10 Riesgos de la Obesidad que Deberías Conocer

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (4 votos)
Cargando…

La obesidad es una enfermedad de cada vez afecta a más gente en todo el mundo. Pese a que muchos le resten importancia, lo cierto es que la obesidad aumenta mucho el riesgo de desarrollar problemas y enfermedades muy graves a largo plazo. Por eso es importante frenarla cuanto antes y buscar nuestro peso ideal. No por estética, sino por salud.

En el siguiente artículo encontrarás los riesgos más comunes que implica la obesidad, y cómo hacerles frente. ¡No te lo pierdas!

¿Qué Es la Obesidad?

La obesidad es un sobrepeso extremo, y es considerada una enfermedad crónica. Se caracteriza por una acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, que supera los 30 puntos en el Índice de Masa Corporal (IMC).

El IMC se calcula introduciendo la altura y el peso en una calculadora, que nos dará el Índice de Masa Corporal que tenemos. Dependiendo del número de IMC que obtengamos podremos saber si tenemos o no un peso saludable:

  • Más de 40: Obesidad de tipo 3 (obesidad mórbida)
  • 35 – 40: Obesidad de tipo 2
  • 30 – 35: Obesidad de tipo 1
  • 25 – 30: Sobrepeso
  • 18,50 – 25: Peso normal
  • 17 – 18,50: Delgadez aceptable
  • 16 – 17: Delgadez moderada
  • Menos de 16: Delgadez severa

Pese a que solo a partir de 30 podemos considerar que alguien tiene obesidad, tener un IMC de más de 25 puntos también es peligroso, aunque los riesgos que veremos a continación serán menores. Sin embargo, lo ideal es mantenerse en un peso adecuado, para que nuestra salud no se vea resentida por ello.

obesidad-perder-peso-adelgazar-4

Causas de la Obesidad

Pese a que la obesidad puede aparecer por múltiples razones, la causa más común es el estilo de vida sedentario que llevamos hoy en día, sumado a una alimentación poco saludable, con exceso en grasas saturadas y azúcares.

Otras causas de la obesidad pueden ser:

  • Metabolismo lento
  • Problemas hormonales
  • Hipotiroidismo
  • Diabetes
  • Síndrome de Cushing
  • Síndrome de ovario poliquístico
  • Algunos medicamentos como los corticoesteroides, los antidepresivos y los anticonvulsivantes
  • Estrés
  • Falta de sueño

Esta acumulación excesiva de grasa se produce al ingerir más calorías de las que quemamos. Éstas, al no consumirse, se almacenan en forma de grasa. Para evitarlo, deberás mantener una dieta sana y equilibrada y practicar ejercicio regularmente. Si por tus condiciones físicas no puedes realizar ejercicios demasiado intensos, puedes probar con la natación o incluso te bastará con caminar al menos 30 minutos al día.

obesidad-perder-peso-adelgazar-vida-sana-saludable

10 Riesgos de Padecer Obesidad

La obesidad no es una enfermedad que nos provoque síntomas graves a corto plazo, y es por eso que mucha gente no la toma tan en serio como debería. Salvo en casos extremos, los síntomas que solemos notar a corto plazo son una mayor fatiga a la hora de ejercitarnos, dolores en las articulaciones y el factor estético.

Sin embargo, los riesgos que conlleva la obesidad a largo plazo son muchos, y muy graves:

  1. Diabetes de tipo 2: La obesidad aumenta enormemente el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2. ¿Por qué? Normalmente la obesidad está relacionada con un consumo excesivo carbohidratos y alimentos ricos en azúcares refinados, que pasan directamente a la sangre, aumentando los niveles de glucosa. El páncreas, encargado de producir la insulina, que es una hormona que usan las células para nutrirse de esta glucosa, se agota tanto ante tal presencia de azúcares en sangre que deja de producir suficiente cantidad de insulina, provocando así la diabetes.

    En otras ocasiones, además, las propias células desarrollan una resistencia a la insulina a causa de la gran presencia de glucosa en sangre, impidiendo que la insulina actúe, aunque sí sea producida. Por eso es tan importante seguir una dieta equilibrada, libre de grasas saturadas y azúcares.obesidad-perder-peso-adelgazar-2

  2. Niveles altos de colesterol y triglicéridos: La obesidad causada por una mala alimentación fomenta en gran medida unos niveles altos de colesterol LDL (o colesterol malo) y triglicéridos. Esta acumulación de grasas en la sangre obstruye las arterias y dificulta el paso de la sangre, provocando desde problemas cardíacos hasta serios daños en órganos vitales como el corazón, los riñones e incluso el cerebro.

