10 Remedios Naturales para Combatir las Escaras o Úlceras por Presión

misremedios.com

Las escaras son úlceras que aparecen a causa de una presión o fricción constante sobre la piel. Suelen aparecer normalmente en personas que pasan periodos prolongados en una misma posición a causa de alguna lesión o enfermedad.

Existen muchos remedios naturales y consejos que puedes seguir tanto para prevenir la aparición de escaras como para promover la curación en el caso de que hayan aparecido. ¡Enseguida te los contamos en este artículo!

¿Qué son las Escaras?

Una escara, también conocida como úlcera por presión, úlcera de decúbito o llaga de cama, es una herida que aparece normalmente en personas que deben estar en una cama o una silla de ruedas.

Las escaras se producen generalmente por acostarse o sentarse en una posición determinada durante períodos prolongados. También pueden producirse a causa del uso de ropa sucia o la misma ropa interior durante largos períodos. Las personas que tienen dificultades para moverse debido a una mala salud, debilidad, parálisis, sedación o coma corren un mayor riesgo de desarrollar úlceras por presión.

Las escaras suelen aparecer a menudo en las nalgas, los omóplatos, la piel a lo largo de la columna vertebral, la parte posterior de los brazos y las piernas, la parte posterior de la cabeza, la parte inferior de la espalda, los talones, los tobillos y la piel detrás de las rodillas.

Los síntomas comunes de las úlceras por presión incluyen decoloración de la piel, dolor, picazón, supuración o lesiones en la piel. Si no se controlan a tiempo, pueden provocar ulceración con una herida profunda e incluso desarrollar signos de infección como pus.

Las causas más frecuentes d Libro Remedios Caseros e la aparición de escaras son:

  • Presión o fricción excesiva en la piel
  • Piel frágil debido a la edad
  • Diabetes
  • Pérdida de sensibilidad en algunas partes del cuerpo
  • Pérdida de peso durante enfermedades prolongadas
  • Nutrición deficiente
  • Deshidratación
  • Piel muy seca
  • Consumo excesivo de tabaco

10 Remedios Naturales para Combatir las Escaras

Puedes usar algunos remedios naturales tanto para minimizar la incomodidad que provocan como para acelerar su curación. Sin embargo, es imprescindible que las escaras tengan una higiene muy estricta para promover la cicatrización de las úlceras y reducir el riesgo de infección. Por eso se recomienda encarecidamente acudir a un médico para que las úlceras tengan una supervisión adecuada.

1. Cambiar de Posición

Cambiar la posición tu cuerpo de vez en cuando reducirá el estrés y la presión sobre la piel, que puede irritar las llagas existentes. Esto también reducirá el riesgo de desarrollar nuevas llagas.

Si la persona afectada por las escaras tiene suficiente fuerza en la parte superior del cuerpo, puede cambiar de posición cada pocas horas usando un dispositivo como una barra trapezoidal. Si está en una silla de ruedas, será importante que intente alternar la descarga de peso cada 30 minutos.

Si, en cambio, no puede moverse en absoluto, los cuidadores deberán usar una sábana para ayudar a levantarlo y reposicionarlo para reducir el riesgo de fricción y presión, cada 2 a 3 horas.

2. Agua Salina

Para ayudar a que las úlceras por presión sanen más rápido, limpia las llagas con agua salina. Las úlceras que no se limpian adecuadamente son más propensas a las infecciones y la inflamación. El agua salina reducirá la supuración y también eliminará la piel muerta.

Para preparar este remedio, mezcla 2 cucharaditas de sal en una taza de agua. Hiérvela y luego dejar que se enfríe. Usa esta solución para limpiar el área afectada por las escaras.
Deja que el área se seque completamente y luego cúbrela con un vendaje. Repite este proceso un par de veces al día.

3. Cúrcuma

La cúrcuma acelera el proceso de curación de las úlceras por presión. También tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antioxidantes que ayudan a su cuerpo a aliviar el dolor y combatir las infecciones.

Limpia la zona afectada con agua estéril o una solución salina. Aplica cúrcuma en polvo hasta cubrir por completo la úlcera y después aplica un vendaje limpio. Repite este proceso 3 veces al día para acelerar la curación de las escaras.

También puedes tomar leche tibia con una cucharada de cúrcuma en polvo, 2 veces al día.

4. Miel

La miel tiene propiedades antisépticas naturales y calmantes. Puede proporcionar alivio del dolor, reducir la picazón y promover la curación de las llagas. La miel también puede reducir el riesgo de infección.

Mezcla miel y azúcar a partes iguales y aplica esta mezcla sobre las escaras. Después cubre la zona con un vendaje limpio. Repite este tratamiento una vez al día.

5. Aloe Vera

El aloe vera se puede usar para controlar la infección de las escaras. Gracias a sus propiedades curativas y suavizantes también puede ayudar a promover su curación. Además, mantiene la piel afectada hidratada, lo que garantiza una recuperación rápida.

Corta una hoja de aloe vera de manera longitudinal y extrae el gel de su interior ayudándote con una cuchara. Aplica este gel sobre la zona afectada y frota suavemente en cínrculos durante unos minutos. Deja que actúe y, cuando se seque, límpialo con un paño húmedo. Puedes repetir este proceso 3 veces al día.

También puedes usar gel, crema o ungüento de aloe vera para ayudar a promover la curación de las escaras.

6. Aceite de coco

El aceite de coco es rico en ácidos grasos, por lo que mantendrá tu piel sana, hidratada y la protegerá del daño causado por la presión constante. El aceite de coco te ayudará no solo a curar las escaras sino también a evitar que aparezcan más. Además, masajearlo en el cuerpo mejorará la circulación sanguínea.

