10 Especias y Condimentos Saludables que Puedes Utilizar en tu Cocina

misremedios.com

Además de aportar un sabor especial a tus platos y convertir casi cualquier alimento insípido en auténticos manjares, las especias que se pueden utilizar en la cocina pueden aportar muchos beneficios para tu organismo además del placer del paladar. Pueden constituir verdaderas fuentes de salud y servir de remedios medicinales contra muchas enfermedades y dolencias.

Hoy te traigo 10 buenas especias que puedes tener a mano en tu cocina para incorporarlas en tus platos siempre que te resulte posible, y conocer sus beneficios. ¡No te pierdas este artículo!

Libro Remedios Caseros

Las Especias: Llenas de Sabor y Salud

Ya desde la antigüedad, las especias eran un bien muy preciado, no sólo porque generaban una gran actividad económica, sino porque también se utilizaban por sus propiedades medicinales para curar y tratar múltiples enfermedades.

Además de servir como un sabroso condimento y aportar un sabor peculiar a los platos, pueden tener distintos estímulos sobre los distintos órganos y tejidos del organismo, por lo que incorporarlas a la dieta diaria puede convertirse en una gran decisión por las múltiples ventajas que pueden aportarte.

Hoy te traigo 10 buenas especias que puedes incorporar en tu cocina y que te aportarán grandes beneficios. ¡Anímate a utilizarlas!

10 Especias muy Beneficiosas para tu Salud

1. Pimienta Cayena

La pimienta cayena ha sido considerada como planta medicinal desde tiempos inmemoriables, pero además, tiene la capacidad de aumentar el metabolismo y ayudarte a quemar las grasas más rápidamente. En contra de lo que se puede pensar en un principio dado su sabor picante, esta especia puede ser positiva para recuperar los tejidos del estómago dañados ayudando a prevenir las úlceras estomacales y estimulando las enzimas digestivas.

Entre otras bondades, puede ayudarte a disminuir los niveles de colesterol en sangre y los niveles de triglicéridos, evitando la formación de coágulos sanguíneos y disminuyendo así el riesgo de sufrir ataques al corazón y derrames cerebrales.

Además, puede ayudarte también a reducir la inflamación y los dolores, tanto de cabeza como los musculares o incluso los producidos a causa de la artritis. Favorece la eliminación de la mucosidad en caso de congestión nasal y fortalece el sistema inmunológico, por lo que ya tienes buenas razones para incorporarlo en tus platos siempre que te resulte posible.

Anímate a utilizarla en sopas, guisos, huevos o cualquier plato donde pueda combinar y aportar sabor porque merece la pena.

2. Pimienta

La pimienta no debería faltar en tu cocina, ya que además de aumentar la temperatura de tu organismo, puede ayudarte a aliviar las digestiones lentas. Además, esta especia es antioxidante, antibacteriana, ayuda a disminuir el colesterol, aumenta la absorción de otras sustancias beneficiosas y tiene la capacidad de aumentar la salivación y abrir el apetito.

La pimienta verde la encontrarás en granos que están sin madurar, la negra en los que están a medio madurar y la blanca son ya granos maduros y sin cáscara. No te olvides de tener en tu cocina un molinillo lleno de granos de pimienta para añadirla recién molida a tus platos, ya que combina muy bien con las legumbres, las carnes, los guisos, la pasta y el pescado.

3. Cúrcuma

La cúrcuma tiene un color naranja muy vivo y desde siempre ha sido muy valorada por sus cualidades medicinales. Utilizándola a menudo en tus menús diarios, puede ayudarte a reducir los niveles de triglicéridos, a acelerar la quema de las grasas, a mantener los niveles de azúcar estables evitando los picos e incluso a luchar contra la inflamación gracias a sus buenas propiedades antiinflamatorias.

Puedes añadir cúrcuma en tus platos de pasta, arroz, sopas, legumbres, salsas, ensaladas, verduras hervidas o rehogadas, platos o pinchos de pescado, e incluso con el pollo. Se puede utilizar como sustituto del azafrán, dado que es bastante más barato, aunque el sabor no es el mismo.

Para acostumbrarte a su sabor, es preferible que comiences por añadir pequeñas cantidades a tus platos y vayas aumentando poco a poco la cantidad.

4. Mostaza

La mostaza en grano aporta sabor a tus platos al mismo tiempo que te ayuda a conseguir la sensación de saciedad sin necesidad de comer grandes cantidades, ayudando a acelerar el metabolismo de tu cuerpo y a quemar las grasas más rápidamente. Tienes que elegir la que viene en grano, no vale la que puedes encontrar como salsa a la que pueden haber añadido miel o incluso otro tipo de endulzantes para modificar su sabor.

Los beneficios para la salud de la mostaza incluyen el alivio de los dolores musculares, la mejora de dolencias que afectan a la piel, como la psoriasis, la tiña y la dermatitis de contacto, así como algunos trastornos respiratorios. Además, ayuda a mantener la salud cardíaca, promueve la piel y el cabello saludables y reduce los niveles de colesterol, por lo que es más que recomendable su uso.

