sofocos.

¡Líbrate de los Sofocos!

Ahora ya conoces todos los secretos para mantener tu menopausia a raya. Si sigues estos sencillos consejos y remedios podrás finalmente olvidarte de los sofocos y disfrutar plenamente de tu madurez.

¿Conoces algún otro remedio para reducir los sofocos? ¡Nos encantaría conocerlo!