Para prevenir la aparición de escaras, unta un poco de aceite de coco tibio sobre las extremidades y la espalda, que son las zonas más propensas a la aparición de úlceras por presión. Masajea suavemente la zona hasta que el aceite penetre profundamente en la piel. Puedes aplicarlo 3 o 4 veces al día.

Si aplicas aceite de coco sobre las propias escaras para promover su curación, será importante que no apliques presión sobre ellas.

Si no tienes aceite de coco puedes usar aceite de oliva, de mostaza o cualquier otro aceite de masaje natural.

7. Sello de oro

El sello de oro es una hierba que proporciona un efecto calmante sobre las escaras, ayudando a reducir el dolor y la inflamación. Además, sus propiedades antisépticas también contribuyen a prevenir infecciones.

Agrega una cucharadita de sello de oro en polvo en una taza de agua caliente. Deja esta infusión reposar durante 5 minutos, cuélala y dejar que se enfríe. Después empapa bien una gasa con esta infusión y úsala para limpiar las heridas 2 veces al día.

Alternativamente, también puedes mezclar 1 cucharadita de sello de oro en polvo con un poco de aceite de oliva o de coco hasta crear una pasta. Aplica esta pasta sobre las escaras y déjala actuar durante 15 minutos. Después enjuaga la zona con agua tibia y deja que se seque bien. Puedes repetir este proceso 2 o 3 veces al día.

8. Consuelda

Tanto la raíz como las hojas de la consuelda son ricas en propiedades medicinales que pueden ayudar en la regeneración de los tejidos. La consuleda también puede reducir el dolor y la inflamación de las escaras.

Mezcla una cucharada de consuelda en polvo con un poco de agua para hacer una pasta. Aplica esta pasta sobre las escaras, cúbrelas con un vendaje y déjala actuar toda la noche.
A la mañana siguiente, limpia la zona con agua salina. Repite el proceso diariamente.

9. Vitamina C

Como la vitamina C es necesaria para la salud de la piel y los vasos sanguíneos, a menudo se recomienda para aquellos que sufren de escaras. Además, es un poderoso antioxidante con propiedades antiinflamatorias, que ayuda a sanar la piel rápidamente y previene daños a los tejidos.

Por eso será importante que incluyas alimentos ricos en vitamina C en tu dieta como las frutas cítricas, los frutos rojos, la papaya, los pimientos, las coles de bruselas o el brócoli.

También puedes tomar 1 cucharadita de polvo de grosella espinosa india, también conocida como polvo de amla, con agua tibia todas las mañanas con el estómago vacío.

Consulta a tu médico para que considere la necesidad o no de consumir suplementos de vitamina C. Nunca tomes suplementos alimentarios sin la supervisión de un médico.

10. Zinc

El zinc es un mineral esencial que apoya al sistema inmune y promueve la cicatrización de heridas mediante la reparación de los tejidos dañados de la piel. También es esencial para el crecimiento y la regeneración celular. Por eso tomar una cantidad adecuada de zinc te ayudará a prevenir las infecciones y el deterioro de las escaras.

Incluye en tu dieta alimentos ricos en de zinc como ostras, germen de trigo, espinacas, calabaza, nueces y setas.

Consulta a tu médico para que considere la necesidad o no de consumir suplementos de zinc. Nunca tomes suplementos alimentarios sin la supervisión de un médico.

14 Consejos para Evitar la Aparición de las Escaras

Ahora que hemos visto algunos remedios para combatir las escaras también será interesante conocer algunos consejos más para evitar su aparición:

  1. Pídele a alguien que inspeccione tu piel a diario, especialmente alrededor de áreas óseas como la columna vertebral, la parte inferior de la espalda, las caderas, los codos y las rodillas.
  2. Mantén la piel limpia y seca. Una higiene estricta será importante tanto para evitar la aparición de escaras como para promover la curación de las ya existentes y evitar su infección.
  3. Asegúrate de que hay un buen drenaje de heridas, orina y heces.
  4. Limita la exposición a un clima seco y frío, ya que la piel seca se daña con mayor facilidad.
  5. Incluso si debes permanecer en la cama o en una silla de ruedas, intenta incluir algunos ejercicios en tu rutina diaria. Consulta a un médico o experto para que te recomiende ejercicios que puedas realizar según sus capacidades.
  6. Evita la ropa ajustada, ropa con costuras gruesas y ropa interior de nylon.
  7. Evita por completo el tabaco, ya que puede resecar la piel y reducir el suministro de sangre a la piel.
  8. Usa algún tipo de amortiguación en el área ósea para promover la curación de las escaras.
  9. Duerme sobre un colchón blando y suave o un colchón de aire.
  10. Para reducir la presión sobre las áreas afectadas usa almohadas, cojines blandos, piel de oveja o mantas.
  11. Si usas una silla de ruedas, usa un cojín que se ajuste bien a tu cuerpo.
  12. Siempre mantén la piel seca porque la humedad puede empeorar la condición de la piel.
  13. Come alimentos ricos en proteínas para ayudar a desarrollar los músculos y fortalecer el cuerpo.
  14. También es extremadamente importante beber una cantidad adecuada de agua para mantener la piel hidratada.
  15. Y por último, si pese a todos los esfuerzos acaba apareciendo alguna úlcera, será muy importante que un médico evalúe la gravedad de la lesión, por si necesita algún tratamiento específico.