Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad: Qué Es y Cómo Combatirlo

misremedios.com

Desde que se estudiara más en profundidad este trastorno a partir de la década de los 80, muchas madres han visto explicado el comportamiento de sus hijos. No se trata de niños problemáticos y sin interés por aprender, como decían. Son niños afectados por el TDAH o Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad. Este trastorno afecta a más del 5% de los niños, y su síntoma más relevante es la incapacidad del niño para poder mantener la atención en algo durante un periodo de tiempo razonable.

¿Quieres conocer todos los problemas que implica este trastorno y diferentes remedios para hacerle frente? ¡Quédate con nosotros!

Libro 365 Remedios Naturales

¿Qué es el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad o TDAH?

El TDAH o trastorno de déficit de atención con hiperactividad es un problema neurológico que afecta a mucha gente, en especial a los niños. Antiguamente se les consideraba niños problemáticos, pero hoy en día se sabe que es un problema debido al incorrecto funcionamiento de ciertos neurotransmisores.

Pese a que se desconoce exactamente qué causa el TDAH, se barajan diferentes posibilidades, que se están estudiando más a fondo:

  • Los genes. Muchos expertos creen que este tipo de trastorno es hereditario.

  • La exposición al plomo que podemos encontrar en pinturas viejas o fontanería antigua. También la exposición a otros metales pesados como alumino o mercurio.

  • Fumar o beber alcohol durante el embarazo.

  • Desequilibrios en algunos neurotransmisores.

  • Traumatismos o falta de oxígeno en el cerebro.

  • El consumo de productos procesados con aditivos alimentarios, como colorantes y aromatizantes artificiales.

  • El consumo de azúcar refinado.

  • Intolerancias alimentarias: gluten, lactosa, caseína, soja, huevo, etc.

Inactividad niños 3

Cómo Detectar el el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad o TDAH

Es importante detectar el TDAH en la edad lo más temprana posible, para tratarlo rápidamente, ya que es algo que podría condicionar la vida del niño, sobre todo su vida escolar.

Además, si no se trata en la infancia, el TDAH podría perdurar también en la adolescencia e incluso en la edad adulta, dificultando tanto las relaciones personales como laborales.

Los síntomas más frecuentes del trastorno de déficit de atención con hiperactividad en el niño son:

  • No puede prestar atención a la misma tarea durante un periodo razonable de tiempo.

  • No es capaz de concentrarse en la tarea, se distrae con facilidad y no presta atención a los detalles.

  • Le cuesta escuchar, seguir órdenes e instrucciones.

  • No puede estar quieto en el mismo sitio durante demasiado tiempo.

  • Presenta impulsividad e hiperactividad en sus actos.

  • Muestra impaciencia constante, tiene problemas para esperar su turno e interrumpe a menudo

  • No puede mantenerse callado durante demasiado tiempo.

  • Tiene dificultad para finalizar tareas o concluir lo que empieza.

  • Pierde u olvida los objetivos con facilidad.

Como puedes observar, todos esos síntomas pueden afectar a la vida diaria del niño, sobre todo en la escuela, y es precisamente ahí donde los niños con TDAH tienen más problemas para poder desarrollar una vida normal.

niña-estudiar-clase-escuela-tdah

7 Sencillos Consejos para Combatir el TDAH

En primer lugar, si crees que tu hijo puede estar padeciendo TDAH deberías ir al médico para que sea derivado a un especialista y reciba la atención necesaria para establecer un diagnóstico.

Además del tratamiento que considere el médico, hay una serie de consejos y remedios que puedes seguir para combatir los síntomas del TDAH:

  1. No le eches la culpa: Lo primero que tienes que comprender, es que el TDAH es un problema de salud mental, y que tu hijo no controla sus reacciones. Será importante que no pierdas la paciencia ni te enfades con él, sino que intentes comprenderle y ver las cosas desde otra perspectiva. Si tu hijo se frustra puede desarrollar otros problemas asociados al TDAH como agresividad o depresión.

  2. Establece una rutina: La organización y el establecimiento de una rutina diaria ayudará a tu hijo a mantenerse al día de sus actividades y obligaciones. Comprar una agenda donde apunte todo lo que tiene que hacer le ayudará a organizarse y a anticiparse para saber qué debe realizar al día siguiente.niños-estudiar-clase-escuela-tdah

  3. Establece objetivos a corto plazo: Si los objetivos grandes a largo plazo pueden resultar abrumadores para cualquiera, imagínate cómo los afronta un niño con TDAH. Éstos pueden hacer que un niño con TDAH pierda el interés y tire la toalla rápidamente. Por eso, es mucho más atractivo establecer objetivos a corto plazo que puedan cumplirse rápido, para motivar el interés del niño y atrapar su atención, a la vez que generamos en él una sensación de triunfo continuada.

  4. Ordena el entorno: Los niños con TDAH tienden a distraerse con facilidad de la tarea. Así pues, mantener su entorno lo más ordenado posible facilitará la concentración y evitará que se distraigan con otras cosas.

  5. Establece un patrón de sueño regular: Unos malos hábitos de sueño pueden empeorar los síntomas del TDAH. Por eso, será importante que tu hijo duerma las 8 horas diarias recomendadas. Además, también es esencial que siga una rutina horaria, es decir, que siempre se acueste y se levante en un horario similar.

