Remedios para el Dolor de Cabeza

misremedios.com

El dolor de cabeza es uno de los problemas de salud más frecuentes. Pese a que no suele ser un problema grave, no hay que subestimar al dolor de cabeza.

En muchas ocasiones puede llegar a ser muy molesto y afectar a nuestro estado de ánimo y a nuestros quehaceres cotidianos.

Nuestros remedios caseros para el Dolor de Cabeza

¿Necesitas algún remedio casero para el Dolor de Cabeza? A continuación te presentamos los mejores remedios naturales que hemos recopilado para tí:

1. Remedio con Aceite de hierbabuena para el dolor de cabeza

¿Qué necesitas?

Unas gotas de aceite esencial de hierbabuena.

El remedio

El aceite de hierbabuena tiene propiedades analgésicas, por lo que te puede ayudar a aliviar el dolor de cabeza.

Para beneficiarte de estas propiedades, tan sólo tienes que ponerte unas gotas de aceite esencial de hierbabuena en las yemas de los dedos y darte un ligero masaje sobre las sienes durante unos minutos.

Sentirás un gran alivio en poco tiempo.

2. Remedio con Agua caliente para el Dolor de Cabeza

¿Qué necesitas?

1 bolsa de agua térmica
Agua caliente

El remedio

El calor puede ser muy beneficioso para ayudarte a relajar la tensión, aliviando así el dolor de cabeza.

Llena una bolsa térmica con agua muy caliente y colócatela en la cabeza, justo en la zona donde te duela. Puedes envolverla en un paño si prefieres que el calor te alcance más indirectamente. Déjala actuar durante 20 o 30 minutos.

Si no tienes una bolsa de agua térmica también puedes sustituirla por una almohadilla eléctrica.

3. Remedio con Albahaca para el Dolor de Cabeza

Para aliviar el dolor de cabeza, puedes tomar esta sencilla infusión. Para elaborarla necesitarás 30 gramos de hojas frescas por cada taza de agua y hervirlo durante 7 minutos. Toma la infusión caliente y notarás como se alivia tu dolor.

4. Remedio con Eneldo para el Dolor de Cabeza

Para mitigar el dolor de cabeza debes preparar una infusión de hojas frescas de Eneldo, añadiendo dos cucharaditas de hojas frescas de eneldo por cada taza de agua que pongas a hervir. Déjalo en el fuego durante unos 3 minutos y antes de beberlo debes dejarlo reposar unos 5 por lo menos. Es mucho más efectivo si primero respiras los vapores y luego te bebes la infusión como de costumbre, endulzándola si quieres, para notar que disminuirá casi de inmediato tu dolor de cabeza.

5. Remedio con Hielo para el Dolor de Cabeza

¿Qué necesitas?

Varios cubitos de hielo
Una bolsa de plástico sellada
Un paño

El remedio

El hielo es uno de los mejores antiinflamatorios naturales que podemos encontrar. Su frescor te ayudará a aliviar el dolor de cabeza de manera rápida y efectiva.

Mete varios cubitos de hielo en una bolsa de plástico sellada para que no se escape el agua cuando se derritan. Después envuleve esta bolsa en un paño, para que el frío del hielo no te alcance directamente sobre la piel y corras el riesgo de quemarte.

Coloca este paño con hielo en la zona de la cabeza que te duela, y mantenlo ahí durante 20 o 30 minutos.

6. Remedio con Infusión de hojas de limonero para el dolor de cabeza

¿Qué necesitas?

3 hojas de limonero.
1 taza de agua.
1 Cucharadita de miel (opcional).

El remedio

Las hojas de limonero, por su contenido en cafeína, te pueden ayudar a evitar las migrañas.

Para preparar la infusión pon a hervir tres hojas de limonero en una taza de agua durante diez minutos.

Transcurrido ese tiempo, retira del fuego y añade una cucharadita de miel, si quieres endulzarla.

Tienes que beber lentamente la infusión cuando aún esté tibia, en cuanto comiences a notar los primeros signos de dolor de cabeza, para que el dolor no vaya a más.

7. Remedio con Lavanda para el dolor de cabeza

¿Qué necesitas?

Aceite esencial de lavanda
Aceite de oliva, de almendras o de coco

El remedio

El aceite de lavanda tiene propiedades calmantes y relajantes que te ayudarán a aliviar el dolor de cabeza.

Como es un aceite muy concentrado, para aplicarlo deberemos diluirlo en otro aceite vegetal más suave. Por eso, llena tu mano con aceite de oliva, de almendras o de coco, y añade unas cuantas gotas de aceite de lavanda.

Con esta mezcla, masajea suavemente tu cuero cabelludo en círculos. Puedes aplicarlo también por la zona de la frente y las sientes si también te duelen.

 

8. Remedio con Manzanilla para el Dolor de Cabeza

¿Qué necesitas?

1 cucharada de flores de manzanilla (10 g.)
1 taza de agua (200 ml.)

El remedio

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes que te ayudarán mucho a aliviar el dolor de cabeza.

Calienta una taza de agua hasta que hierva y añade 1 cucharada de flores de manzanilla. Déjala reposar durante 10 minutos y después cuélala para desechar todas las flores y quedarte solo con la infusión.

Puedes beber esta infusión dos o tres veces al día. Si lo prefieres, puedes endulzarla con miel o algún otro edulcorante natural. También puedes agregarle unas gotitas de limón si lo deseas.

9. Remedio con Vinagre de manzana para el dolor de cabeza

¿Qué necesitas?

1 vaso de agua (200 ml.)
1 cucharada de vinagre de manzana (10 ml.)

El remedio

Prepara un vaso de agua tibia y añade una cucharada de vinagre de manzana. Remuévelo bien para que el vinagre se disuelva correctamente, y tómalo un par de veces al día.

Aunque su sabor no sea especialmente agradable, las propiedades antiinflamatorias del vinagre de manzana te ayudarán a aliviar el dolor de cabeza.

Puedes añadir unas gotitas de limón y un poco de miel o algún otro edulcorante natural para mejorar el sabor de la mezcla si lo prefieres.

P.D.: ¿Sabías que en nuestro libro “365 Remedios Caseros” puedes encontrar estos y otros remedios para el Dolor de Cabeza y otros problemas frecuentes? Consigue ya tu libro y benefíciate de sus más de 350 páginas llenas de remedios naturales para cuidar tu salud y de los que más te importan.

Nuestros remedios naturales para el Dolor de Cabeza pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.