Descubre las 10 Semillas con más Beneficios para Tu Cuerpo

misremedios.com

Las semillas son un alimento delicioso y nutritivo, que contiene grandes cantidades de vitaminas, minerales, fibra, ácidos grasos y otros nutrientes, todos ellos esenciales para conservar una buena salud. Por eso es tan importante incluirlas en nuestra dieta cotidiana.

Si quieres conocer cuáles son las mejores semillas y descubrir qué beneficios aportarán a tu organismo, no te puedes perder este artículo.

¿Qué Contienen las Semillas?

Las semillas son un alimento muy rico en nutrientes esenciales, y por eso son tan importantes en nuestra dieta. Entre los nutrientes más importantes que contiene cualquier semilla podemos encontrar:

  • Fibra: La fibra es esencial en nuestra dieta, ya que nos ayuda a combatir problemas tan graves como el exceso de colesterol malo, la obesidad o el desarrollo de cánceres relacionados con el aparato digestivo.

  • Vitamina E: La vitamina E es un gran antioxidante, que nos ayuda a combatir los radicales libres, responsables de la degeneración celular. Esta degeneración causa desde el envejecimiento hasta el desarrollo de cáncer. Además, la vitamina E también ayuda a potenciar el sistema inmunológico, protegiendo así nuestro cuerpo frente a enfermedades e infecciones.

  • Grasas monoinsaturadas: Pese a que la palabra “grasa” siempre se suele asociar con algo perjudicial para nuestra salud y nuestro peso, estras grasas son muy saludables y necesarias para mantener un un corazón sano y una buena salud en general.

Las 10 Semillas con Más Beneficios

Incluir semillas en nuestra dieta habitual nos va a proporcionar grandes beneficios, ya que éstas son ricas en multitud de nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo.

Además son muy sencillas de incluir en la dieta ya que pueden formar parte de múltiples platos. Por ejemplo, puedes añadirlas a tus ensaladas, a los cereales, a las sopas, a tus platos horneados, a las tostadas, a los batidos, a los yogures o a tus postres.

A continuación vamos a ver cuáles son las mejores semillas que podemos encontrar, y qué beneficios aportarán a nuestro organismo si las consumimos regularmente.

1. Semillas de lino

Las semillas de lino o linaza son muy ricas en fibra soluble. Esto nos ayuda a:

  • Reducir los niveles altos de colesterol, algo muy peligroso para nuestra salud cardiovascular.

  • Prevenir problemas digestivos e incluso cáncer, ya que la fibra es un compuesto que nuestro cuerpo no puede absorber, y por eso pasa a través de todo nuestro sistema digestivo arrastrando toxinas y deshechos que pudieran quedarse acumulados en él.

  • Perder peso, ya que nos mantiene saciados pero sin aportar calorías a nuestro cuerpo.

Además, las semillas de lino son una de las mayores fuentes vegetales de ácidos grasos omega-3, que contribuyen a proteger nuestro corazón, a desempeñar una buena función cerebral, a prevenir el cáncer e incluso a que el cuerpo de los infantes se desarrolle correctamente.

Por otra parte, también poseen gran cantidad de minerales esenciales para nuestro cuerpo como yodo, hierro, calcio, potasio, zinc, magnesio, manganeso, silicio, cobre, níquel, fósforo y cromo.

2. Semillas de girasol

Las semillas de girasol, también conocidas como pipas, son muy ricas en vitaminas B y E, ácido fólico, ácidos grasos omega-3, proteínas, fibra y minerales esenciales como fósforo, potasio, hierro, calcio, zinc, cobre y selenio.

Una de sus propiedades más destacada es su función antioxidante, que nos ayuda a combatir el deterioro celular provocado por los radicales libres. Además, las semillas de girasol ayudan a reducir el colesterol malo y la presión arterial alta, cosa que nos ayudará a cuidar nuestra salud cardiovascular.

Por otra parte, las semillas de girasol también son antiinflamatorias, lo que nos ayudará a reducir el dolor articular provocado por enfermedades como la artritis, y aliviar las migrañas o el asma.

3. Semillas de calabaza

Las semillas o pipas de calabaza son ricas en proteínas, vitaminas del grupo B, sobre todo B6 y ácido fólico. Además también contienen otras vitaminas importantes como C, E y K, y minerales esenciales como magnesio, manganeso, zinc, hierro y fósforo. Por otra parte, las semillas de calabaza también contienen ácidos grasos omega-3  y fibra.

Su principal beneficio es que son capaces de estimular el sistema inmunológico, protegiéndonos así de enfermedades e infecciones, tanto víricas, como bacterianas o fúngicas.

Otros de los beneficios más importantes de las semillas de calabaza son reducir los niveles de colesterol, equilibrar el azúcar en sangre, luchar contra la ansiedad y la depresión, reducir la inflamación, prevenir el desarrollo de cáncer, ayudar a mejorar la salud del corazón y los ojos, y mejorar el aspecto de la piel y el cabello.

4. Semillas de fenogreco

Las semillas de fenogreco o alholva son ricas en fitonutrientes, vitamina B6 y minerales esenciales como hierro, magnesio, manganeso, fósforo y cobre.

