Cómo Limpiar las Ventanas con Vinagre de Forma Rápida y Efectiva

misremedios.com

La luz natural que entra por las ventanas de tu casa es la responsable de hacer que parezca llena de vida siempre y cuando los cristales se encuentren limpios y sin manchas.

A veces, tanto si se trata de ventanas que se abren al exterior, como si se trata de zonas de paso, los cristales se ensucian más rápido de lo que nos gustaría.

Aunque hay un montón de productos para limpiar los cristales de las ventanas, hoy te voy a explicar uno muy sencillo con productos que puedes encontrar fácilmente y que te permitirán ahorrar algo de dinero. Si quieres saber cómo, no te pierdas este artículo.

¿Cómo limpiar las ventanas de la mejor forma posible?

El agua de lluvia o el polvo que flota en el aire, entre otros elementos, son en gran medida, los que hacen que los cristales de tus ventanas no se encuentren todo lo limpios que deberían, sobre todo las de exterior.

Si se trata de cristales de ventanales de interior o que separan zonas de paso, pueden ser las marcas de dedos, la grasa y el polvo que se va acumulando los que hacen que no estén todo lo transparentes que podrían estar.

Aunque hay muchos métodos y formas de limpiar los cristales, después de probar el último producto que vendían como infalible para dejar los cristales transparentes, hoy te voy a contar mi fórmula para mantenerlos limpios con productos que no son nada caros y que puedes encontrar fácilmente en casi cualquier supermercado.

Te aseguro que además de ahorrar dinero, vas a encontrar que no es necesario recurrir a tantos productos químicos como hay en el mercado.

¿Qué necesitas?

Para limpiar los cristales de forma casera, vas a necesitar lo siguiente:

  • 4 tazas de agua tibia.
  • 1 taza de vinagre blanco.
  • 1 trapo o bayeta de algodón.
  • Hojas de papel de periódico.

El vinagre blanco que necesitas en esta ocasión es el que venden en la sección de droguería y limpieza de los supermercados. Se trata de un vinagre especial de limpieza que es más concentrado que cualquier otro que venden como alimento y que además, no deja el olor que puede dejar el vinagre de mesa.

El trapo que vas a necesitar es para mojarlo en la solución y extenderla bien por los cristales. Puedes utilizar también una esponja o cualquier bayeta que puedas humedecer y que no raye los cristales.

Las hojas de papel de periódico te van a servir para secar la superficie del cristal. Si te preguntas por qué utilizar esto en lugar de cualquier trapo de algodón o similar para secar te diré que el papel de periódico va a absorber el exceso de humedad que quede en el cristal sin dejar las pelusillas o restos que podría dejar cualquier otro trapo de algodón utilizado con este fin.

¿Cómo limpio los cristales sin dejar marcas?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que si vas a limpiar los cristales de las ventanas, tienes que limpiar antes los marcos, persianas y otros elementos que estén cerca de las ventanas para que no se manchen luego y tengas que repetir el proceso dos veces.

Ten en cuenta que, dependiendo del tipo de material del que estén fabricados los marcos, tendrás que utilizar el producto adecuado. Si se trata de marcos de aluminio o metal, puedes utilizar un trapo mojado con agua y una solución jabonosa, mientras que si se trata de marcos de madera, tendrás que utilizar un trapo empapado en agua y un producto específico que no dañe este material.

Una vez que tengas limpios los marcos, puedes limpiar los cristales de la siguiente forma:

  1. Vierte en un cubo el agua templada con el vinagre blanco, respetando la proporción de una parte de vinagre por cada cuatro partes de agua.
  2. Moja en la mezcla anterior el trapo o esponja y frota con cuidado los cristales, humedeciendo bien toda la superficie. Si hay manchas difíciles, insiste un poco en las zonas donde esté más sucio para que salga bien toda la suciedad.
  3. Si los cristales no estaban demasiado sucios, probablemente sea suficiente con que pases una sola vez la esponja con la solución. Si en cambio estaban muy sucios, repite el paso anterior varias veces hasta que no quede rastro de suciedad.
  4. Ahora ya sólo tienes que coger una hoja de papel de periódico, hacer una bola con ella y pasarla por la superficie del cristal para absorber el resto de humedad y no dejar pelusillas en los cristales.

Consejos a tener en cuenta para dejar tus cristales relucientes

No está de más algunos aspectos extra que debes de tener en cuenta para que esta limpieza sea más efectiva:

  • Comienza por limpiar los cristales por dentro, ya que suele ser la parte más accesible y es donde suele haber más grasa y dedos marcados. De esta forma, cuando vayas a limpiar los cristales de la ventana por fuera te resultará más fácil corregir los posibles defectos que te hayas dejado al limpiar o al secar.
  • No limpies los cristales en días soleados, ya que no podrás ver bien todas las manchas y es posible que te dejes alguna. Elige un día o una hora que no te de el sol de plano en los cristales.
  • Procura limpiar los cristales a menudo y no dejar que se acumule la suciedad hasta que estén opacos, ya que entonces te costará muchísimo más esfuerzo eliminar toda la suciedad y dejarlos transparentes.

¡Pruébalo y te convencerás!

Desde que probé este método, no ha vuelto a darme pereza limpiar los cristales de mi casa, y es que me da tan buen resultado que no me cuesta ningún trabajo limpiarlos cuando veo que se han ensuciado. Estoy segura que si lo pruebas te encantará el resultado tanto como a mi. ¿Quieres hacer la prueba?