8 Estupendas Combinaciones con Cúrcuma y Sándalo para Cuidar tu Piel

misremedios.com

Es posible que no puedas acudir a un salón de belleza con la frecuencia que te gustaría, ya sea porque el bolsillo no llega para esos extras, o porque no encuentras el tiempo necesario para poder ir. Pero no te preocupes, ya que puedes obtener unos buenos resultados desde la comodidad de tu hogar con ingredientes muy naturales como el sándalo y la cúrcuma.

Hoy te traigo 8 combinaciones distintas con estos dos ingredientes naturales que pueden servir para dar solución a distintos problemas de la piel y para conseguir que esté fabulosa.

Libro Remedios Caseros

Cúrcuma y sándalo: una estupenda combinación para cuidar tu piel

Si quieres tener una piel con un estupendo aspecto y cuidarla con ingredientes lo más naturales que sea posible, hoy te traigo estas buenas combinaciones de cúrcuma y sándalo que te aportarán maravillosos beneficios.

Tanto la cúrcuma como el sándalo tienen propiedades antibacterianas y antisépticas, además de combatir los hongos, por lo que su unión puede resultar muy útil para combatir con éxito casos de acné, espinillas y puntos negros. Otra de las ventajas que presenta esta combinación es que puede proporcionar brillo y luminosidad a tu piel, y se puede aplicar a casi todos lo tipos de piel.

Como ambos ingredientes tienen la propiedad de aclarar la piel, te pueden ayudar a eliminar la tonalidad oscura de la piel y hacer que tu piel esté más bonita cada día. Gracias a los antioxidantes que contienen, protegen a tu piel de la acción de los radicales libres retrasando la aparición de arrugas, sobre todo las prematuras, realzando la belleza natural de tu piel y su resplandor.

Si añadimos el hecho que estos productos son fáciles de encontrar en el mercado y no resultan nada caros, creo que merece la pena probar estas combinaciones que te traigo hoy en este artículo y convertir alguna de ellas en un buen aliado para el cuidado habitual de tu piel .

8 Tratamientos Caseros con Cúrcuma y Miel

Seguro que entre alguna de ellas encuentras la que mejor se adapte a tu tipo de piel y puedes incluirla en tu rutina de cuidado habitual. No te las pierdas porque te van a sorprender.

1. Mascarilla de sándalo, cúrcuma, limón y agua de rosas para controlar el exceso de grasa en la piel

Algunas personas tienen un exceso de grasa en su piel que les puede acarrear algunos problemas ya que los poros se pueden obstruir con la producción excesiva de sebo.

El sándalo en polvo te puede ayudar a controlar la producción excesiva de grasa, al mismo tiempo que el limón reforzará esta acción gracias a sus propiedades astringentes.

En esta ocasión, puedes optar por esta maravillosa combinación para la piel grasa en la que necesitarás una cucharada de sándalo en polvo, media cucharadita de cúrcuma en polvo, el zumo de medio limón y una cucharada o dos cucharadas de agua de rosas.

Mezcla todos los ingredientes bien hasta que obtengas una pasta homogénea y aplica sobre la piel limpia y seca evitando el contorno de ojos y de los labios. Deja actuar durante entre 15 y 20 minutos y retira después con agua templada. Esta mascarilla te ayudará a limpiar tu piel de forma intensa. Utiliza esta mascarilla dos veces por semana y notarás cómo se va controlando el exceso de grasa.

2. Cúrcuma, sándalo, y leche para la piel muy seca

Las personas que tienen la piel seca suelen quejarse porque su piel se ve sin brillo o demasiado mate y piensan que no es todo lo atractiva que podría ser.

La falta de humedad en la piel puede ser producir una sensibilidad a los cambios de temperatura y además, la piel puede estar demasiado tirante y llegar a cuartearse en los días de frío invierno. Durante los días más secos del invierno es cuando más se suele notar esta incomodidad.

Si tu piel es de este tipo, tienes que evitar el agua demasiado caliente, incluso en invierno, así como el uso de jabones que puedan resecar más tu piel. Utiliza siempre crema o loción después de limpiarla o lavarla con agua.

Con esta combinación de sándalo, cúrcuma y leche, podrás devolverle la hidratación que tu piel necesita. En esta ocasión vas a necesitar dos cucharadas de cúrcuma en polvo, una cucharada de sándalo en polvo, dos cucharadas de leche en polvo y un poco de leche. Mezcla todo bien con la ayuda de una batidora y aplícala sobre tu piel, incluso por la del cuerpo preparando más cantidad si lo ves necesario.

Puedes aplicar este remedio sobre la piel de tu cara y/o cuerpo cada dos días y en pocas semanas notarás la diferencia.

3. Cúrcuma, sándalo y neem para controlar el acné

Tanto el sándalo como la cúrcuma tienen propiedades antisépticas que te ayudarán a combatir la infección que puede aparecer con el acné.

Para esta preparación, necesitas mezclar sándalo en polvo y cúrcuma en la misma cantidad, además de 5 o 6 hojas frescas de neem. Primero, machaca las hojas en un mortero y después añade el sándalo y la cúrcuma en polvo a las hojas mezclando todo en un cuenco. Añade unas cucharadas de agua para que puedas ponerla sobre el rostro o sobre la zona afectada y masajearla suavemente unos diez minutos. Retira después con abundante agua tibia.

Puedes repetir esta acción a diario y en poco tiempo notarás la diferencia.

4. Cúrcuma , sándalo, albahaca y yogur para aclarar la piel

Para aclarar la piel y dejarla resplandeciente, puedes probar con esta combinación que te ayudará a eliminar el tono oscuro del bronceado que pueda quedarte y devolverle a tu piel su resplandor natural, dado que los cuatro ingredientes que vas a utilizar en esta ocasión, te ayudarán a aclarar el tono de tu piel.

