Síndrome del Intestino Permeable: Causas, Síntomas y Remedios

misremedios.com

El síndrome del intestino permeable causa que multitud de bacterias, virus y otros microorganismos puedan pasar desde tu intestino hasta el torrente sanguíneo, pudiendo causar por ello inflamación, dolor, fatiga y otros síntomas que pueden afectar a tu vida diaria.

Si quieres conocer cuáles son sus síntomas, los factores de riesgo que intervienen en su aparición y los mejores remedios y consejos para combatirlo, no te pierdas este artículo.

¿Qué Es el Síndrome del Intestino Permeable?

El síndrome del intestino permeable, también conocido como aumento de la permeabilidad intestinal, no es una enfermedad en sí misma. Los médicos todavía no han averiguado exactamente qué lo causa, pero actualmente se está asociando con afecciones inflamatorias y autoinmunes. También está relacionada con diferentes enfermedades, como la enfermedad inflamatoria intestinal, varios tipos de artritis, acné, psoriasis, enfermedad hepática y enfermedad pancreática.

Este síndrome comienza en el intestino delgado, donde los nutrientes de los alimentos son absorbidos por los poros microscópicos que cubren el revestimiento intestinal. Estos poros regulan lo que entra al torrente sanguíneo y bloquean lo que no debe pasar. Sin embargo, debido a las afecciones que comentábamos antes, las uniones de las paredes del intestino delgado con el revestimiento intestinal se ensanchan, de tal manera que por ahí consiguen colarse bacterias, virus, toxinas o partículas de alimentos no digeridos, llegando finalmente al torrente sanguíneo.

En consecuencia, el sistema inmune ataca a todos estos “invasores” y esto finalmente produce un aumento de la inflamación en diferentes partes del cuerpo, lo que conlleva una amplia gama de signos y síntomas. Y esto es lo que se conoce como síndrome del intestino permeable.

Signos y Síntomas del Síndrome del Intestino Permeable

  1. Enfermedad inflamatoria intestinal: La enfermedad inflamatoria intestinal que causa diarrea, dolor abdominal, hinchazón y gases es un signo común del síndrome del intestino permeable. La inflamación en el intestino provoca irritabilidad e irregularidad en el movimiento del intestino delgado y el intestino grueso, lo que a su vez causa enfermedad inflamatoria del intestino.

  2. Fatiga crónica y cansancio: Si te sientes cansado y fatigado todo el tiempo, la razón puede ser el síndrome del intestino permeable. El síndrome del intestino permeable causa un aumento en ciertos compuestos inflamatorios llamados citoquinas. Estos compuestos inflamatorios están directamente asociados con la fatiga.

  3. Condiciones inflamatorias de la piel: Si de repente sufres afecciones inflamatorias de la piel como acné, rosácea, psoriasis, dermatitis o eccema con mayor frecuencia, puede ser un signo de un intestino permeable. La hiperpermeabilidad intestinal puede causar que la piel se inflame y esta inflamación está relacionada con una gran cantidad de afecciones de la piel. Además, el aumento de bacterias dañinas que causa este síndrome es otro factor que contribuye a los problemas crónicos de la piel.

  4. Dolor en las articulaciones: Unas articulaciones rígidas y dolorosas, así como el dolor crónico en los músculos son uno de los signos más comunes del síndrome del intestino permeable. Aunque las personas tienden a relacionar el dolor articular con la artritis, un desequilibrio en los microbios saludables del intestino puede contribuir a este dolor.

  5. Bajo estado de ánimo: El síndrome del intestino permeable desencadena la liberación de citoquinas proinflamatorias y otros productos químicos que tienen un impacto directo en los trastornos relacionados con el estado de ánimo, como la ansiedad y la depresión. Las bacterias dañinas en los intestinos producen toxinas que pueden viajar a través del torrente sanguíneo hasta el cerebro. Estas toxinas pueden interrumpir la producción de neurotransmisores en tu cerebro y afectar negativamente a tu estado de ánimo.

  6. Otros síntomas:

8 Factores del Riesgo que Pueden Causar Síndrome del Intestino Permeable

Como te comentaba antes, las causas del síndrome del intestino permeable no están del todo claras. Lo que sí se conoce son ciertos factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de padecer esta afección.

  1. Dieta desequilibrada: El factor de riesgo más común para el síndrome del intestino permeable es una dieta pobre y desequilibrada. Hay varios componentes en los alimentos que pueden dañar el revestimiento intestinal y producir inflamación. Sobre todo encontramos componentes de este tipo en los alimentos ricos en azúcares y harinas refinadas, y en alimentos procesados, repletos de grasas saturadas, conservantes y saborizantes. Por eso siempre es recomendable llevar una dieta lo más sana, natural y equilibrada posible.

