Remedios para Hígado Graso

misremedios.com

El término hígado graso se refiere a una amplia gama de alteraciones del hígado. La alteración fundamental es la acumulación excesiva de grasa en las células del hígado. Lo mas corriente es que se deba al consumo de alcohol. Sin embargo, en los últimos años se ha reconocido que una gran parte de los pacientes con hígado graso no beben. Por lo tanto, se ha acuñado el término hígado graso no alcohólico (HGNA). Se añade este término no alcohólico, porque las alteraciones del hígado son, en muchos aspectos, similares a las que se pueden ver en personas que beben alcohol de forma excesiva.

En una primera fase de la enfermedad ocurre la acumulación de grasa sin producir inflamación en el tejido hepático (no hay inflamación ni daños significativos del órgano). A ello se le llama hígado graso simple (también se usa el término esteatosis hepática). La presencia de grasa cambia el aspecto y la función del hígado, pudiendo ocasionar inflamación hepática. Cuando esta ocurre, da lugar a la llamada esteatohepatitis no alcohólica, que de no tratarse, puede dar lugar a una cirrosis hepática, considerada una etapa avanzada de la enfermedad.

Nuestros remedios caseros para Hígado Graso

¿Necesitas algún remedio casero para Hígado Graso? A continuación te presentamos los mejores remedios naturales que hemos recopilado para tí:

1. Remedio con Dieta para el Hígado Graso

El hígado graso o esteatosis es un problema que se genera en una persona cuando una persona tiene la incapacidad de depurar los lípidos de la zona hepática y comienzan a acumularse en dicha zona. Generalmente es consecuencia de obesidad o problemas con el alcohol, pero puede haber otras. En estos casos es recomendable seguir una dieta equilibrada entre carbohidratos, proteínas y grasas, y es importante que sea vigilada por un médico. Pero te voy a contar la pautas alimenticias más comunes para quienes tienen este problema. ¿quieres saber cuáles son? ver remedio

2. Remedio con Infusión de Cardo Mariano para el Hígado Graso

El cardo mariano es beneficioso para el hígado, ya que le protege de las toxinas estimulando el crecimiento de nuevos tejidos. Esta protección es importante en caso de hígado graso, y esta infusión te ayudará.

Para prepararla, tienes que verter dos cucharadas de cardo mariano en una taza de agua que esté hirviendo., taparla y dejar enfriar. Tienes que tomar al menos una una taza de esta infusión a diario.

También puedes consumir, cada dos días, las hojas tiernas de cardo mariano y sin espinas en una ensalada.

3. Remedio con Infusión de Menta, Manzanilla, Cardo Mariano, Caléndula y Boldo para el Hígado Graso

¿Qué necesitas?

10 gramos de boldo.
10 gramos de menta-poleo.
10 gramos de manzanilla.
10 gramos de cardo mariano.
10 gramos de caléndula.

El remedio

El boldo es hepatoprotector, además de facilitar las digestiones, y junto con la menta, el cardo mariano, la manzanilla y la caléndula constituyen un eficaz remedio para el hígado graso.

Para preparar esta infusión, deberás mezclar a partes iguales menta-poleo, manzanilla, cardo mariano, caléndula y boldo.

Debes añadir una cucharadita de la mezcla de estas plantas en una taza con agua hirviendo, y dejar reposar en infusión unos 10 o 15 minutos.

Pasado este tiempo, puedes colar la infusión para separar los restos de las plantas del líquido resultante, y tomar una taza de esta infusión antes de cada comida, siendo la primera por la mañana, en ayunas.

4. Remedio con Infusión de Ortiga y Llantén para el Hígado Graso

El hígaso graso se produce por una acumulación de grasas en el hígado, a menudo derivadas de una mala metabolización de los azúcares que consumimos. Las plantas depurativas te ayudarán a eliminar toxinas y a mejorar el estado de éste órgano.

Para preparar esta infusión debrás hervir 1 cucharada de ortiga y otra de llantén en 1 taza de agua durante 5 minutos. Transcurrido ese tiempo, deberás retirar del fuego, dejar enfriar la infusión y colarla. Tienes que tomar una taza después de cada comida.

5. Remedio con Zumo de Rábanos para el Hígado Graso

¿Qué necesitas?

2 rábanos.

El remedio

El rábano, especialmente el negro, ayuda a eliminar los residuos que se acumulan en el organismo por la ingestión de preparados envasados comercialmente, ricos en conservantes y colorantes que producen nitrosaminas, que al final se depositan en este órgano, produciendo problemas como el hígado graso.

Para beneficiarte de esta propiedad de los rábanos, tienes que lavar, pelar y picar dos rábanos negros y pasarlos por la licuadora.

Puedes añadir un vaso de agua al zumo resultante para que no resulte tan fuerte.

Tienes que tomar este jugo en días alternos (un día sí y otro no).

P.D.: ¿Sabías que en nuestro libro “365 Remedios Caseros” puedes encontrar estos y otros remedios para Hígado Graso y otros problemas frecuentes? Consigue ya tu libro y benefíciate de sus más de 350 páginas llenas de remedios naturales para cuidar tu salud y de los que más te importan.

Nuestros remedios naturales para Hígado Graso pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.