  6. Pasad más tiempo en la naturaleza: El ritmo de vida frenético que llevamos hoy en día favorece el desarrollo del TDAH. Siempre hay obligaciones y estrés por todas partes. Pasar un tiempo en la naturaleza con tu hijo y disfrutar del relax y la desconexión que proporciona, puede ayudarle a reponer la carencia de neurotransmisores que padece.niños-obesidad-infantil-ejercicio-bicicleta-ciclismo

  7. Ejercitaos de buena mañana: Los bajos niveles de serotonina intensificarán los síntomas del TDAH, y el ejercicio ayuda a aumentarlos. Así pues, si tu hijo se ejercita de buena mañana repondrá esta carencia de serotonina y rendirá mejor en sus tareas diarias o en la escuela. Además, si te animas a ejercitarte con él, conseguirás no sólo motivarle más sino conectar con él, algo que puede perderse cuando el TDAH provoca muchas discusiones en casa.

10 Remedios Naturales para Combatir el TDAH

Además de los consejos que acabamos de ver, existen algunos remedios y cambios en la dieta que podemos seguir para combatir algunos de los síntomas del TDAH:

  1. Aumenta el consumo de carbohidratos complejos: Los carbohidratos complejos aumentan de manera permanente los niveles de serotonina, neurotransmisores que mejoran el estado de ánimo, el sueño y el apetito. La gente que padece TDAH suele tener bajos los niveles de esos neurotransmisores, por lo que aumentar el consumo de este tipo de alimentos les vendrá bien para contrarestar esa carencia. Contienen carbohidratos complejos alimentos como los granos enteros, las verduras de hoja verde, las legumbres y los alimentos con almidón, como las patatas.

  2. Aumenta el consumo de proteínas: La gente que padece de TDAH también suele tener bajos los niveles de dopamina, por lo que aumentar el consumo de proteínas puede suplir esta carencia. Esto ayudará a mejorar la concentración y la atención. Alimentos que contienen proteínas son la carne, el pescado, los frutos secos o las legumbres.dieta-equilibrada-vegetales-frutas-frutos-secos-lacteos-pasta-aceite-carne-proteinas-vitaminas

  3. Aumenta el consumo de ácidos grasos omega-3: Es recomendable evitar las grasas saturadas, como las que contienen la comida rápida y las frituras. Sin embargo, los ácidos grasos omega-3 son muy útiles para reducir diversos síntomas negativos del TDAH, ya que promueven la salud del cerebro. Alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 son el salmón, las nueces o los aguacates.

  4. Elimina ciertos alimentos de la dieta: Pese a que, como te comentaba antes, las causas del TDAH no están claras, muchos estudios achacan su aparición al consumo de ciertos alimentos, como los alimentos procesados, alimentos con aditivos artificiales (como colorantes o aromatizantes), el azúcar refinado o productos que lo contengan (como la bollería industrial), y el consumo excesivo de productos lácteos. Así pues, es recomendable eliminarlos de la dieta de tu hijo, o moderar su consumo (por ejemplo en el caso de los productos lácteos), si padece TDAH.

  5. Aumenta el consumo de zinc: El zinc es un mineral esencial para el correcto funcionamiento del organismo. Su carencia puede provocar, sobre todo en niños, nerviosismo, hiperactividad, impulsividad y problemas de desarrollo, lo que afectará negativamente a su TDAH. Alimentos ricos en zinc son el marisco (en especial las ostras), las espinacas, las legumbres, la carne (sobre todo la de aves de corral), el pescado, los cereales de grano entero y el chocolate negro.dieta-equilibrada-vegetales-frutas-marisco-vitaminas-zinc

  6. Toma infusiones de hierbas: Muchas infusiones herbales pueden ayudar a tu hijo a calmarse y relajarse, favoreciendo así su concentración. Algunas de ellas son las infusiones de manzanilla, de valeriana, de melisa y de pasiflora.

  7. Toma ginseng y ginkgo biloba: El ginseng y el ginkgo biloba son dos plantas que han sido usadas durante siglos por la medicina tradicional asiática para mejorar la concentración y la atención, ya que activan las funciones cognitivas del cerebro. Eso sí, será recomendable consultar al médico antes de que las tome un niño, ya que son hierbas bastante potentes.

  8. Toma avena verde: La avena verde también es muy beneficiosa, tanto para mejorar la atención como para reducir la ansiedad y calmar los nervios. Se puede tomar en forma de infusión, o en forma de suplementos herbales naturales.

  9. Toma soja: La soja y sus derivados, como la lecitina de soja o el tofu, ayudan a mantener una buena transmisión de los impulsos nerviosos, mejorando así el rendimiento intelectual y la concentración.soja-derivados-tofu-salsa

  10. Evita la hierba de San Juan: Pese a ser una hierba muy usada para tratar trastornos como la ansiedad o la depresión, se ha demostrado que no es útil para tratar los síntomas del TDAH, y que incluso puede llegar a intensificarlos.

Consigue que tus Hijos Disfruten de su Infancia

Como has podido ver, el trastorno de déficit de atención con hiperactividad o TDAH puede condicionar la vida del niño, empeorando su relación con la familia, profesores y compañeros, y afectando a su desarrollo intelectual y sus estudios. Por eso es tan importante hacerle frente cuanto antes.

Así que no esperes más, si crees que tu hijo puede estar padeciendo el TDAH, acude rápidamente al médico y sigue estos sencillos consejos y remedios para combatirlo, para que ambos podáis disfrutar de su infancia.

¿Alguna vez has tenido alguna experiencia con el TDAH? ¿Conoces algún otro consejo o remedio que pueda ayudar a combatirlo? ¡Te escuchamos!

niños-jugar-feliz-sonrisa-risa-felicidad-tdah