Estas semillas poseen grandes propiedades antioxidantes, antiinflamatioras, antivirales y antimicrobianas. Gracias a ellas ayudan a reducir el colesterol, mejorar la salud del corazón, fortalecer el sistema inmunológico y reducir el dolor y la inflamación de las articulaciones. Además, también son muy beneficiosas tanto para prevenir como para controlar la diabetes.

5. Semillas de chía

Las semillas de chía son muy ricas en vitamina C y proteínas, y contienen minerales esenciales como hierro, calcio, potasio, fósforo y magnesio. Además, también contienen ácidos grasos omega-3 y fibraUna de sus propiedades más importantes es su poder antioxidante, gracias a la vitamina C.

Las semillas de chía te proporcionarán grandes beneficios como mejorar la digestión, contribuir a la pérdida de peso, reducir el dolor y la inflamación en las articulaciones, aportar energía, fortalecer los huesosmejorar la capacidad cerebral, mejorar el estado de ánimo, prevenir la diabetes y proteger órganos vitales como el corazón, el hígado y los riñones.

6. Semillas de cáñamo

Las semillas de cáñamo son una gran fuente de ácidos grasos omega-3 y omega-6. Además, contienen 10 aminoácidos esenciales para nuestro cuerpo. Por otra parte, las semillas de cáñamo son ricas en proteínas, fibra y algunos minerales importantes como calcio, hierro y magnesio.

Gracias a este contenido en nutrientes esenciales las semillas de cáñamo son excelentes para fortalecer el sistema inmunológicoproteger la salud del corazón, aumentar la energía y fortalecer los huesos. Además, gracias a su contenido en fitoesteroles y fibra ayudan a reducir el colesterol malo, ayudando así a proteger la salud del corazón.

7. Semillas de papaya

Las semillas de papaya son ricas en proteínas, fibra, vitaminas A, C, E y K, ácido fólico, ácidos grasos, flavonoides y minerales esenciales como magnesio, fósforo y potasio. Estos nutrientes esenciales las dotan de propiedades astringentes, antiinflamatorias y antioxidantes, muy beneficiosas para nuestro organismo.

Las semillas de papaya no solo ayudan a mejorar la digestión y a combatir problemas digestivos como el estreñimiento o la indigestión, sino que además, gracias a sus enzimas proteolíticas, son ideales para combatir cualquier parásito intestinal.

Otra de sus propiedades más importantes es que ayudan a reducir la presión arterial alta, cosa que nos ayudará a cuidar de órganos tan importantes como el corazón, el hígado y los riñones. Esto será esencial para prevenir posibles ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Además, las semillas de papaya ayudan a reducir el colesterol, mejorar la circulación sanguíneafortalecer el sistema inmunológico, reducir el dolor y la inflamación de las articulaciones, mejorar la salud de la piel y el cabello e incluso prevenir el desarrollo de cáncer.

8. Semillas de granada

Otras semillas de fruta muy beneficiosas son las semillas de granada. A diferencia de las demás, estas semillas son blandas y jugosas. Su principal característica es que no contienen casi calorías, por lo que son ideales si estás intentando perder peso.

Además, las semillas de granada contienen proteínas, fibra, vitaminas B y C, y minerales esenciales como potasio, calcio, hierro y manganeso. Gracias a su riqueza en vitamina C, las semillas de granada poseen grandes propiedades antioxidantes, protegiendo así nuestras células de la degeneración provocada por los radicales libres. Esto no solo es beneficioso para nuestra piel y nuestro cabello, sino que también puede prevenir el desarrollo de cáncer.

Otros beneficios interesantes de las semillas de granada son que ayudan a reducir la presión arterial alta, el colesterol malo y los triglicéridos, algo indispensable para conservar una buena salud cardiovascular, renal y hepática.

9. Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo o ajonjoli son ricas en vitaminas del grupo B (sobre todo niacina y ácido fólico), fibra y minerales importantes como cobre, calcio, hierro, magnesio y fósforo.

Son especialmente beneficiosas para reducir el colesterol y la presión arterial alta, lo que protege órganos tan importantes como el corazón, los riñones y el hígado. Además, también promueven la salud ósea, previniendo así problemas como la osteoporosis.

Por otra parte, sus propiedades antiinflamatorias pueden aliviar problemas como la artritis, la migraña o el asma.

10. Germen de trigo

El germen de trigo es la semilla que hay en el interior de los granos de trigo. Esta semilla es rica en inulina, un tipo de fibra que ayuda mucho a mejorar la digestión.

Además, el germen de trigo contiene vitaminas B, E y F, fosfolípidos, proteínas, ácidos grasos omega-3 y minerales esenciales como fósforo, magnesio, zinc, hierro, selenio y potasio.

Gracias a esta cantidad de nutrientes esenciales que contiene, el germen de trigo nos ayudará a reducir el colesterol, disminuir la presión arterial alta, equilibrar los niveles de azúcar en sangre, mejorar el estado de ánimo y cuidar de la salud des nuestra piel, cabello y uñas.

¡Incluye las Semillas en tu Dieta!

Como has podido ver existe una gran variedad de semillas que puedes elegir para incluir en tu dieta. Todas son extremadamente beneficiosas para la salud, así que si te gustan todas puedes ir variando o incluso mezclarlas para experimentar en tus platos con sus distintos sabores. ¡Anímate a probarlas todas!

¿Conoces alguna semilla más que quieras incluir en esta lista? ¡Te escuchamos!