Remedios para Catarro

misremedios.com

Ya sea en verano o en invierno, coger un catarro siempre es un fastidio, pero además de sus síntomas y las causas que lo producen, te interesa saber cómo puedes prevenirlo y qué medidas puedes adoptar para no contagiarte.

Como el catarro está producido por virus, no hay medicamentos que puedan acelerar tu recuperación o hacer que el proceso dure menos, por lo que siempre será recomendable que conozcas los remedios naturales que pueden ayudarte a aliviar los síntomas.

Si quieres saber qué hacer en caso de sufrir un catarro, no te pierdas esta información.

Nuestros remedios caseros para Catarro

¿Necesitas algún remedio casero para Catarro? A continuación te presentamos los mejores remedios naturales que hemos recopilado para tí:

1. Remedio con Infusión de jengibre, miel y limón para el Catarro

¿Qué necesitas?

Un trocito de jengibre fresco,
Unas gotas de zumo de limón.
Una cucharada de miel.

El remedio

Las propiedades analgésicas, antipiréticas y antibacteriales del jengibre, las propiedades calmantes de la miel y la aportación de vitamina C del limón, hacen de este remedio un aliado ideal para combatir los síntomas del catarro.

Para poner en práctica este remedio, tienes que cortar en rodajitas un trozo de jengibre fresco, como del tamaño de medio pulgar.

Pon un cazo con agua a calentar, y cuando rompa a hervir, añade el jengibre fresco, dejándolo unos minutos antes de retirar del fuego.

Deja reposar a continuación unos diez minutos antes de colarlo para separar los restos de jengibre.

Añade una cucharadita de miel y unas gotas de limón, remueve bien y toma la infusión calentita para que haga efecto.

Puedes tomar tres tazas al día de esta infusión hasta que los síntomas desaparezcan.

2. Remedio con Lavados nasales con agua con sal para el Catarro

¿Qué necesitas?

Medio litro de agua.
Una pizca de sal.
Jeringuilla o irrigador nasal.

El remedio

Los lavados nasales de agua con sal son la mejor solución para eliminar el exceso de mucosidad que suele aparecer con el catarro, por lo que pueden convertirse en un buen aliado para aliviar sus síntomas.

Para poner en práctica este remedio, tienes que mezclar en medio litro de agua, preferentemente templada, una pizca de sal y remover para que se disuelva bien.

A continuación, puedes poner el contenido en una jeringuilla grande o en un irrigador nasal si tienes, para impulsar el agua por un orificio de la nariz y dejar que salga por el otro.

Es posible que en esta ocasión veas como sale parte de esa mucosidad junto con el agua, pero puedes sonarte la nariz a continuación suavemente para eliminar mejor los restos de mucosidad que hayan quedado.

Repite a continuación la misma operación con el otro orificio nasal para limpiar bien la nariz.

Puedes repetir esta acción un par de veces al día y notarás en unos días como la mucosidad va desapareciendo.

Si tu nariz está demasiado congestionada, no intentes sonarte para evitar hacerte daño en los oídos. En ese caso, es preferible dejar caer el agua y que arrastre lo que pueda, sin forzar.

3. Remedio con Vahos de Eucalipto para aliviar el Catarro

¿Qué necesitas?

Un puñadito de hojas de eucalipto.
1 litro de agua.
1 toalla.

El remedio

El eucalipto es una planta con propiedades balsámicas y expectorantes, por lo que te ayudarán a aliviar la congestión nasal y el exceso de mucosidad que aparece con el catarro.

Para poner en práctica este remedio, pon a hervir el agua en una cazuela grande, y añade un puñado de hojas de eucalipto, dejándolo hervir unos 1 o 2 minutos.

A continuación, y después de retirar del fuego, tienes que ponerte encima de la cazuela, cubriéndote la cabeza con una toalla para no dejar escapar el vapor y poder aspirarlo, y teniendo mucho cuidado de no quemarte con el vapor.

Puedes repetir la operación un para de veces a diario para notar cómo se van despejando tus senos nasales y va desapareciendo la mucosidad.

Es mucho más efectivo utilizar este remedio que un descongestivo nasal tópico, dado que aunque este último te ayuda a despejar tu nariz, tiene dos inconvenientes, y son, primero, que el efecto suele durar poco, y segundo, que puede producir un efecto rebote. Esto significa que es posible que cada vez necesites una dosis más grande y con mayor frecuencia porque tu organismo se habitúa al producto. Como su duración es corta, puedes entrar en un circulo vicioso ya que cada vez vas a necesitar aplicar más producto del que deberías y puedes generar una congestión por rebote necesitando aplicar más producto de nuevo.

P.D.: ¿Sabías que en nuestro libro “365 Remedios Caseros” puedes encontrar estos y otros remedios para Catarro y otros problemas frecuentes? Consigue ya tu libro y benefíciate de sus más de 350 páginas llenas de remedios naturales para cuidar tu salud y de los que más te importan.

Nuestros remedios naturales para Catarro pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.