Puedes añadir mostaza amarilla seca como aderezo en ensaladas, mayonesa y salsas, y aportarás su peculiar sabor a tus platos. También se pueden utilizar las semillas de mostaza entera en encurtidos y salsas para aportarles un gusto especial.

5. Rábano picante

El rábano picante tiene una amplia variedad de beneficios para la salud, ya que tiene la capacidad de acelerar el metabolismo favoreciendo la pérdida de peso, además de disminuir la presión arterial alta, aliviar las afecciones respiratorias, fortalecer los huesos, mejorar el sistema inmunológico, estimular la digestión saludable y promover una buena salud cardíaca entre otras bondades.

Los beneficios para la salud de esta especia se deben a su alto contenido en nutrientes y minerales, como la fibra dietética, la vitamina C, el ácido fólico, el potasio, el calcio, el magnesio, el zinc y el manganeso, entre otros.

Puedes añadir rábano picante a tus hamburguesas, sandwiches, carnes e incluso también a tus ensaladas, y verás su espectacular sabor.

6. Cardamomo

El cardamomo se utiliza mucho en la cocina india y árabe, y en la repostería del norte de Europa y, por miles de años, en Asia se ha utilizado para aliviar malestares de estómago. Esta especie, además de facilitar la digestión, tiene propiedades antioxidantes, combate la halitósis e incluso se le atribuyen propiedades afrodisíacas.

Entre otras buenas propiedades, el cardamomo mejora el sistema respiratorio, es un gran estimulante y puede servir de ayuda para prevenir el cáncer de colon.

Tiene un peculiar aroma exótico, cítrico y dulce que te sorprenderá desde el primer momento. Puedes incorporarlo a todo tipo de recetas dulces, y poco a poco, puedes ir añadiéndolo en pequeñas cantidades en algunos platos salados.

7. Comino

El comino, además de ser muy rico en antioxidantes, se caracteriza por ser especialmente bueno para la digestión ya que estimula la vesícula biliar y el páncreas para que produzcan más enzimas y bilis que ayuden a descomponer los alimentos en nutrientes aprovechables que tu cuerpo pueda utilizar. También te puede ayudar a desintoxicar el cuerpo, y a combatir algunos trastornos respiratorios como el asma y la bronquitis.

Al igual que la canela, esta especia te ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre, por lo que puede ser de gran utilidad para las personas diabéticas, al mismo tiempo que disminuye las posibilidades de aumentar de peso y acumular grasa corporal en exceso.

Entre sus cualidades nutricionales, hay que destacar que es una muy buena fuente de hierro, vitamina C y vitamina A, por lo que beneficiarán a tu sistema inmunológico.

Anímate a utilizarlo con las legumbres, en salsas y en platos de carne.

8.Ajo

El ajo es un clásico de la cocina, sobre todo en la mediterránea. Además de ser una gran antibiótico natural,  en la antigua Grecia se consideraba un buen remedio para prevenir muchos males y ayudar en dolencias como los resfriados y las inflamaciones.

Además, puede ayudarte a combatir la presión arterial elevada, a mejorar la circulación, y a combatir el colesterol. También se le atribuyen propiedades para prevenir ciertos tipos de cánceres, por lo que es más que recomendable su utilización en tu cocina habitual.

Anímate a utilizarlo en tus guisos de carne o pescado, salsas e incluso crudo en tus ensaladas.

9. Jengibre

El jengibre tiene una gran capacidad antioxidante, por lo que resulta muy eficaz en la lucha contra los radicales libres y para retrasar el envejecimiento. Es conocida su capacidad para reducir las náuseas y los vómitos, sobre todo cuando se trata de mareos producidos por los viajes.

Puede ayudarte a calmar el dolor de garganta, y como tiene una gran capacidad antiinflamatoria, resulta muy útil para reducir el dolor y la inflamación en caso de artritis. Además, resulta muy útil para reducir el colesterol y prevenir la formación la formación de coágulos sanguíneos que pueden provocar accidentes cerebro vasculares o enfermedades cardíacas.

Anímate a utilizarlo en sopas y guisos, además de añadirlo a tus ensaladas. Por supuesto, también puedes añadirlo a tus tés e infusiones para beneficiarte de sus propiedades.

10.Canela

La canela es una gran fuente de antioxidantes, y además, resulta muy efectiva para estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y para reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, te ayudará a aliviar el dolor y la rigidez en los músculos y las articulaciones, por lo que resulta muy útil en casos de artritis.

Además, tiene un efecto positivo sobre la función cerebral mejorando la memoria y la atención.

Anímate a añadir canela a tus zumos naturales, yogur, postres caseros, avena o como un toque especial a tu café o tus infusiones.

Anímate a probarlas y no te defraudarán

Aunque hay muchas más, con estas 10 tienes una pequeña muestra de los múltiples beneficios que puedes obtener con su utilización. ¡Anímate a probarlas y te aseguro que no te defraudarán!.