  2. Estrés crónico: El estrés crónico es uno de los principales factores de riesgo del síndrome del intestino permeable. El estrés afecta a la funcionalidad del sistema digestivo y suprime el sistema inmunitario, y eso además contribuye a la proliferación de las bacterias y otros microorganismos que hayan podido pasar al torrente sanguíneo. Un sistema inmunológico debilitado no puede mantener el equilibrio de patógenos en el intestino. Esto puede conducir a un aumento general de la inflamación, lo que a su vez altera la función intestinal, aumentando la permeabilidad del intestino y causando inflamación.

  3. Exceso de toxinas: Los químicos y toxinas con los que entras en contacto diariamente son otro de los factores de riesgo más importantes para el intestino permeable. Si el proceso de desintoxicación natural de tu cuerpo no está funcionando correctamente, las toxinas se acumulan. Con el tiempo, estas toxinas pueden irritar el revestimiento intestinal y provocar inflamación y una inmunidad débil. La inflamación constante junto con la baja actividad del sistema inmunológico provocan más permeabilidad en la pared intestinal.

  4. Medicamentos: Cualquier medicamento analgésico y antiinflamatorio tomado en exceso puede irritar el revestimiento intestinal y reducir el nivel de la mucosa intestinal, que actúa como medida de protección natural. Con el tiempo, esto puede provocar inflamación y un aumento de la permeabilidad del intestino. Además, el uso prolongado de pastillas anticonceptivas orales también aumenta el riesgo en la mujer.

  5. Candidiasis: Las personas con candidiasis o infección intestinal por hongos tienen un mayor riesgo de padecer el síndrome del intestino permeable. La cándida es un tipo de levadura que es un componente de la flora intestinal normal. Pero si esta levadura comienza a crecer fuera de control, puede desembocar en síndrome del intestino permeable. Lo que ocurre es que la cándida se adhiere al tejido de la mucosa del intestino delgado, lo que puede causar inflamación y debilitar el sistema inmunitario.

  6. Deficiencia de zinc: El zinc es importante para mantener un revestimiento intestinal fuerte. Una deficiencia de zinc puede hacer que el revestimiento de la mucosa pierda fuerza, lo que puede conducir a un aumento de la permeabilidad intestinal. El zinc también es útil para mantener un sistema inmunológico saludable.

  7. Disbiosis: Otra causa principal de intestino permeable es una afección llamada disbiosis. Esta condición conduce a un desequilibrio entre las bacterias beneficiosas y dañinas en el intestino. La mayoría de las bacterias dañinas en el intestino provocan irritación e inflamación en el intestino delgado. Esto finalmente causa un aumento en la permeabilidad intestinal y, en consecuencia, un aumento del riesgo de padecer el síndrome del intestino permeable.

  8. Alcoholismo: Beber alcohol en cantidades excesivas aumenta la susceptibilidad a la permeabilidad intestinal. El alcohol conduce a una acumulación de toxinas en el cuerpo, que a su vez pueden inhibir las hormonas en el intestino que moderan la inflamación. Estas toxinas también impiden que los nutrientes necesarios sean absorbidos por el torrente sanguíneo. Además, la exposición continuada al alcohol promueve el crecimiento de bacterias dañinas en el intestino, lo que puede provocar una mayor acumulación de toxinas.

11 Consejos y Remedios para Combatir el Síndrome del Intestino Permeable

No existen remedios que puedan curar el síndrome del intestino permeable, ya que no se conocen bien sus causas específicas. Sin embargo sí podemos aliviar sus síntomas de diversas maneras:

  1. Lleva una dieta sana, natural y equilibrada, rica en frutas y verduras.
  2. Toma alimentos antiiflamatorios.
  3. Toma alimentos con alto contenido de probióticos (como el yogur, el queso crudo, las aceitunas o los encurtidos).
  4. Toma alimentos ricos en zinc (como la carne de ternera o de ave, el hígado, las ostras, las almejas o las semillas de calabaza), e incluso suplementos si el médico lo considera necesario (siempre consultar con un médico antes de tomar suplementos alimenticios).
  5. Toma remedios desintoxicantes, como los que te mostrábamos en este artículo.
  6. Elimina de tu dieta alimentos que puedan causar intolerancia, como los alimentos que contienen gluten o lactosa.
  7. Evita alimentos poco saludables, como el azúcar y la harina refinados, las grasas saturadas y las comidas procesadas.
  8. Evita el alcohol y el tabaco, ya que pueden causar y empeorar la inflamación.
  9. Evita el uso de aspirina, ibuprofeno, naproxeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE).
  10. Aléjate del estrés y la ansiedad, ya que pueden provocar e incluso empeorar el síndrome del intestino permeable.
  11. Acude al médico. Algunas pruebas pueden ayudarte a diagnosticar el síndrome del intestino permeable. Por ejemplo, un análisis de heces podrá detectar parásitos intestinales.