Remedios para la Gripe

misremedios.com

La gripe es una infección vírica que afecta el sistema respiratorio y se contagia fácilmente. Generalmente ocurre una epidemia estacional invernal cada año, y constituye una pandemia en el mundo cada 20 o 30 años, acompañada de un alto índice de morbilidad y mortalidad.

El virus que provoca la gripe es específico cada año, por eso existen las campañas de vacunación de gripe en pacientes de riesgo todos los años en octubre. La diferencia con el resfriado es que éste puede ser provocado por múltiples virus que no mutan cada año y que son, por tanto, menos peligrosos.

No existe un medicamento que combata el virus de la gripe, lo que podemos encontrar son medicamentos para reducir sus síntomas, como por ejemplo el Termalgin (paracetamol). Pero si quieres optar por un tratamiento más natural, en este artículo encontrarás los mejores remedios naturales para combatirla.

Nuestros remedios caseros para la Gripe

¿Necesitas algún remedio casero para la Gripe? A continuación te presentamos los mejores remedios naturales que hemos recopilado para tí:

1. Remedio con Gárgaras de agua con sal para la gripe

¿Qué necesitas?

1 Cucharadita de sal.
1/2 litro de agua.

El remedio:

Este remedio de agua con sal, te ayudará con el dolor de garganta que suele acompañar a la gripe.

Para poner en práctica este remedio, tienes que poner a calentar medio litro de agua, y antes de llegar a hervir, puedes retirarlo del fuego y añadirle la cucharadita de sal, removiendo bien para que se disuelva. Con esta preparación, tienes que realizar gárgaras varias veces al día, con el agua preferiblemente caliente, para aliviar el dolor de garganta que suele aparecer con la gripe.

2. Remedio con Infusión de Ajo para la Gripe

¿Qué necesitas?

2 o 3 Dientes de ajo.
1 Taza de agua.

El remedio:

El ajo es uno de los mejores bactericidas y antibióticos que la naturaleza puede ofrecerte, por lo que resulta muy efectivo para combatir la gripe. De hecho, ante la aparición de los síntomas iniciales de la gripe, una fuerte dosis de ajo, o de suplementos de ajo, puede eliminar todo indicio del virus.

Es más, consumiendo uno o dos dientes de ajo a diario es suficiente para que la gripe ni siquiera se asome por tu ventana. Pero si los dientes de ajo no te resultan muy agradables, puedes preparar este sencillo remedio, que nos ha llegado a través de correo electrónico y consiste en hacer una infusión, que te resultará más suave.

Para preparar la infusión de ajo, tienes que cortar dos o tres dientes de ajo en pedacitos muy pequeños. Es importante que sean pequeñísimos para liberar de forma óptima la alicina, un compuesto clave para combatir la gripe con ajo. Luego pon a hervir cuatro tazas de agua y añade los trocitos de diente de ajo, dejando que hiervan a fuego lento durante 10 minutos. Puedes dejarlo enfriar un poquito y colarlo, pero debes tomar la infusión caliente.

Si tomas una taza al día durante el invierno es suficiente para prevenir la gripe. Pero si ya la tienes, una o dos tazas al día de esta infusión te servirán, para calmar la tos, disminuir su frecuencia e intensidad además de despejar los bronquios, disminuir la fiebre y descongestionar. Cuando se le añade leche ayuda a conciliar el sueño, por lo que es muy beneficioso tomarla por la noche antes de dormir.

3. Remedio con Infusión de Cebolla para la Gripe

¿Qué necesitas?

1/2 cebolla.
1/4 litro de agua.
1 cucharadita de pimienta cayena.

El remedio:

Por sus propiedades bactericidas la cebolla es, junto con el ajo, uno de los mejores remedios naturales para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio como la gripe.

Para beneficiarte de esta propiedad, puedes preparar este sencillo remedio, y para ello, pon a hervir en un cazo un cuarto de litro de agua, media cebolla y media cucharadita de pimienta cayena.

Cuando la cebolla esté cocida, retira del fuego y cuela para separar los restos de la cebolla del jugo resultante.