  3. Presión arterial alta: Como te comentaba, la obesidad fomenta unos niveles altos de colesterol y triglicéridos, que se acumulan en nuestras arterias. Esta acumulación dificulta la circulación sanguínea, aumentando así la tensión y provocando que padezcamos hipertensión o presión arterial alta. La hipertensión puede dañar seriamente órganos tan importantes como el corazón o los riñones, y aumenta el riesgo de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

  4. Enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares: Los 3 factores de riesgo que acabamos de ver son muy perjudiciales para el corazón y la circulación sanguínea. Tanto la diabetes, como unos niveles altos de colesterol y triglicéridos y una presión arterial alta pueden ser los detonantes de muchas enfermedades cardiovasculares y de ataques cardíacos. Además, esta dificultad en la circulación sanguínea también puede desembocar en derrames cerebrales o accidentes cerebrovasculares.corazon-frutas-verduras

  5. Cáncer: La obesidad aumenta el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer relacionados con el aparato digestivo, como el cáncer de colon, de recto, de estómago, de esófago, de vesícula biliar, de páncreas, de hígado o de riñón. También puede aumentar el riesgo de padecer cánceres relacionados con la mujer, como el cáncer de útero, de cuello de útero o de mama.

  6. Apnea del sueño: Una persona con obesidad suele tener más grasa almacenada alrededor del cuello, que estrecha las vías respiratorias y dificulta la respiración. Esta dificultad sobre todo se hace patente en la noche, haciendo que aparezcan fuertes ronquidos e incluso la apnea del sueño. Esto no solo hace que el sueño no sea reparador y te sientas más fatigado por la mañana, sino que también puede ser peligroso para la salud.

  7. Higado graso: La obesidad también propicia la aparición de enfermedades como el hígado graso. Esta enfermedad está provocada por una inflamación del hígado causada por la acumulación de grasa en el organismo. Esta enfermedad puede provocar daños en el hígado, cirrosis o incluso insuficiencia hepática. Tanto para prevenirla como para combatirla, será necesario adoptar un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada, suficiente ejercicio y restringir por completo el alcohol.obesidad-perder-peso-adelgazar

  8. Problemas en la vesícula biliar: El exceso de colesterol LDL en el organismo propicia la aparición de problemas en la vesícula biliar, y con la obesidad contribuimos a que esto ocurra. Sobre todo, la acumulación de grasa en la zona abdominal es uno de los factores más peligrosos. Entre los problemas más comunes encontramos la formación de cálculos biliares.

  9. Problemas de fertilidad: La obesidad afecta negativamente a la fertilidad, tanto en los hombres como en las mujeres. En el hombre, la obesidad influye negativamente en la cantidad de esperma producido y en la calidad del mismo. Además, también puede causar disfunción eréctil y otros problemas de salud sexual. Por otra parte, la obesidad en la mujer puede causar problemas menstruales, dificultad para concebir e incluso puede aumentar el riesgo de complicaciones en el embarazo y abortos involuntarios.

  10. Artrosis: El sobrepeso y la obesidad siempre afectan negativamente a las articulaciones, sobre todo de las extremidades inferiores, ya que se sobrecargan al tener que soportar un peso excesivo. Esto, a largo plazo, puede desgastar el cartílago de las articulaciones y derivar en el desarrollo de enfermedades como la artrosis, que causa dolor crónico en las rodillas, las caderas y la parte baja de la espalda.dolor-rodilla

Encuentra tu Peso Ideal

Como has podido comprobar, los riesgos de la obesidad son muy graves, por lo que es necesario luchar contra ella para conseguir nuestro peso ideal. Como ya te he comentado antes, la clave está en:

  • Mantener una dieta sana y equilibrada, evitando tomar grasas saturadas y azúcares.
  • Llevar estilo de vida activo, practicando ejercicio regularmente.

Por supuesto, cualquier pérdida de peso importante siempre debe estar supervisada por un médico, para asegurarnos de que no nos falta ningún nutriente esencial a causa de una dieta demasiado restrictiva. ¡No juegues con tu salud!

¿Quieres compartir con nosotros algún consejo para combatir la obesidad? ¡Nos encantaría conocerlo!

ejercicio-correr-running-perder-peso-adelgazar

Disfruta de una vida alejada de los dolores

Descubre los hábitos, prácticas y remedios que te ayudarán a que tanto tú como aquellos a los que más quieres podáis disfrutar de una vida alejada de los dolores y molestias más comunes gracias a este libro físico de más de 200 páginas.