Sencillos Gestos que protegen la Salud de tu Riñones

misremedios.com

Los riñones se encargan de depurar la sangre eliminando las sustancias de deshecho que se forman en el organismo. Como es vital que funcionen correctamente, hoy te traigo pequeños gestos que puedes adoptar para que evites problemas renales al mismo tiempo que evitas que tu cuerpo acumule más tóxicos. ¿Quieres saber cómo?

Libro 365 Remedios Naturales

¿Por qué es tan importante cuidar tus riñones?

Los riñones son unos de los órganos vitales del organismo, que cumplen funciones tan importantes como eliminar las toxinas del cuerpo, ayudando a deshacerse del exceso de líquido que pueda haber en el cuerpo y de las sustancias de deshecho que no necesitas, así como mantener el equilibrio de electrolitos y otros fluidos esenciales para tu organismo.

Algunos de los síntomas más comunes que pueden indicar que tus riñones tienen algún problema son la aparición de edemas alrededor de los ojos, dificultad para orinar, y aparición de pies y/o manos hinchados, entre otros. Por eso, te conviene cuidarlos todo lo posible y para eso, hoy te traigo algunos sencillos consejos que puedes poner en práctica de forma sencilla a diario, y que te ayudarán a mantenerlos en buen estado.

Ten en cuenta estos pequeños consejos a diario para cuidarlos

1. Bebe la cantidad de agua suficiente

Como la principal función de los riñones es la de depurar la sangre y eliminar toxinas, para ayudarles en esta tarea es muy importante que bebas entre uno y medio y dos litros diarios de agua.

También te ayudará tomar frutas y verduras a diario ya que favorecerán la producción de orina evitando que tus riñones tengan que hacer un sobreesfuerzo.

2. Evita que se saturen

Seguro que no es la primera vez que lees lo perjudicial que es la sal para tu salud, y no deberías tomar más de una cucharadita de sal al día, ya que tus riñones no la pueden eliminar correctamente. Cuando tomas un exceso de sal, lo que haces es aumentar la probabilidad de retener líquidos, aumentando así tu presión arterial, aumentando a la larga el esfuerzo que tienen que hacer tus riñones para deshacerse de ella.

Una buena opción para sustituir la sal añadida a tus comidas es recurrir a las especias naturales, ya que añadirás sabor a tus platos sin añadir tanta sal a tus comidas.

No te olvides tampoco que los platos precocinados y las comidas procesadas contienen demasiada sal añadida, así como los snacks a los que recurrimos para picar entre horas. Una opción muy saludable para sustituirlos son los frutos secos, pero elígelos sin sal, para que no tengas el mismo problema.

3. No los fuerces en exceso

Las dietas desequilibradas, con exceso de azúcares refinados, proteínas o grasas saturadas, hacen que tu organismo se vaya llenando de sustancias perjudiciales, que tus riñones tienen que filtrar para eliminarlas y evitar que se acumulen en tu organismo.

Recuerda que los alimentos, cuanto menos elaborados y con salsas ligeras, son más fáciles de digerir y aportarán menos sustancias que luego tengan que ser eliminadas a través de tus riñones.

4. Haz ejercicio todos los días

Practicar algún tipo de ejercicio de forma regular te ayudará a mantenerte activo y a eliminar más toxinas, facilitando así la labor a tus riñones. Recuerda que no necesitas apuntarte a un gimnasio y hacer largas sesiones de entrenamiento, ya que con andar unos 30 minutos a diario, es suficiente para lograr este fin.

5. Vigila tus niveles de colesterol

El colesterol malo se va depositando en tus arterias obstruyéndolas, y eso afecta a la tensión arterial, elevándola y perjudicando a los riñones. Por eso, te conviene vigilar tus niveles de colesterol y llevar una dieta sana y equilibrada para mantenerlo en los niveles adecuados y que no afecte a tus riñones.

6. No abuses de la cafeína

Una pequeña dosis de cafeína al día puede ayudarte a activarte y a estar más despierto, pero recuerda que no debes abusar de ella, dado que en cantidades elevadas, aumenta tu presión sanguínea y esto acaba por afectar a tus riñones.

7. Duerme las horas que tu organismo necesita

Durante el sueño, tu organismo aprovecha para reparar los tejidos dañados durante el día, y aquí se incluyen los riñones también. Si no duermes las horas que tu organismo necesita, la salud de tus riñones podría resentirse. Aunque la recomendación general es dormir 8 horas al día, hay personas que necesitan unas horas más para reponerse y estar en plena forma.

Por eso, no descuides tus horas de sueño y dependiendo de la hora a la que te levantes, calcula la hora a la que deberías irte a dormir para cumplir esas horas que necesitas.

¿Quieres añadir algo más?

Con estos pequeños consejos que puedes seguir fácilmente a diario, cuidarás la salud de tus riñones evitando que trabajen en exceso y se sobrecarguen. Pero igual tú quieres añadir algo más que pueda contribuir a preservar la salud de este órgano tan importante y vital. ¿Me lo quieres contar?