En este caso, vas a necesitar una cucharadita de cúrcuma en polvo, una cucharadita de sándalo en polvo, dos o tres hojas de albahaca fresca y media taza de yogur natural.

Pon todo en la batidora hasta que obtengas una mezcla homogénea. Aplica después sobre la piel de tu rostro y deja actuar la mezcla durante unos 10 o 15 minutos. Pasado este tiempo, retira con abundante agua tibia. En pocos días, notarás la diferencia.

5. Sándalo, cúrcuma, naranja, zanahoria y miel para devolver el brillo a tu piel

Tanto el sándalo como la cúrcuma tienen propiedades que te ayudarán a restablecer el brillo de tu piel y hacer que luzca resplandeciente. Además, la piel de naranja, el zumo de zanahoria y la miel te ayudarán a obtener una mezcla que intensificará estas propiedades y te encantará utilizar.

Para preparar esta combinación, vas a necesitar la misma cantidad de sándalo y de cúrcuma, el zumo de una zanahoria, un trozo de cáscara de naranja remojado en leche y un poco de miel. Primero, pon en remojo la cáscara de naranja en un poco de leche para que se ablande hasta que la puedas triturar con la ayuda de un tenedor en un cuenco. Extrae el jugo de una zanahoria con la ayuda de una licuadora y añade a la cáscara de naranja. Ahora es cuando tienes que incorporar la cúrcuma y el sándalo en polvo en la misma cantidad. Añade hasta que veas que queda una pasta más o menos consistente. Pon ahora una cucharadita de miel y sigue moviendo para que se integre todo bien. Si ves que la mezcla queda demasiado espesa, puedes añadir un poco de agua.

Puedes aplicarte esta mezcla sobre la piel de tu rostro y también de tu cuerpo, y deja secar la mezcla completamente. Cuando la mezcla ya esté seca, puedes retirar con agua tibia. Si la utilizas a diario, verás cómo mejora la apariencia de tu piel además de recuperar el brillo natural que a veces se pierde como consecuencia del abuso de jabones demasiados agresivos con la epidermis.

6. Sándalo y Cúrcuma para exfoliar tu piel

Tanto el sándalo como la cúrcuma constituyen una excelente combinación para exfoliar tu piel, y esto se ve intensificado con las buenas propiedades del arroz molido que también vas a incorporar en este caso.

Para este remedio, y dependiendo de tu tipo de piel, vas a añadir para integrar todo un poco de leche, si tu piel es seca, o yogur si tu piel es grasa.

Pon en un cuenco la misma cantidad de sándalo, cúrcuma y arroz molido y añade unas cucharadas de leche (si vas a preparar la exfoliante para una piel seca), o unas cucharadas de yogur (si vas a preparar la mezcla para una piel grasa). Remueve bien los ingredientes hasta que obtengas una mezcla más o menos homogénea que puedas extender y masajear cómodamente por tu piel.

Aplica a continuación la mezcla por la piel de tu cuerpo con suaves movimientos circulares, para exfoliar bien tu piel. A continuación, retira los restos con abundante agua tibia. Puedes repetir esta acción una vez por semana y notarás cómo tu piel queda más limpia, renovada y libre de células muertas, por lo que respirará mejor y estará más receptiva para recibir otros tratamientos que realcen su belleza.

7. Sándalo, cúrcuma, yogur, miel, naranja y vitamina E para reducir las marcas de acné

La combinación de sándalo y cúrcuma es estupenda para reducir las marcas antiguas de acné en tu piel.

Para preparar esta mezcla, necesitas media taza de yogur natural, una cucharadita de cúrcuma, una cucharadita de sándalo en polvo, una cucharada de miel, cinco o seis cucharadas de zumo de naranja y una cucharadita de aceite de almendras puro rico en vitamina E. Pon todos los ingredientes en un cuenco y mezcla bien hasta obtener una mezcla homogénea, que debes extender sobre la piel de tu rostro limpia y seca, y deja actuar la mezcla durante 5 o 6 minutos antes de aclararte con abundante agua fresca. Puedes repetir la acción dos veces al día y en poco tiempo notarás los resultados. Si te sobra algo de la mezcla, puedes guardar en un bote hermético en el refrigerador.

8. Cúrcuma, sándalo, leche y miel para limpiar tu piel a diario

Aunque utilices un jabón de una marca reconocida para limpiarte la cara a diario, a la larga, puede resecar y perjudicar la piel de tu rostro. Dado que debido a la contaminación del aire, se hace necesario limpiar la piel a diario, puedes hacerte tu propia crema limpiadora con ingredientes naturales que cuidarán y mimarán tu piel.

Para preparar esta limpiadora, vas a necesitar una cucharada de sándalo, media cucharadita de cúrcuma, una cucharada de miel, media taza de leche y una cucharada de tierra de batán. Si quieres añadir un poco de aroma a esta loción limpiadora, puedes añadir dos gotas de aceite de sándalo. Pon todos los ingredientes en un cuenco y mezcla bien para que quede todo perfectamente integrado.

Esta combinación es excelente para limpiar tu piel a diario, y para ello, extiende una pequeña cantidad por la piel de tu rostro y extiende realizando un suave masaje durante un par de minutos. A continuación, aclara bien con agua tibia para retirar cualquier resto.

¿Te ha gustado?

Estas combinaciones con sándalo y cúrcuma te ayudarán a cuidar tu piel, y seguro que entre estas opciones que te he dado hoy encuentras alguna que se adapte a tu tipo de piel. ¡Anímate a probarlas!