Toma una taza de este líquido antes de acostarte, ya que sirve para aliviarte la tos y también para descongestionar el pecho que suele aparecer en los procesos gripales.

4. Remedio con Infusión de jengibre, miel y limón para la gripe

¿Qué necesitas?

1 cucharada de jengibre fresco picado.
1 taza de agua.
1 cucharadita de miel.
Unas gotas de zumo de limón o una rodaja de limón.

El remedio

El jengibre tiene propiedades analgésicas, antipiréticas y antibacteriales, y el limón te aportará vitamina C, por lo que este remedio te ayudará a combatir los síntomas de la gripe.

Para preparar esta infusión, pica un trozo de jengibre fresco y ponlo en un cazo con agua hirviendo, dejándolo hervir por unos minutos antes de retirar del fuego.

Deja reposar a continuación unos diez minutos y cuélalo si quieres para separar los restos de jengibre.

Añade una cucharada de miel para endulzar y unas gotas de limón, y tómala calentita para notar la mejoría.

5. Remedio con Infusión de Saúco para la Gripe

¿Qué necesitas?

1 Puñado de hojas secas de saúco.
1 Litro de agua.

El remedio:

El saúco tiene propiedades sudoríficas y bactericidas, por lo que te vendrá estupendamente para combatir la gripe.

Para preparar esta infusión, tienes que verter un puñado de hojas secas de saúco en 1 litro de agua que esté hirviendo y dejar reposar a continuación durante 30 minutos. Luego, tienes que colar para separar los restos de las hojas, y debes tomar la infusión resultante a lo largo de todo el día.

6. Remedio con Infusiones de albahaca para fortalecer el sistema inmunológico

¿Qué necesitas?

5 gramos de hojas frescas de albahaca.
1 litro de agua.

El remedio:

Las infusiones de albahaca resultan muy beneficiosas para fortalecer tu sistema inmunológico, por lo que este remedio te vendrá muy bien para evitar la gripe.

Para aprovechar esta propiedad, vierte 5 gramos de hojas frescas de albahaca en un litro de agua que esté hirviendo.

A continuación, deja reposar la infusión unos 10 minutos semitapada y fíltrala para separar los restos de las plantas.

Tienes que beber una taza de esta infusión todos los días, durante dos semanas, y descansar otro par de semanas por lo menos si quieres volver a tomarla para reforzar tu sistema inmunológico y protegerlo frente a las agresiones externas.

7. Remedio con Jugo de cebolla para la gripe

¿Qué necesitas?

1 cebolla morada.
1 vaso de agua.
1 cucharadita de miel.

El remedio:

La cebolla posee propiedades bactericidas, y junto con el ajo, es uno de los mejores remedios naturales para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio como la gripe.

Para poner en práctica este remedio, pon una cebolla morada en un cazo, añade un vaso de agua y deja hervir durante 15 minutos aproximadamente, para que la cebolla desprenda el jugo.

A continuación, cuela para separar el líquido resultante y añade una cucharadita de miel para mejorar el sabor.

Una vez preparado tienes que tomar 5 cucharadas al día de este jugo para notar los efectos.

8. Remedio con Rábano para la Gripe

¿Qué necesitas?

1 Cucharada de rábano picante.
1 Litro de agua.

El remedio:

El rábano posee propiedades bactericidas que te ayudarán a combatir los síntomas de la gripe.

Para preparar este remedio, tienes que poner a calentar un cuarto de litro de agua en una cazuela y cuando esté en su punto de ebullición, verter una cucharada de raíz de rábano picante rallado. A continuación, tienes que dejar cocer durante unos 5 minutos a fuego lento, para dejar reposar unos minutos antes de colar el líquido resultante. Debes tomar un par de vasos al día de esta infusión hasta que los síntomas de la gripe desaparezcan.

P.D.: ¿Sabías que en nuestro libro “365 Remedios Caseros” puedes encontrar estos y otros remedios para la Gripe y otros problemas frecuentes? Consigue ya tu libro y benefíciate de sus más de 350 páginas llenas de remedios naturales para cuidar tu salud y de los que más te importan.

Nuestros remedios naturales para la Gripe pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.